6 reparaciones básicas que puedes hacer sin ayuda de nadie

Esa fastidiosa persiana atascada, esa cerradura oxidada o esa lámpara que tanto te gusta… Hay reparaciones que son mucho más sencillas de lo que piensas.

6 reparaciones básicas que puedes hacer sin ayuda de nadie
6 reparaciones básicas que puedes hacer sin ayuda de nadie

  • Texto: Lucía Díaz

Con el paso del tiempo, es inevitable que algunas partes de la casa, electrodomésticos y otras instalaciones se vayan envejeciendo y, a veces, dejen de funcionar. Sí, a muchos la simple idea de tener que ponerse a pensar en pesadas reparaciones, y el gasto que conllevan, les da escalofríos. Pero hay veces en las que no nos queda otra que ser sinceras con nosotras mismas y asumir que ese fregadero ya no puede estar más atascado, que esa grieta empieza a ser preocupantemente grande o que esa ventana rota ya no aguantará mucho más con cinta aislante.

En esos momentos, conviene detenerse un momento antes de coger el teléfono y marcar el temido número de algún servicio de fontanería o del electricista más cercano. Lo cierto es que muchas de estas averías más comunes, las de menor importancia, las podemos solventar en la mayoría de los casos sin ayuda de profesionales y evitarlos los costes del arreglo (que no suelen ser precisamente económicos).

Como lo oyes: guárdate esos ahorros para situaciones más críticas, como goteras u otros problemas de instalación que te escapen de las manos, ponte unos buenos guantes, hazte con una buena caja de herramientas (no hace falta que sea demasiado profesional, con algunos destornilladores, alicates y un par de herramientas más te bastará) y libera tu lado más manitas. No sólo te ahorrarás dinero, sino que conseguirás una buena dosis de autoestima cuando veas de lo que eres capaz sin ayuda de nadie. ¡Garantizado!

Sobre el autor

Lucía Díaz

Descubre más sobre: