Hace un par de semanas vimos que construir un espacio basado en el diseño biofílico no solo nos conecta con la naturaleza, sino que ayuda a ampliar los horizontes y la creatividad de aquellos que trabajan en zonas marcadas por la sostenibilidad arquitectónica. Es justo la premisa con la que nace este proyecto de reforma de la sede de Oficinas Eurofred a manos del equipo de diseño de Manuel Torres Design. Un espacio que ahora luce luminoso, verde y abierto, y en el que el encuentro con la naturaleza está a un solo paso.

Desde el primer momento del encargo, la propuesta se basó en reinterpretar el concepto tradicional de edificio de oficinas, combinando espacios destinados al bienestar del usuario en una estructura sostenible e innovadora. De hecho, para generar ese entrecruzamiento entre los trabajadores y el entorno natural, uno de los ejes principales del diseño fue la construcción de un espacio verde dentro de un open space.

Pero introducir vegetación y otros elementos más modernos no implica dejar atrás el lenguaje formal del proyecto; es decir, el de mantener la identidad de la marca, teniendo como denominador común entre estas dos líneas de diseño la tecnología, la ecología y la sostenibilidad.

“Con este proyecto quisimos lograr que todos los trabajadores puedan acceder a los recursos tecnológicos y digitales más mundanos, así como establecer una relación familiar entre el espacio de trabajo, los trabajadores y la naturaleza como respuesta a los cambios que debimos asumir como diseñadores a lo largo de la pandemia”, explican desde el estudio.

Un ambiente de trabajo colaborativo donde no prevalecen las jerarquías y el usuario está en constante contacto con lo natural.

Para entender el calibre de esta rehabilitación, cabe destacar que el proyecto consta de la renovación de las cuatro plantas del edificio corporativo Eurofred, de las cuales, cada una de ellas cuenta aproximadamente con 400 m2 y una media de 55 puestos de trabajos. En ese sentido, los espacios se plantearon de manera que se permita flexibilidad en los mismos, respondiendo a las diferentes necesidades de los trabajadores.

Nada más llegar a la planta baja del edifico nos encontramos con un recibidor verde construido de hierro, el cual contiene una jardinera de plantas naturales. Esta imagen, y no otra, es la que ya nos anuncia que allí dentro, en las Oficinas Eurofred, prima el diseño biofílico, la arquitectura sostenible y la búsqueda de espacios en los que apostar por el bienestar del trabajador.

Veamos cómo han trabajado desde Manuel Torres Design para conseguir que naturaleza, diseño y tecnología caminen de la mano. Si prestamos atención, muchas de las decisiones de diseño que se han tomado a lo largo del proyecto surgen como respuesta al principal concepto de "hogarizar la oficina", propio del equipo de interioristas y arquitectos.

Recibidor verde construido en hierro
1/7

Recibidor verde construido en hierro

Como ya hemos podido adelantar, nada más entrar al edifico encontramos este recibidor vegetal sobre un soporte de hierro, el cual contiene una jardinera de plantas naturales. La decisión de incorporar el diseño biofílico dentro de las oficinas reside en las numerosas ventajas que este trae, como la de mejorar la calidad del aire, aumentar la creatividad y sus consecuentes beneficios en la salud de los que allí trabajan.

Este además contiene dos zonas coparticipabas, las cuales permiten la intersección de los usuarios generando un ambiente familiar dentro del espacio de trabajo.

Salas privadas
2/7

Salas privadas

Al tratarse de plantas diáfanas, se plantearon en cada una de ellas dos Silences Rooms totalmente insonorizados, para poder aislarse cuando se debe hablar por teléfono y no interrumpir al resto de compañeros. Estas cabinas telefónicas junto al Quick Meeting son las únicas salas privadas en el área de trabajo.

La sala Quick Meeting contiene un sistema de Magic Mirror para realizar conferencias, exposiciones… el cual oculta una Tv detrás de un cristal negro, quedando totalmente enrasado a la pared. Cuenta también con un sistema de crestón para la reserva de sala y así lograr la incorporación de diseño y tecnología como fusión entre el estudio MTD y la empresa Eurofred Group.

Imágenes de la naturaleza
3/7

Imágenes de la naturaleza

Como espacio de descanso y desconexión se propuso un office totalmente equipado para el ocio, y su principal característica es el de las paredes las cuales contienen gigantografías con imágenes de paisajes naturales, conscientemente seleccionadas para que el usuario se relaje durante su tiempo de descanso.

Aseos con diseño integral y ecológico
4/7

Aseos con diseño integral y ecológico

Estos fueron pensados con un diseño integral de todos sus elementos. Cada planta cuenta con baño femenino, masculino y de movilidad reducida. Se han implementado grifos con tecnología de secado de manos Airblade, generando así un baño más limpio, disminuyendo el uso de papel y teniendo como principio el diseño ecológico.

Materiales sostenibles
5/7

Materiales sostenibles

En términos de materiales, se ha optado por elementos respetuosos con el medio ambiente, como el uso de madera en techos, silences rooms y aseos para aumentar la absorción acústica. El uso de textiles, pinturas, pavimentos entre otros materiales que por sus cualidades han conseguido sellos ecológicos.

Equilibrio de color
6/7

Equilibrio de color

Además del uso de materiales sostenibles, en el diseño de estas oficinas también se tuvo en cuenta el equilibrio del color. De hecho, se optó mayormente por el color blanco ya que este color es clave par crear ambientes tranquilos; por lo que es vital en el espacio de trabajo para mejorar la concentración, el azul que además de ser el color corporativo de Eurofred Group aporta a la productividad y a la imaginación, logrando que el cerebro esté lo más activo posible y el color verde como símbolo de naturaleza que refleja una tecnología al servicio de la ecología.

Iluminación natural
7/7

Iluminación natural

En el proyecto se ha maximizado las entradas de luz natural y ventilación. Todo esto ha sido pensado para que se pueda regular a través de la tecnología de la domótica. Ya sea en cortinas como en sistema de ventilación y así generar un ahorro energético, reduciendo la huella de carbono del edificio, beneficiando tanto al usuario como al medioambiente.