El corte clásico cubre ya las paredes de un gran ático en Barcelona. Cuenta con dos niveles, 500 m2 interiores y 250 m2 repartidos en 3 generosas terrazas. El proyecto corresponde al estudio de interiorismo Egue y Seta, quienes han utilizado distintas soluciones decorativas con molduras Orac Decor, que han contribuido enormemente a conseguir un distinguido corte clásico en cada una de las estancias.

“Un espacio que permite reconciliar el confort, el hedonismo y las dimensiones del standard americano con un nivel de detalle y estilismo europeo: clásico y a la vez contemporáneo, sofisticado y ecléctico; a veces colonial y masculino, a ratos femenino y provenzal” apuntan desde Egue y Seta.

Las cornisas se usan como cortinero y para esconder iluminación

En los diversos espacios de esta vivienda, las cortinas tamizan la luz y nacen del techo con una caída muy natural. De tal modo, se han utilizado como cortinero las cornisas multifuncionales Orac Decor, en las que se ha integrado iluminación indirecta desde el techo, además de ser el escondite ideal de los rieles de las cortinas.

En el dormitorio, gracias a  la suavidad y delicadeza de los tonos grises y blancos, que predominan en el mobiliario, en las paredes y en los textiles, fluye una sugerente armonía. Las molduras de Orac Decor ensalzan la nobleza del espacio, sus perfiles de patrones rectilíneos visten las paredes de manera refinada.

La sensación de amplitud se ha potenciado pintando perfiles y zócalos en gris a un tercio de la altura total de las paredes y dejando el resto en blanco. Este recurso contribuye a hacer el dormitorio más acogedor y a conseguir ese estilo clásico y contemporáneo a la vez.

Habitación infantil: combinación de papel pintado con molduras

Las paredes decoradas con papel pintado ganan en estilo al combinarlas con molduras Orac Decor y son una tendencia decorativa que abarca miles de posibilidades. En el dormitorio infantil, se han pintado las molduras en gris, colocadas a un tercio de la pared para dar mayor sensación de altura, en combinación con un papel pintado blanco con topos en rosa. Sobre el papel pintado se han colocado perfiles grises en forma rectangular. Una delicada estética clásica infantil de corte elegante.

Para pasar de la luminosidad de una estancia diurna a una zona de relajación más oscura se han fundido a negro las molduras. Sin necesidad de puertas y con un pavimento de madera continuo, el ambiente al traspasar la estancia es una atmósfera mucho más intimista, que invita a relajarse tomando una copa o un café. Es lo que denominan: la transición en blanco y negro para diferenciar espacios.

La lujosa elegancia palaciega de las paredes con molduras

Entre los objetos que acompañan la estancia, destacan la sillería estilo Luis XVI, lámparas de araña, textiles en gris, pavimento de madera… una elegancia palaciega que se complementa con la elegancia clásica de las molduras de formas rectangulares en las paredes.

“Desde Orac Decor hemos reinventado y superado las molduras mediante materiales más resistentes y más fáciles de colocar” explica  Víctor Valentín, director de Orac Decor España “De una manera sencilla se puede despertar la curiosidad en espacios residenciales tan sumamente elegantes como el que han creado los amigos de Egue y Seta”.

La luz natural cubre el salón
1/5

La luz natural cubre el salón

En los diversos espacios de esta vivienda, las cortinas tamizan la luz y nacen del techo con una caída muy natural.

Un dormitorio en armonía
2/5

Un dormitorio en armonía

La suavidad y delicadeza de los tonos grises y blancos que predominan en el mobiliario del dormitorio, en las paredes y en los textiles ayuda a generar una verdadera sensanción de armonía.

Una delicada estética clásica infantil de corte elegante
3/5

Una delicada estética clásica infantil de corte elegante

En el dormitorio infantil se han pintado las molduras en gris, colocadas a un tercio de la pared, para dar mayor sensación de altura.

Una atmósfera intimista
4/5

Una atmósfera intimista

Sin necesidad de puertas y con un pavimento de madera continuo, el ambiente al traspasar la estancia es una atmósfera mucho más intimista, que invita a relajarse tomando una copa o un café.

Elegancia palaciega
5/5

Elegancia palaciega

La elegancia palaciega se observa a través de la sillería estilo Luis XVI, las lámparas de araña, los textiles en gris o el pavimento de madera que acompañan el espacio