¿Puede una vivienda de los 60, triste y gris, convertirse en un dúplex bañado de luz y alegría? La respuesta es sí, y la prueba es la reforma de esta casa ubicada en Sarrià, Barcelona, sometida a un cambio integral por parte del estudio ‘08023 Architects’ y dirigido por los arquitectos Cristina Mora y David Jiménez.

Encontrar la llave que puede dejar ver el potencial que tiene un proyecto no siempre es tarea fácil. En el caso de este trabajo, fue necesaria mucha dedicación y varias propuestas hasta que lograron encontrar un punto de partida que abrió las puertas del proyecto.

Una de las mayores dificultades fue dar con una nueva distribución: la anterior tenía una gran cantidad de pequeños espacios diferenciados, que no se adaptaban a la vida moderna que demandaban los nuevos inquilinos. Siguiendo esta línea, se optó por una transformación que cambió completamente los recorridos de la casa, permitiendo redistribuir los espacios y potenciando su condición de dúplex.

En este sentido, se aumentó la doble altura en un ambiente que, tras la redistribución, era más luminoso gracias a una mayor entrada de luz natural. Para el resto de estancias, se decidió que fueran continuos y se segmentaran por el mobiliario, apostando por la funcionalidad, pero manteniéndose visualmente conectados. ¿El resultado? Mayor sensación de amplitud y, consecuentemente, mayor entrada de luz.

Una nueva distribución

Tras la intervención del estudio, la planta inferior es la que alberga el salón, el comedor, la cocina y el resto de áreas principales, mientras que en la parte superior se encuentran la suite, el vestidor y su propia zona de estar.

Al ser una residencia con dos orientaciones, este-oeste, fue posible jugar con la cubierta inclinada como un panel reflectante. De esta manera, durante las últimas horas de la tarde, la cubierta refleja la luz del oeste en la zona del comedor y la cocina, por lo que se aprovechan hasta los rayos del final del día para iluminar de manera natural los espacios principales de la planta baja.

El proyecto de renovación convierte todas las estancias en exteriores con iluminación y ventilación natural, diseñando una arquitectura saludable y del bienestar.

Además, y en una clara apuesta por la sostenibilidad, se refuerza el aislamiento en el conjunto de la vivienda, convirtiendo el dúplex en una construcción más eficiente, con menor consumo energético e impacto ambiental y con un confort optimizado.

Zonas principales diáfanas
1/4

Zonas principales diáfanas

Como hemos mencionado, en el piso inferior se apuesta por los ambientes abiertos y continuos, aunque diferenciados mediante el mobiliario que actúa como separador. Por ello, tanto la sala de estar como el comedor a doble altura y la cocina comparten un mismo espacio, aunque difieren sus características.

El salón posee una altura inferior que invita al recogimiento, a la serenidad y al confort. La estancia cuenta con una zona de lectura y trabajo, especialmente útil para el teletrabajo en la situación sanitaria actual. En esta estancia, la iluminación es suave y difusa, potenciando ese carácter tranquilo.

Centro de reuniones
2/4

Centro de reuniones

El comedor es lo que podríamos llamar el corazón social de la casa: sus propietarios, habituales de organizar reuniones y fiestas familiares y con amigos, cuentan con este espacio a doble altura para compartir momentos con los seres más queridos. Además, la estancia está en contacto directo con una impresionante terraza para extender las reuniones hasta el exterior.

Y justo al otro lado se ubica la cocina, que también forma parte de este gran área, aunque de forma más discreta. Apostando por la funcionalidad y la elegancia, la isla hace, a su vez, de mesa informal para desayunos o aperitivos. Se trata de un espacio con una estética muy cuidada, todo ello con una idea hecha a medida según la forma de cocinar de sus usuarios. Además, su amplitud y el hecho de que sea diáfana, permite que la persona que se encargue de cocinar pueda mantener una conversación con los huéspedes que se encuentren en el comedor.

Planta superior
3/4

Planta superior

Ascendiendo a la planta superior, nos encontramos con una zona diseñada como si fuera un apartamento privado, con un espacio repartido en una suite, un gran vestidor que la acompaña, la sala de estar y el baño-spa.

El baño se plantea como un ambiente sencillo y minimalista gracias a su disposición bajo la cubierta. Está dividido en dos áreas: una para el lavabo y WC, y otra para la ducha y bañera. Aunque son áreas continuas, las separa una mampara transparente que filtra la luz natural y favorece la sensación de amplitud visual. 

Confort a medida
4/4

Confort a medida

La sala de estar está diseñada, como el comedor del piso inferior, para disfrutar de la terraza superior y, a su vez, recoger un rincón para leer y descansar. En definitiva, se trata de un espacio abierto que destaca por su calidez, potenciada por el color rojo de las butacas y los elementos decorativos, y que se diferencia de los demás por su composición.

En cuanto a la suite, esta se independiza mediante un tabique de cuarterones de espejo que se esconde en la pared, y la sigue un vestidor diseñado a medida con un estudio sobre cada balda, cajón y su posición según el artículo o prenda que debe albergar.