El hotel Chablé Resort & Spa, creado por Jorge Borja y Paulina Morán, está ubicado en Yucatán, uno de los lugares con más belleza del estado mexicano. El establecimiento es considerado el mejor hotel del mundo al obtener el Prix Versailles 2017, que otorga la Unión Internacional de Arquitectos y premian la mejor arquitectura de hoteles, restaurantes y boutiques del mundo. Se puede ver reflejado en el estilo de la construcción, que además ha ayudado a promover la economía local.

A 25 minutos de Mérida y entre exuberantes jardines, se encuentran las 38 cabañas de lujo del hotel Chablé. Entre ellas hay una master suite y una presidencial, ocultas en la selva y con la máxima privacidad que proporciona la naturaleza. La decoración buscaba la fusión entre la cultura maya, en combinación con las grandes casas coloniales de la región.

Casa antigua

La recepción es amplia, decorada con maderas nobles y una extensa colección de libros de arte. Las 38 casitas de cristal están envueltas de vegetación integradas en la naturaleza. Los muros originales son del s.XIX, pero con toques modernos, maderas cálidas y detalles de arquitectura tradicional maya.

El spa se centra en torno a un cenote natural donde se ofrecen tratamientos que entrelazan rituales tradicionales mayas con tratamientos terapéuticos avanzados para proporcionar el máximo bienestar corporal y espiritual. También se organizan actividades como yoga, meditación, tai chi, reiki o qigong. Además, el hotel cuenta con una excelente selección de restaurantes que ofrecen comida típica local.

Casita
1/5

Casita

Ambientada en la jungla maya, cada una se camufla perfectamente en medio del bosque. Construidas con maderas locales, paredes de piedra y cristal que permiten a los huéspedes estar en contacto con la naturaleza.

Villa Presidencial
2/5

Villa Presidencial

De herencia colonial y diseño moderno, con paredes originales del siglo XIX de la hacienda. Incorpora toques modernos, maderas cálidas y arquitectura tradicional maya para hacer de Chablé una verdadera obra de arte.

Villa Real
3/5

Villa Real

La Villa más lujosa y exclusiva de Chablé, que ofrece un espacio privado para conectarse con la cultura y la naturaleza locales, tiene vistas a la jungla, paredes coloniales y una construcción moderna.

Spa y Cenote
4/5

Spa y Cenote

El spa ha sido construido alrededor de uno de los típicos cenotes naturales de esta zona de México y es una extensión del mismo. Para los mayas, los cenotes son un sitio sagrado y una fuente de restauración para el cuerpo y el alma. Creen que los cenotes son entradas al inframundo maya, portales al subconsciente y al más allá, para comunicarse con sus dioses.

Restaurantes
5/5

Restaurantes

Uno de los puntos fuertes del hotel es la gastronomía. Cuenta con cuatro espacios diferentes:

  • Ixi’im. Se traduce como “maíz” en lengua maya y es el restaurante de referencia. Está dirigido por el chef Jorge Vallejo, uno de los mejores del mundo. Su cocina es moderna y sofisticada incorporando raíces mexicanas y locales, e incluyendo hierbas frescas, frutas y verduras.

Degustación

  • Ki’ol. Situado al lado de la piscina, se puede desayunar, almorzar y cenar con gran variedad de platos locales e internacionales. No hay que perderse el auténtico y abundante desayuno mexicano.

Comida mexicana

  • Spa Restaurant. Está enfocado a la comida sana, con cuatro menús diseñados con ingredientes básicamente vegetales y recetas saludables.

Tacos

  • Ka’anche’s. En el corazón de Chablé se encuentra un tradicional jardín Maya orgánico, que recrea técnicas de cosecha que no se han utilizado en más de un siglo. Se basa en las frutas, verduras y hierbas que se obtienen de este jardín orgánico. El Jardín Maya consiste en camas de jardín elevadas hechas de maderas locales, lo que los mayas llaman "Ka’anche".

Jardín maya orgánico