Consejos para aprovechar y conseguir un recibidor perfecto

El recibidor es la puerta de entrada a tu hogar y puede facilitarte la vida gracias a su capacidad de almacenaje. Podrás entrar y salir, ¡y tener todo a mano!

Consejos para aprovechar tu recibidor
Consejos para aprovechar tu recibidor

  • Texto: Iris Blay

Un recibidor en condiciones y en orden puede facilitarte el día a día. Cuando creas que no tienes espacio para guardar algún bolso o zapato, ¡no te preocupes! El vestíbulo será tu salvación. Aunque parezca mentira, por muy pequeño que sea, ofrece muchas posibilidades de almacenaje. Es un lugar ideal para guardar bolsos, zapatos, chaquetas, paraguas y otros accesorios o complementos, además de las llaves.

Las posibilidades son infinitas e, incluso, puedes incluir hasta un espejo y un pequeño sofá o butaca para descansar. Abre las puertas a la imaginación y a la creatividad y sorpréndete de lo que te ofrece este espacio. Y, sobre todo, recuerda que es la puerta de entrada de tu hogar, por lo que será lo primero que verán tus invitados. ¡Refleja tu personalidad y marca estilo! Y si eres de las que no disponen de más espacio en la habitación para guardar accesorios y complementos, el vestíbulo será el lugar idóneo para estos. Todo tendrá un lugar y, además, lo tendrás todo a mano.

¿Cómo conseguir un recibidor perfecto?

Con unos sencillos consejos podrás lograr que no le falte nada a tu vestíbulo y conseguir tener todo el espacio que deseas para almacenar cualquier cosa. Debes asegurarte de que puedes moverte y atravesarlo fácilmente, por lo que antes de elegir qué muebles vas a poner, piensa en cómo vas a distribuirlos teniendo en cuenta los metros de tu recibidor.

También piensa en la combinación y el juego de colores, los cuales deberían dar armonía al vestíbulo, creando un lugar confortable y aportando una sensación de tranquilidad. Piensa que será llegar a casa y dejar las cosas allí, por lo que te gustará que todo este en orden.

En el caso de tener un recibidor pequeño, los espejos y la iluminación serán fundamentales para aportar amplitud. Por lo que intenta que entre la mayor cantidad de luz posible y sitúa el espejo para que refleje otra zona del hogar y, así, parecerá que cree otra dimensión. Aquí tienes algunos consejos para que te sirvan de ejemplo y que podrás aplicar en tu hogar de forma fácil y sencilla. ¡Manos a la obra!

Sobre el autor

Iris Blay