Sucumbimos al encanto cálido y acogedor de la casa de la diseñadora de alfombras lavables Lorena Canals. La compró hace cinco años enamorada de su ubicación y amplitud. “Tiene una distribución perfecta; lo único que hicimos fue cambiar algunas paredes para ampliar espacios, añadimos closets en cada una de las habitaciones, pintamos las paredes y diseñamos estanterías, algunas las lacamos en negro y otras  en el color de la pared.

La convertimos en un gran escenario”, comenta orgullosa la diseñadora. Y continúa: “Lo que más me gustó de la casa fue la amplitud de la cocina, donde podemos comer; la terraza de arriba con vistas al mar y a Barcelona; y que las habitaciones tuvieran todas grandes baños tipo suite. No hay nada que no me guste de esta casa, es perfecta para nuestras necesidades, comodísima y muy bien planteada.

La orientación al mar es perfecta y, además, está en una zona poco edificada. Me enamoré de la casa nada más verla, y le dije a mi familia: "¡la tengo!"

Hay puertas donde debe haberlas, distribuidores en su sitio perfecto, una entrada principal amplia y espaciosa, mucho almacenaje con grandes armarios en la entrada, en los pasillos y en las habitaciones. Podemos estar toda la familia y algún invitado, y cada uno mantener su intimidad. Cuando tu casa también es tu espacio de trabajo, es importante que esto último sea así”, asegura Lorena.

En cuanto a la decoración y sabiendo cómo le gusta customizar la casa con cada colección que diseña, Lorena apostó por elementos y decoración básica, para así poder darle pinceladas de color y texturas con 
las alfombras, tal como hace en su showroom. Estar continuamente reubicando muebles y alfombras es su día a día. “Me encanta estar en casa, cada uno tiene su espacio: mi marido tiene su propio despacho, yo tengo mi estudio y nuestras dos hijas tienen cada una su propia habitación con zona de trabajo.

Es una casa muy cómoda donde organizar nuestros eventos y actividades familiares y con amigos, toda ella admite la customización según nuestras necesidades. Somos una familia muy activa.

Desde cada una de las habitaciones de la planta baja se accede al jardín, y eso da mucha amplitud. Además, los materiales utilizados son nobles, lo que aporta valor y mucha calidez”.

Comedor
1/9

Comedor

Chaise longue de la diseñadora. Mesita de hierro de Catalina House. Lámpara azul Little House Barcelona. Los dos tótems de madera son de Catalina House. Alfombra de lana lavable Chinook (bajo la chaise longue), de Lorena Canals. De la misma firma son el plaid de algodón lavable Air Dune White y la alfombra del comedor, modelo Into the Blue.

Cocina
2/9

Cocina

Diseño a medida. Las dos alfombras de algodón lavable son el modelo Earth Savannah Red, de Lorena Canals.

Terraza
3/9

Terraza

Alfombras de lana lavable Zuni y cojines de algodón lavable Bereber Linen. Todo de Lorena Canals.

Suite principal
4/9

Suite principal

Cojines cama y plaid a los pies, de Gancedo. Butaca de terciopelo y madera de Catalina House. Alfombra de lana lavable Sounds of Summer, de Lorena Canals.

Estudio
5/9

Estudio

Donde hace muestras, organiza estrategias para la empresa, pinta... Es su lugar preferido. Lorena puede pasarse horas ‘jugando’ aquí. Alfombra de lana lavable Hogan
de Lorena Canals.

Dormitorio
6/9

Dormitorio

Manta de algodón lavable Air Dune White, cojín de algodón lavable Air Dune White y cesta Zoco, de Lorena Canals. En el espacio de escritorio, alfombra de lana lavable Tuba, obra de la diseñadora.

Diseña tu propio estudio
7/9

Diseña tu propio estudio

Llénalo de detalles que hagan referencia a tu trabajo o proyectos. Aquí Lorena Canals ha colgado su alfombra de algodón lavable Kachina.

Juego con efecto
8/9

Juego con efecto

Decántate por un baño de líneas simples y elegantes y juega a los reflejos. Vela de Gancedo. Toallas de Textura. Jarrones de Catalina House. Alfombra de algodón lavable Bereber, de Lorena Canals.

 

Muebles a medida
9/9

Muebles a medida

Son la mejor solución para ajustar el espacio a tus necesidades. Jarrón negro de Catalina House. Alfombras de lana lavable Almond Valley y cojín de algodón lavable Air Dune White, de Lorena Canals.