Cuando nos imaginamos (o vemos en persona) un mueble antiguo o vintage, y reformado, nos viene a la cabeza la imagen de alguien en un taller de esos industriales, un garaje o un jardín, con lijadora, pintura, una mesa de trabajo XXL, taladro, sierra, barniz... Un poco caos y no siempre fácil. Pero ojo, porque renovar un mueble no tiene que ser algo complicado, ¡sino todo lo contrario! Hay ideas muy simples y que dan mucho resultado. A veces basta con lijar y dar una capa nueva de pintura, cambiar unos pomos... ¡y mueble nuevo!

Pero hoy venimos a hablar de algo aún más sencillo y además, súper veraniego y de moda. Y por si fuera poco: no hace falta irse lejos o a un anticuario, porque casi todo el mundo tiene algo de ello en su casa. Hablamos de los muebles o accesorios de mimbre, de ratán, de rafia... No importa el qué, porque la técnica se aplica igual a todos estos materiales naturales.

Por ejemplo, la icónica mecedora en casa de tus abuelos, el baúl de mimbre del garaje, ese capazo que tienes desde hace un lustro y ya no te gusta... Seguro que tienes algo de mimbre para renovar con pintura y a continuación, con los consejos que te damos, vas a ver lo fácil que es y lo bien que queda.

Antes de pasar a la galería, toma nota del paso a paso para pintar un mueble o un accesorio de mimbre.

1. ¿Qué necesito? Brocha o spray, el tipo de pintura en el caso de pintura, imprimación, barniz, lija y un paño húmedo.
2. Escoge entre brocha y pintura, o pintura en spray. Para muebles cuyo mimbre está muy entrelazado es mejor el spray, porque dará un resultado más uniforme y acceder a pequeños rincones es más fácil con spray, pero no es imprescindible.
3. Si ya tienes todo lo que necesitas del paso 1 y tienes claro el paso 2, limpia el mueble con un paño húmedo y déjalo secar bien.
4. Prepara la zona. Si vas a pintar con spray te recomendamos recortar un buen trozo de carton o papel en forma rectangular, y a continuación lo enganchas en la pared y dejas que caiga sobre la superficie en la que trabajarás, como una  L.
5. Aplica la imprimación para que la pintura se adhiera mejor. En el caso de que hayas optado por pintar tu mueble con chalk paint (en spray o no), lo ideal es que apliques una imprimación de la misma marca o gama. Ten en cuenta que si es un mueble de mimbre que ya tiene barniz, necesitarás sí o sí ponerle una capa de imprimación. De lo contrario te costará que la pintura se adhiera.
6. Una vez seca la imprimación, pinta del color que te guste.
7. Aplícale barniz incoloro para proteger el mueble y asegurar un acabado de 10.

Escoger el color
1/13

Escoger el color

Y el tipo de pintura. Porque renovar un mueble de mimbre es posible con pintura acrílica, al agua, chalk paint... Y en formato spray o en bote de toda la vida. Es importante escoger bien el color con el que quieres pintar el mimbre y tener en cuenta si necesitará una segunda capa para realzarlo, o si por el contrario, te apetece darle un toque vintage pasando de forma muy sutil una lija una vez esté seco.

Lijar el mimbre
2/13

Lijar el mimbre

Es probable que si recuperas un mueble antiguo este haya estado durante largos años sin usarse y se haya deteriorado con el tiempo o por las condiciones climatológicas. El mimbre se ha levantado, está sucio... Para un acabado perfecto es importante lijar bien la superficie a pintar.

Eliminar el barniz para un resultado perfecto
3/13

Eliminar el barniz para un resultado perfecto

Para renovar un mueble de mimbre antiguo es importante eliminar la capa de barniz que pueda tener. ¿Cómo hacerlo? Con una mezcla de 1 parte de acetona por 4 de agua, y con ayuda de un paño limpiar bien el mueble. Otra opción es aplicar directamente una capa de imprimación antes de pintar.

Pintar una cesta de mimbre
4/13

Pintar una cesta de mimbre

Estás en modo manitas y te apetece hacer algo, pero no tienes un mueble para renovar... ¿Has mirado si tienes alguna cesta o capazo en tu armario? Porque mira qué bonito queda con un solo toque de pintura. Un consejo para bañar la parte inferior de un cesto o capazo: llena un balde o cubo rectangular con pintura y simplemente sumerge el cesto en él hasta donde quieras que quede el color.

Pintar capazo de mimbre
5/13

Pintar capazo de mimbre

Otro ejemplo de un gran logro con un DIY muy simple. Es importante dejarlo secar bien y si la rafia, el ratán o el mimbre es muy grueso, quizá necesite un segundo baño de pintura.

Silla de mimbre en azul
6/13

Silla de mimbre en azul

No hace falta irte muy lejos a por un mueble de mimbre. Los puedes encontrar tanto en mercadillos, tiendas especialistas en este material o grandes almacenes (Ikea, El Corte Inglés, Maisons du Monde...).

Mesita de noche mimbre
7/13

Mesita de noche mimbre

¿Has visto cuánto resultado puede dar una mesita de noche de mimbre y recuperada de antaño? 

Recuperar la esencia
8/13

Recuperar la esencia

Hay muebles de mimbre que necesitan un poco de imaginación. Los has visto toda tu vida en la casa del pueblo y no quieres ni imaginártelo en tu casa... Pero, ¿y si recuperas el color, el brillo original, y le haces un colchón a medida y con una tela que te guste? En esta foto tienes el ejemplo de un mueble antiguo y muy, pero que muy chic.

Porche de mimbre
9/13

Porche de mimbre

Este porche es pura inspiración, ¿no crees?

Mimbre boho chic
10/13

Mimbre boho chic

El mimbre puede ser tan elegante y clásico, como boho. Solo necesita tu toque personal.

Pintar muebles de bambú
11/13

Pintar muebles de bambú

El bambú, al igual que el mimbre o el ratán, se puede pintar aplicando las mismas técnicas que las mencionadas. Solo tienes que escoger el color et voilà! El resultado es ideal.

Renovar el color y los textiles
12/13

Renovar el color y los textiles

Cuando vayas a reformar un mueble de mimbre, aportando una nueva capa de color y brillo, se recomienda darle también una nueva vida a los textiles, de esta forma te quedará como nuevo. Fíjate en la imagen, a nosotros nos ha encantado este resultado en color gris.

¿Dónde comprar mimbre?
13/13

¿Dónde comprar mimbre?