Luz, sencillez, naturalidad. ¿Todavía no sabes todo lo que la filosofía oriental puede aportar en tu hogar? Lejos quedaron ya las referencias de la gurú del orden Marie Kondo. El wabi-sabi, que ya hace unos años que marca tendencia, es un estilo marcado por el arte de la imperfección. Sí, sí como lo lees. Se trata de aceptar el ciclo natural de la vida y en descubrir la belleza de esos objetos que envejecen al mismo tiempo que lo hacemos nosotros. No importa el tiempo, solo su esencia y esa naturalidad propia que pueden adquirir muebles y espacios. ¿Te atreves a probarlo?

Pero, ¿qué es realmente el wabi-sabi? Como decíamos es una corriente estética procedente de Japón que pretende evocar la imperfección. En la decoración del hogar se traduce en una tendencia llena de calma y autenticidad, conservando piezas y objetos que reflejen el paso del tiempo. Una casa sencilla a base de muebles y objetos funcionales.

La autenticidad
 es otra de las claves del wasi-sabi, ya que nos anima a recopilar aquellas piezas u objetos con historia de los hogares de nuestros antepasados. Llenar nuestra casa de muebles antiguos es una opción para mostrar como los objetos forman parte también de la historia y el paso del tiempo.

Estas huellas que deja el paso del tiempo en los objetos tienen una belleza singular. Pero no quiere decir que llenemos nuestra casa de cosas estropeadas, el wabi-sabi pretende que recuperemos piezas antiguas que aún estén en condiciones de uso y dejemos aquellas imperfecciones que las hacen únicas a la vista.  

Te explicamos aquí algunas de las claves para conseguir que tu hogar destace por su tendencia Wabi-Sabi
 

Imperfección
1/5

Imperfección

Adiós a lo lineal y geométrico. El Wabi-Sabi triunfa por sus textiles y arrugas. No todas las superficies son lisas e impolutas. En cada objeto podemos sentir el paso del tiempo y esa es su principal clave.

Imagen extraída de Charmen and More

Paredes desnudas
2/5

Paredes desnudas

No hay elementos ornamentales ni trucos. El Wabi-Sabi es sencillez y claridad. Abandona los cuadros, los objetos e ilustraciones que cubren las paredes. Este estilo japonés triunfa por eliminar lo artificial en favor de lo natural.

Imagen extraída de Mi Casa

 

Ambientes simples y cálidos
3/5

Ambientes simples y cálidos

El ambiente que genera el Wabi-Sabi deberá ser simple y cálido. Como ya hemos dicho hay que olvidarse de lo ornamental y dar con el gusto por lo artesanal y puro. Existen varios ejemplos como las vajillas handmade, los jarrones artesanales, las tablas de madera con imperfecciones, mesas o cabeceros en los que se aprecien las formas del tronco… todo tipo de piezas únicas que aportaran personalidad a nuestro hogar.

Imagen extraída de Closet to Curtains

Tonos neutros
4/5

Tonos neutros

La tonalidad de los espacios influye mucho en este estilo japonés. Tanto dormitorios como cocinas o salones deberán evocar esa naturalidad propia del Wabi-Sabi. Los tonos arenas, topos, grises, blancos y beis son los más utilizados por los amantes de esta tendencia.

Naturaleza y simplicidad
5/5

Naturaleza y simplicidad

El Wabi-Sabi solo se entiende si introducimos en nuestro hogar materiales prácticamente sin tratar. Mejor incluso si han sido adquiridos directamente de la naturaleza. Pueden ser desde madera, piedras, fibras naturales… y en textiles; algodón, lino, lana.

Imagen extraída de Interiorismo y eventos