El frío ha entrado de lleno en nuestras casas y además de encender el fuego de la chimenea o la calefacción, nuestro hogar, y en concreto nuestro dormitorio, pide a gritos acondicionarlo para estas bajas temperaturas. No se trata de poner el nórdico y olvidarnos, este espacio de la casa es nuestro remanso de paz, nuestro santuario y, como tal, merece un cambio de look.

El principal error que cometemos a la hora de poner a punto nuestra cama para el frío es que nos centramos solo en la ropa de cama: cambio de sábanas, cambio de colcha y, en algunos casos, nuevo colchón y almohadas. Pero, ¿qué pasa con el resto de elementos del dormitorio?

Camas para el frío

Foto: Deleite Design

Al igual que dedicamos un día al cambio de armario cuando llega una nueva estación, ¿por qué no hacemos lo mismo con nuestro dormitorio? Hay textiles y materiales que aportan calidez a los espacios, y algunos, han sido diseñados en exclusiva para el dormitorio. Está demostrado que algunos materiales y tejidos favorecen el descanso y nos hacen sentirnos entre algodones.

Las tendencias también juegan un papel clave en la puesta a punto de nuestro dormitorio para el invierno. Llega un momento que nuestro cabecero ya no cubre nuestras necesidades, que las mesillas han quedado obsoletas o de repente, nos apetece añadir una alfombra para proteger nuestros pies del frio.

Teniendo en cuenta las última novedades en decoración para dormitorios y las claves para adaptar nuestra cama para el otoño-invierno, estas son los 10 tips para actualizar nuestro dormitorio para el frio:

Colores cálidos
1/10

Colores cálidos

El otoño e invierno están asociados a tonos cálidos, colores tostados y estampados delicados. Este año no nos alejamos de esta gama cromática, destacando un color por encima del resto: el terracota. Un tono versátil y combinable con la mayoría de colores y estampados.

Lo podemos ver no solo en la ropa de cama, también en el tapizado del cabecero o en algunos elementos decorativos como tapices, alfombras o cuadros.

Fotos: Bed threads / Elisah Jacobs/InteriorJunkie.com

Cabeceros mulliditos
2/10

Cabeceros mulliditos

Esta temporada, los cabeceros tapizados acolchados son los reyes indiscutibles de los dormitorios más trendy. Los tradicionales diseños de capitoné, dan paso a versiones más modernas con líneas verticales y horizontales, formas más actuales y colores más vibrantes.

Otra de las propuestas más actuales son los cabeceros creados con cojines. Son una solución económica, funcional y súper original.

Fotos: Blaž Gutma / Loka Design

Camas naturales
3/10

Camas naturales

Los amantes del diseño más discreto y minimalista apuestan por camas vestidas en colores neutros, sin estampados. Combinados con materiales como la madera, la caña o el cannage, añaden algunas texturas para aportar personalidad a los espacios a través de alfombras de fibras naturales o cojines y mantas con superposición de tejidos.

Fotos: Nordic knots / Nicole Franzen

Plaids o mantas gruesas
4/10

Plaids o mantas gruesas

Cualquier dormitorio que quiera estar listo para el frío debe tener una manta mullida a los pies de la cama. Cuanto más suave y gruesa, mayor será el confort que proporcione.

Apuesta por los plaids de lana gruesa y suave. Te acompañará durante muchos inviernos.

Fotos: Peri Peris / Anthropologie

Cojines de terciopelo
5/10

Cojines de terciopelo

Si hay un tejido que está arrasando en el diseño de cojines para el dormitorio es sin lugar a dudas el terciopelo. Suave, cálido, resiste y tremendamente versátil. Este textil, que nunca ha desaparecido del hogar, aparece ahora en forma de cojines en llamativos colores lisos que se mezclados con otros diseños estampados, crean composiciones súper chic.

Fotos: Kristin Laing / Anthropologie

Siempre nórdico
6/10

Siempre nórdico

Desde que el edredón nórdico entró en nuestras vidas no concebimos la vida sin él. Nuestros sueños están a mejor recaudado que nunca desde que este edredón relleno de plumas apareciera en nuestros dormitorios y nos abrazara.

Atrévete a jugar con las fundas del nórdico: si tu funda es de un color liso, métele algún cojín estampado que contenga el color de base. En cambio, si prefieres las fundas estampadas, los cojines en tonos lisos serán tus mejores aliados.

Fotos: Molly Culver / Armelle Habib

El cannage
7/10

El cannage

Además de ser uno de los materiales estrella de las últimas temporadas para la creación de mobiliario, es un elemento que aporta calidez a cualquier espacio de la casa, incluido el dormitorio. Los muebles de cannage son ligeros, elegantes y funcionan muy bien con cualquier estilo decorativo.

Fotos: Stephan Juliard / AARON BENGOCHEA

Cabeceros mostaza
8/10

Cabeceros mostaza

Si antes hablábamos de los cabeceros tapizados, en esta ocasión nos centramos en el color que está marcando tendencia en los tejidos de este tipo de mueble. El mostaza es el color más demandado esta temporada para crear cabeceros tapizados elegantes y ultra cómodos.

Los tejidos estrella son el terciopelo, el algodón, el lino y ahora también, el paño con efecto borrego.

Fotos: Joseline Sconce / The The Valley Hotel

Alfombras a pie de cama
9/10

Alfombras a pie de cama

Las alfombras son el complemento perfecto para aportar calidez a nuestro dormitorio desde el suelo. Desde las cómodas alfombras lavables de algodón, pasando por los diseños más modernos de vinilo o las más tradicionales. Levantarse y pisar una cálida alfombra, no tiene precio.

Fotos: KIP & CO / Sancal

Combinar textiles
10/10

Combinar textiles

En concreto, la combinación de tejidos lisos con otros con textura, son un acierto seguro para vestir nuestra cama. Selecciona algunos cojines con bordados, trenzados o de pelo y mézclalos teniendo en cuenta los colores, con modelos en tejidos y colores lisos.

También juega combinando los cojines lisos con estampados. Es la parte más divertida de la decoración.

Fotos: Pufik homes / Jeweled interiors

¿Tienes tu dormitorio listo para el frío?