Según el informe elaborado por la plataforma online Houzz, especializada en diseño y renovación del hogar, la generación Millenial (entre 25 y 39 años) es la que más gasta en reformas del hogar: en este último año registraron un gasto medio de nada más y nada menos que 15.000 € por unidad familiar.

Uno de los motivos principales por el que los Millenial deciden llevar a cabo reformas en el hogar es para adaptar la casa a cambios recientes en la familia o en el estilo de vida. La llegada de un recién nacido se sitúa entre uno de esos eventos decisivos que requieren de ciertos cambios y adaptaciones en casa para acondicionarla a las necesidades del bebé que está por llegar.

Después de recoger las búsquedas más comunes, la comunidad Houzz ha recogido 4 recomendaciones muy útiles para todos los papás y mamás primerizos a la hora de preparar la casa para la llegada del nuevo miembro de la familia:

  • Abre tu cocina.

Según los datos recogidos por Houzz, la cocina es uno de los espacios que las parejas jóvenes suelen renovar, además del cuarto de baño. Eso sí, hay que estar preparado, porque puede suponer un gasto medio de hasta 8.000 €. La mayoría orienta las reformas en abrir la cocina al salón, ya que las cocinas abiertas facilitan el cuidado de los hijos pequeños, pues permiten estar cocinando tranquilamente mientras tu bebé descansa en la zona de estar.

Agustín David Forner  ©Houzz España 2019

  • Amplía el espacio de almacenamiento.

La llegada de un nuevo miembro a la familia también viene acompañada de gran cantidad de compras de ropa, accesorios para el cuidado del bebé y juguetes. Por ese motivo, merece la pena realizar pequeñas reformas en casa para ampliar el espacio de almacenamiento o crear nuevas zonas donde poder organizar la ropa y demás accesorios de manera accesible y  también donde poder ir guardando aquello que ya no se utiliza.

Aprovecha al máximo los espacios muertos: puedes, por ejemplo, integrar cajones en los huecos que quedan debajo de los muebles de cocina o, si vives en una casa con techos altos, plantéate construir un altillo. También se puede recurrir al almacenamiento integrado: los muebles integrados ofrecen una perfecta solución, ya que además de aprovechar el espacio, permiten optar por diseños que aportan personalidad.

Photo  Becki Peckham © 2013 Houzz

  • Elige los muebles y materiales adecuados.

Si tienes niños en casa y vas a comprar un sofá, elige una tapicería sufrida. Los tejidos más recomendables son las chenillas semilisas porque dan buen resultado o, si tienes la opción, tapizar el sofá con una tela con tratamiento antimanchas o lavable. Esto te permitirá deshacerte de una marca de manos sucias o rayajos de lápices de colores con un simple paño húmedo. En el dormitorio, apuesta por mobiliario de diseño versátil y funcional, que se adapte a las diferentes etapas de desarrollo de tu hijo y que fomente su autonomía y creatividad.

  • Opta por colores suaves para decorar su habitación.

Los colores suaves son muy favorables para la habitación de un bebé. Utilizar tonos claros como rosa, beige, gris o azul te ayudará a crear un ambiente agradable y acogedor. Para evitar situaciones de estrés, consulta con un decorador o interiorista de tu zona para que te ayude, no solo a elegir los colores más adecuados, sino también te aconseje sobre el mobiliario que mejor se adapte a tu gusto y a las necesidades de tu bebé.

Photo  Jessica Cain © 2018 Houzz


Imágenes proporcionadas por Houzz.es