El estudio de arquitectura interior Ingrid Matheu da vida a este dúplex marcado por la calidez y la naturalidad. A través de una reforma integral, el trabajo de interiorismo ha consistido en reflejar el estilo de vida contemporáneo de la familia que lo habita, principalmente a través de una cuidada selección de materiales. De hecho, para facilitar al máximo el día a día, se ha priorizado la funcionalidad de los espacios mediante el diseño de mobiliario a medida. 

La vivienda, ubicada en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), cuenta con dos plantas que han permitido zonificar día y noche. De esta manera se han podido diferenciar los espacios de una manera armoniosa que no excluye los elementos, si no que los integra en un todo.

Solo tenemos que fijarnos en la primera planta, que se ha destinado a la zona de día aportando un toque de calidez al conjunto. En ella, la mayor parte del espacio está dedicado a la cocina, con su zona de comedor y su barra alta, y al salón, confortable y acogedor.

Otro de los puntos característicos de esta reforma es su capacidad para aprovechar la luz natural al máximo. El resultado es un espacio totalmente abierto, de tal modo que la cocina se integra en el salón y la entrada. Además, el suelo de madera de roble, que domina toda la estancia, contribuye a potenciar este efecto integrador.

Interior dúplex

Este tipo de material noble, la madera natural de roble, es una constante en toda la vivienda, utilizada también en los muebles diseñados a medida por el propio estudio y de carpintería de autor.

Si continuamos viajando a través del interior de esta vivienda, nos topamos con la planta superior del dúplex. En ella se encuentra la zona de descanso de la familia, es decir, la dedicada a la noche. 

El color azul turquesa se ha escogido porque genera “alegría y templanza, desde la cocina, hasta los baños” explica Ingrid Matheu.

Por ejemplo, para aumentar este efecto de confort, la suite principal se convierte en un oasis en blanco. El cabecero se ha realizado a medida en roble y cuenta con dos hornacinas que hacen las veces de mesita de noche.

En definitiva, un proyecto que demuestra personalidad, calidez, alma, un espacio donde vivir creado a medida por Indrid Matheu. ¿Quieres conocerlo más a fondo? Te acercamos a su interior a través de una selección de imágenes que te reconectarán con una estética que escapa de las tendencias.

La suite principal
1/4

La suite principal

Nos encontramos ante la suite principal de la vivienda: un verdadero oasis en blanco. En ella, una de las paredes se ha revestido con un alegre y floral papel pintado en azul turquesa de la colección "Van Gogh" de BN Wallcoverings. Completan el conjunto una mesa y silla muy funcionales para las horas necesarias de teletrabajo. 

Baño en un brillante azul turquesa
2/4

Baño en un brillante azul turquesa

Así es el baño de la suite, con un estilo y expresión propio que denota diferencia. La forma de las baldosas biseladas, en un brillante azul turquesa, son un tributo a las estaciones de metro de Londres.

“Nuestra intención es reflejar el alma de nuestros clientes a través del proyecto de interiorismo, creando un espacio donde a través de nuestro trabajo, puedan viajar a través de sus recuerdos”, explica la interiorista Ingrid Matheu.

Habitación infantil
3/4

Habitación infantil

La habitación de los pequeños de la casa es un gran refugio que propone momentos para jugar, para descansar, incluso para invitar a amigos a dormir. El techo se ha revestido en láminas azules creando diferentes pendientes, lo que da mayor sensación de amplitud y profundidad.

La versatilidad de este espacio permite adaptarlo a medida que los niños vayan creciendo y necesiten cambiar las áreas hoy destinadas a juegos por otras áreas para el estudio.

Luz natural
4/4

Luz natural

El aprovechamiento de la luz natural es uno de los puntos clave de esta reforma. A través de una arquitectura totalmente abierta, la vivienda acoge la luz que entra del exterior e ilumina cada rincón de la casa. Los espacios se resuelven así de manera armónica y cálida.