¿Feng shui para el dormitorio o dormitorio con estilo? ¡Los dos!

Si nos basamos en su definición más estricta diremos que el Feng Shui nos invita a decorar cualquier estancia de nuestra casa en función del flujo de energía o Chi. ¿Y esto qué significa? Pues que a partir de una disposición armónica de todos los ambientes de nuestro hogar seremos capaces de generar una energía positiva que nos vendrá muy bien para nuestra mente, nuestra salud y hasta para desarrollarnos plenamente.

Por ejemplo, si tienes buena salud, te vas a dormir a una hora correcta y tienes buenos hábitos de vida, pero aún así, por norma general te levantas cansado y sin ganas de enfrentarte a tu día –es decir, todo está aparentemente bien en tu vida– el Feng Shui podría ayudarte a ponerle remedio. ¿Merece la pena probarlo no?

Evidentemente lo de aplicar una decoración Feng Shui requiere cumplir con una serie de principios establecidos por la metafísica china. Los más importantes son el equilibrio del Yin Yang, la teoría de los cinco elementos o, como decíamos, el concepto de energía Chi.

Sin embargo, aplicar todas sus normas en cada una de las estancias de la casa no es tarea rápida ni sencilla. Por eso el Feng Shui diferencia algunas estancias más prioritarias que otras. Es el caso del recibidor, por ser la entrada a nuestro hogar y por el que entrarán todas las energías, y sobre todo del dormitorio.

De hecho, para el Feng Shui, el dormitorio es una especie de santuario. Está considerado el ambiente más importante de la casa y es que durante la noche, cuando dormimos somos más vulnerables a las energías del entorno.

Ahora bien, no creas que esto de aplicar el Feng Shui está reñido con tener una casa que siga las tendencias y destile buen gusto.

Sobre el autor

Descubre más sobre: