La llegada de las bajas temperaturas es ya una realidad. Se nota en las calles y sobre todo en los hogares, donde el frío recorre cada una de las habitaciones. Sin embargo, son muchas las personas que se resisten a poner la calefacción. Quizá porque todavía no es invierno, podrán justificar algunos. Aunque también para ahorrar, que es casi la opción más acertada. Pero, llega un momento en el que las mantas ya no son suficiente para entrar en calor. Es hora de aclimatar el hogar para el invierno y hasta para esto, existen trucos low cost. Uno de ellos es la combinación de la calefacción con un ventilador en modo invierno. Una técnica que puede suponer un ahorro en calefacción de hasta un 30%. Y, ¿cómo se consigue?

Por lo general, la temperatura media en interiores durante los meses de invierno es de 21º C. No siempre es fácil conseguirlo sin caer en el exceso. Para lograrlo lo mejor es encontrar un equilibrio entre una fuente de calor y la distribución del mismo. En este caso la respuesta son los ventiladores de techo. ¿Cómo funciona? De manera sencilla, se trata de colocar el ventilador de techo en modo invierno para que el calor baje y podamos aprovecharlo para la climatización. Ya que el aire caliente tiende a acumularse en las zonas altas, con el movimiento de las aspas invertido lograremos redistribuirlo en la estancia. El resultado será inmediato mejorando así la sensación de confort.

Más allá de la distribución del calor, los ventiladores de techo son también un gran elemento para ahorrar espacio. Una manera de dejar de lado las estufas y los radiadores que en muchas ocasiones corremos peligro de dejar encendidos al irnos a dormir o al salir de la vivienda.

 

Ahorra más energía con un ventilador con motor DC

El tipo de ventilador y su motor también influye en el ahorro de energía. De hecho, no es lo mismo utilizar un motor AC que un DC. Estos últimos nos ayudarán a consumir todavía menos energía. 

“Tengamos el ventilador que tengamos reduciremos el gasto en calefacción si usamos su modo invierno, no obstante, un ventilador de techo DC consume hasta un 60% menos de energía que los clásicos AC. Además, ganaremos también en silencio”, afirma Antonio Viñuela, Director comercial en S