Cómo montarte tu propia oficina en casa

Inspirarte en tu propia casa es ya una realidad. Construye tu propia oficina en tu hogar con estas seis pautas en las que prima la iluminación, la armonía de colores y el diseño de interiores.

Cómo montarte tu propia oficina en casa
Cómo montarte tu propia oficina en casa

Trabajar desde casa. La mañana por delante, el tiempo a tu disposición y la necesidad de encontrar un espacio en el que puedas inspirarte. Con calma. Sin los teclados de una oficina resonando. Aún así, inevitablemente, trabajar implica siempre un cierto compromiso. En este caso, más que 'Una habitación propia', se necesita un espacio amplio en el que puedas concentrarte y, los muebles y el diseño de interiores son una parte fundamental a la hora de crear tu propia oficina. No se necesitan vistas increíbles. Aunque sí, cierta iluminación. Sobre todo, si algo debe permanecer es una decoración que, sin excesos, te permita concentrarte, al mismo tiempo que abstraerte del trabajo en algunos momentos. ¿La piedra angular? Un diseño que  produzca bienestar y serenidad.

Montarse una oficina en casa no es ya algo puntual o excluido a un porcentaje mínimo de personas. De hecho, cada vez son más los trabajadores o trabajadores que se dan de alta de autónomos o freelance, en una cultura en la que, el trabajo por cuenta ajena gana adeptos frente a las grandes empresas. Así, liberado de las ataduras de una firma, aunque con el compromiso puesto ahora en tu propio rendimiento, es es el momento de que tomes inspiración con estas seis pautas para crear tu propio despacho o oficina.

 

 

Sobre el autor

Sara Roqueta

Sara Roqueta

Periodista

Periodismo y cultura. En ese orden o viceversa. Me introduje de lleno en los estudios comparativos de Literatura, Arte y Pensamiento y el análisis de los procesos creativos. Todavía sobrevivo. Poesía, narrativa y arte contemporáneo. Ahora redactora en Objetivo Bienestar y Revista Interiores.