Interiorismo cálido y luminoso para un piso en el centro de Girona

La reforma integral de este piso ubicado en la ciudad catalana es el claro ejemplo de cómo integrar los espacios a través de la luz, la calidez y los materiales naturales. Su interiorismo, a cargo del estudio Zenna, se basa en la idea del slow life, haciendo que los espacios respiren tranquilidad.

Interioismo cálido y luminoso para un piso en el centro de Girona
Interioismo cálido y luminoso para un piso en el centro de Girona

Que los espacios hablen por sí solos, otorgando a las superficies los materiales necesarios para dar con ese toque de calidez que despierta los sentidos, es tan solo una de las premisas con las que trabajan desde el estudio Zenna. Su firma, basada en el interiorismo slow, es capaz de reactivar el interior de una vivienda hasta dar con el interiorismo adecuado para cada cliente.

Así lo han demostrado en la reforma integral de esta vivienda ubicada en el centro Girona que es toda una apuesta por los materiales naturales y la luminosidad. Su pulcritud, manifestada a través del uso constante de los tonos neutros, nos envuelve desde el primer momento gracias al trabajo de la interiorista Cristina Puigdevall.

El piso, que consta de una superficie de 85 m2, acumula más de 25 años desde su construcción. De hecho, desde su compra no se había realizado ningún tipo de reforma estructural. Sin embargo, lo que comenzó como una reforma del baño de la habitación suit, según los deseos el cliente, ha acabado convirtiéndose en una reforma de especial relevancia en la zona de la cocina y el comedor.

Si nos fijamos en el antes y en el ahora, el cambio más importante lo encontramos en la apertura de la cocina hacia el salón. Para hacerlo, se ha derribado la pared que separaba ambos espacios, aprovechando así el hueco que quedaba del antiguo paso del recibidor a la cocina para integrar un mueble en la entrada. En él se pueden guardar abrigos, chaquetas y bolsas al llegar a casa.

Al mismo tiempo, nos encontramos con un salón amplio y dinámico en el que poder disfrutar del día a día. Debido al derribo de la pared divisoria, se han modificado las instalaciones de televisión y eléctricas para poder situar la televisión en la pared enfrentada a la cocina. Lo que sí se ha mantenido es el sofá, que ya que tenía unas líneas modernas, y se ha complementado con una nueva butaca, mueble para televisión y lámpara de pie. Todo un conjunto que apuesta por los textiles nuevos, como la alfombra, los cojines y las mantas, para darle así un aire más cálido y acogedor al espacio.

Sobre el autor

Logo Interiores

Revista Interiores

Las mejores ideas y tendencias en decoración de interiores e interiorismo, diseño, arte y arquitectura.

Descubre más sobre: