Hace poco hablábamos de cómo la fusión entre espacios ‘indoor’ y ‘outdoor’ está ganando presencia en el mundo de la arquitectura y el diseño de interiores. Con las terrazas y jardines cobrando un protagonismo cada vez más evidente, es inevitable que se nos pase por la cabeza uno de los factores imprescindibles de la decoración de todo espacio que se precie: la iluminación. Sí, la luz puede ser uno de nuestros aliados decorativos más potentes (independientemente de su intensidad) y con ella podemos dar vida a nuestros ambientes al caer la tarde.

Por otro lado, iluminar bien tus exteriores también es una cuestión de seguridad: te servirá, por un lado, a evitar intrusiones por rincones oscuros, y por otro, te garantizará que tanto niños como adultos puedan circular sin tropiezos ni caídas debidos a la falta de visibilidad. 

Por ese motivo, es imprescindible que le des la importancia que se merece y trates la iluminación de tus exteriores como si se tratase de otra estancia más de la casa:

Un diseño lumínico igual de importante

  • Crea un proyecto a medida: la iluminación de tus exteriores debe adaptarse a cada espacio y dar respuesta a tus necesidades y personalidad.
  • Ten en cuenta la extensión a iluminar: eso te ayudará a determinar el número de luces que debes instalar. Asimismo, ten en cuenta aquellos espacios que quieras resaltar, así como el tipo de actividad que vayas a realizar (no es lo mismo iluminar una mesa de exterior, que una zona ‘chill out’).
  • Ajusta tu decoración a la luz: ten en cuenta que la forma en la que ilumines tus exteriores te ayudará a querer estar fuera más tiempo. Por ello, tanto la iluminación como la decoración deben ser funcionales y decorativas, y combinar con el tipo de mobiliario que hayamos predispuesto.

Además de estas premisas, estas otras recomendaciones también te pueden ayudar a conseguir el ambiente perfecto para tus veladas al aire libre. ¡Toma nota!

Realza el verde de la vegetación
1/6

Realza el verde de la vegetación

Otro de los protagonistas de nuestros espacios exteriores son sin duda nuestras plantas. Si iluminamos su base en tonos amarillos podremos crear entornos etéreos, en los que el verde intenso de la vegetación cobra un papel más acentuado en contraste con la oscuridad circundante.

Convierte a tu piscina en la protagonista
2/6

Convierte a tu piscina en la protagonista

Los faroles de luz led resultan muy llamativos cuando se colocan dentro de la piscina, y nos pueden servir para potenciar diferentes elementos del jardín. Gracias a su gran versatilidad, la iluminación led permite crear el equilibrio perfecto entre los tonos cálidos del porche y los fríos del exterior, y aportan una irradiación muy atractiva que parece casi incandescente.

A la luz de las velas
3/6

A la luz de las velas

Aunque podríamos decir que se trata de un formato mucho más ‘low cost’ e improvisado, cualquier jardín o terraza que se precie contará con ellas. La incandescencia de las velas nos permite iluminar de una forma extremadamente tenue y cálido. Aunque no proyectan gran cantidad de luz, con ellas podemos crear los ambientes más íntimos, ya que a su suave iluminación se suma su inconfundible aroma y el efecto hipnótico del fuego.

Luces LED, por doquier
4/6

Luces LED, por doquier

Aunque tan sencillas y económicas, las luces led son siempre otra de las formas más sencillas y económicas de iluminar nuestros espacios exteriores, y son especialmente ideales para esas noches al aire libre cuando no disponemos de ninguna otra fuente de iluminación. Con las tiras de luces led, por ejemplo, podemos crear también ambientes muy íntimos y sugestivos, sin tener que preocuparnos por dónde o cómo instalarlos.

Juego de luces y sombras
5/6

Juego de luces y sombras

La diferencia fundamental entre una iluminación interior y una exterior es que, en nuestro jardín, el cielo nocturno es el protagonista, mientras que la iluminación artificial se convierte en un factor secundario. Por ello, para crear ambientes cálidos, es muy aconsejable dividir el espacio en diferentes zonas según la intensidad de luz que necesitemos.

La evocadora estética árabe
6/6

La evocadora estética árabe

Los farolillos de reminiscencias arabescas se han convertido en uno de los clásicos de la tan extendida decoración boho, ya que aportan el toque perfecto entre lo étnico, lo clásico y lo sofisticado. Tanto si los utilizamos como balizas para enmarcar nuestros caminos, como optamos por su versión colgante y creamos verdaderos bosques que parezcan salidos de un cuento de hadas, estas exóticas linternas son siempre una opción ideal para diseñar espacios bucólicos.