Como un juego de niños

Alegres, divertidos y llenos de color, los baños infantiles también deben ser prácticos, fáciles de limpiar y versátiles. Un espacio a su medida en el que se sientan cómodos a la vez que aprenden.

Como un juego de niños
Como un juego de niños

Foto: Scarabeo

Estamos habituados a compartir el baño con los más pequeños de la casa. Sin embargo, sus necesidades son diferentes a las nuestras y necesitan un lugar que se adapte a su medida en el que puedan aprender hábitos de higiene y aseo de una forma totalmente cómoda y segura.

A medida que los niños crecen van ganando autonomía e independencia a la hora de ir al baño. Tal y como señala Laura Pérez, jefa de producto de accesorios y complementos de baño de Leroy Merlín, es importante adaptar el mobiliario a su tamaño y asegurar que cuentan con los elementos necesario para llevar a cabo las rutinas de forma fácil y garantizando su seguridad.

Un escalón antideslizante que les ayude a alcanzar el grifo del lavabo o el inodoro, una tapa reductora para el WC o una agarradera para la bañera son algunos de los elementos que les facilitarán su día a día en el baño. Pero el ambiente debe resultar, así mismo, agradable y acogedor para ellos, lo que se consigue apostando por piezas divertidas, alegres y de vivos colores.

A continuación de tejamos diez ideas para lograr convertir el baño en un ‘juego de niños’.

Sobre el autor

Logo Interiores

Revista Interiores

Las mejores ideas y tendencias en decoración de interiores e interiorismo, diseño, arte y arquitectura.

Descubre más sobre: