Cocinas pequeñas con grandes ideas para copiar que hacen crecer los metros y la funcionalidad entre fogones

No nos engañemos, aunque pasar de una cocina XS a una XL es imposible, pasar a una S o una M es un objetivo factible que está al alcance de la mano, siempre que la distribución, los colores, la luz y el ingenio te acompañen. ¿No te lo crees? ¡Sigue leyendo!

cocinas xs 1a
cocinas xs 1a

Las cocinas pequeñas pueden ser tan resultonas, prácticas y cómodas como las grandes siempre que juegues bien tus bazas decorativas; mantengas siempre el orden y la encimera despejada; te alíes con una distribución que saque partido al espacio; busques la luz y ames el blanco (y los colores claros); aproveches las paredes e incorpores muebles con truco, como los tableros escamoteables, o con doble función. No podemos estirar los metros, pero si hacer algo de magia y apostar por una decoración de cocinas que saque el máximo partido al espacio disponible, sin perder estilo o encanto. Como dice el refrán: los mejores perfumes se guardan en frascos pequeños…

Sobre el autor

Lola Marquez

Periodista

Llegué al mundo de la decoración y el diseño de casualidad y me quedé para siempre. Y, a pesar de que han transcurrido muchos, muchos años (como en los cuentos), sigo viendo, leyendo y, por supuesto, escribiendo con la misma ilusión y las mismas ganas. He tenido etapas, como todas, he cambiado de estilo y he sustituido en mi corazón ‘deco’ los suelos de madera por el papel pintado, aunque sigo guardando un lugar especial para un buen sofá: será cosa de la horizontalidad. También he comprobado que el amor verdadero por la decoración se pega y se transmite de generación en generación. Para comprobarlo, basta con ver las habitaciones de mis hijas y recordar el recibidor de mi infancia.