Si recordáis vuestro periodo universitario con nostalgia, preparaos para ver los detalles del piso para estudiantes que el estudio Coblonal ha diseñado en el barrio barcelonés de Gracia. Un proyecto de reforma de una vieja finca de 390 metros cuadrados distribuidos en cuatro plantas y que ha sido diseñado con tres condicionantes: conseguir una estética juvenil y natural, conteniendo los costes de producción y facilitando espacios de intimidad, pero también potenciando zonas sociales y comunes para compartir.

El resultado es una vivienda habilitada para un total de ocho estudiantes, cada uno de los cuales cuenta con una habitación funcional con baño en suite, así como amplias zonas sociales que fomentan la interrelación.

Salta a la vista la estética juvenil y natural que ha perseguido el estudio y que ha sabido plasmar notablemente con las numerosas paredes de obra vista que aprovechan los pavimentos originales, además del mobiliario con madera de pino hecho a medida para el almacenamiento, las camas y los escritorios de las habitaciones y las zonas comunes. “De este modo, pudimos distribuir y maximizar el espacio disponible sin tener que ceñirse a los tamaños de mobiliario de compra” explica Joan Llongueras, arquitecto – técnico interiorista y socio fundador de Coblonal.

La larga mesa de madera
1/7

La larga mesa de madera

En una sala polivalente donde comer juntos, compartir estudio o disfrutar de juegos de mesa.

Cocina abierta
2/7

Cocina abierta

La amplia cocina, cuyo mobiliario está realizado con madera de pino natural, cuenta con una isla cuya altura permite dividir el espacio sin cerrarlo a la zona de comedor. Es una cocina singular, pues cuenta con fregadero, nevera, lavavajillas, horno y microondas por duplicado. También con armarios de despensa diferenciados.

Zonas comunes
3/7

Zonas comunes

Distintos espacios para charlar o tomar un café, en la terraza o a cubierto.

Pavimentos originales
4/7

Pavimentos originales

Muchas de las paredes cuentan con obra vista. Las habitaciones, con baño propio, también disponen de sala de estudio.

Techos con volta catalana
5/7

Techos con volta catalana

Los techos se han dejado en su original “volta catalana”, en algunos espacios como en la zona de comedor, se han pintado en blanco para generar mayor luminosidad, en otros se ha optado por mostrarlos en su estado natural.

Mobiliario de madera, pared de blanco
6/7

Mobiliario de madera, pared de blanco

Un diseño interior neutro, de estética juvenil y natural, que se adaptara a un amplio espectro de residentes.

Comunicación entre las cuatro plantas
7/7

Comunicación entre las cuatro plantas