Atmósfera bohemia y sofisticada en un apartamento familiar

Una vivienda que destaca por la incorporación de piezas de arte y coleccionismo en su interior, el cual brilla por su sofisticación y modernidad. La paleta de colores neutra de las paredes armoniza las estancias, otorgando ligereza a todo el apartamento.

Atmósfera bohemia y sofisticada en un apartamento familiar
Atmósfera bohemia y sofisticada en un apartamento familiar

Volvemos una vez más hasta la capital rusa para mostraros el trabajo de decoración elaborado por la decoradora Maria Solovieva-Sosnowik en una vivienda familiar y contemporánea situada en Moscú. Una residencia de carácter bohemio y sutil, que es muestra del amor hacia el mundo de los viajes, el arte moderno, el teatro y el coleccionismo por parte de los clientes: una pareja de empresarios con dos hijos.

De hecho, la decoradora reconoce haber trabajado desde el primer momento con la familia para elegir el interiorismo de la residencia. Los propietarios querían una vivienda elegante y luminosa que se ajustara a su espíritu y estado de ánimo. Es por ello que el interior está destinado a integrar necesariamente los hábitos y gustos de los anfitriones, así como su extensa colección de pinturas y obras de arte contemporáneo que podemos observar en cada rincón de la casa, dando un toque de sofisticación creativa a la vivienda.

El centro de atracción del piso es el comedor, donde se reúnen todos los miembros de la familia y numerosos invitados. De hecho, tiene mucho sentido, ya que una de las áreas de actividad de los propietarios es el negocio de restaurantes. Ambos son excelentes cocineros y les encanta organizar cenas. 

Debido a la importancia que la familia le da a las relaciones sociales y a la vida en común, inmediatamente quedó claro que el espacio común de la vivienda debía de ser grande, por lo que la opción de dividir la sala de estar, la cocina y el comedor no se discutió. Todos entendieron que con esta decisión de distribución se podrían comunicar con placer y comodidad.

A pesar de contar con este espacio en común, centro de la vida social y familia, la vivienda también se pensó para que cada miembro tuviera la oportunidad de retirarse cuando quisiera. De este modo, todas las habitaciones fueron diseñadas teniendo en cuenta el gusto de los propietarios; una hija de quince años y un hijo de diez.

Pero si por algo destaca la residencia es por la unidad de estilo y color que vertebra todos los espacios. Sin olvidar las piezas de arte y otras antigüedades que acompañan las salas sin saturar la imagen de un interior brillante y armónico.

Sobre el autor

Logo Interiores

Revista Interiores

Las mejores ideas y tendencias en decoración de interiores e interiorismo, diseño, arte y arquitectura.

Descubre más sobre: