Fotografías: cortesía de Ana Samper

Realizar una mudanza es un trabajo arduo que puede resultar muy estresante. Hay que planificarla bien para que no se convierta en un caos. Para saber cómo se realiza correctamente, hemos acudido a una organizadora profesional: Ana Samper quien nos explica cómo hacer una mudanza y nos da las pautas principales para llevarla a cabo con éxito.

Ana Samper es organizadora profesional y creadora de la empresa Orden, y con cierto. Es miembro de AOPE (Asociación de Organizadores Profesionales de España).

Fotografías: cortesía de Ana Samper

Fotografías: cortesía de Ana Samper

Estas son las claves para llevar a cabo una mudanza con éxito.  Te contamos el método de Ana Samper.

Organización

En primer lugar, debes ser consciente de que la realización de una mudanza conlleva mucho trabajo, por tanto, debes organizarla con tiempo.

“Mucha gente subestima el momento de hacer la mudanza y ese es realmente el problema porque creen que pueden hacerlo todo en pocos días y la realidad es que hay que tomar muchas pequeñas decisiones y, llega un momento, en que no las pueden afrontar”, comenta Ana.

Fija una fecha y empieza cuanto antes a realizar las gestiones. Pide presupuesto a diferentes empresas para valorar cuál te conviene más y, una vez tengas este tema cerrado, ¡empieza la cuenta atrás!

Planificación

Sé realista. No intentes improvisar ni dejar las cosas para última hora. Como señala Ana Samper, “hacer una buena planificación antes es la clave para que una mudanza salga bien”.

La mudanza consta de dos fases: por una parte, cerrar la casa en donde te encuentras en la actualidad y, por otra, abrir la nueva y asentarte en ella. Debes considerar ambas simultáneamente.

Hay que planificar tanto el proceso como el espacio de la nueva casa para tener claro qué vas a trasladar y dónde lo vas a ubicar. Puedes empezar por empaquetar  las cosas que menos utilices para ir avanzando sin perjudicar (en la medida de lo posible)  tu día a día.

Limpieza

“La fase que nosotros llamamos la  Pre-Mudanza es muy importante para decidir qué nos vamos a llevar realmente”, apunta Ana Samper.

Por tanto, revisa bien todo lo que te vas a llevar. No traslades cosas que ya no utilizas, no te van a servir o no tienen cabida en tu nueva casa.

Una mudanza es el momento ideal para hacer  limpieza; aprovéchalo y despréndete de todo aquello que no necesites. Es realmente un ejercicio de desapego muy liberador y muy beneficioso para empezar una nueva etapa.

La mudanza con niños

Una mudanza supone un gran cambio y, seguramente, afecta más a los niños ya que les influye directamente en sus rutinas. Por eso hay que tenerlos especialmente en cuenta.

“Cuando hago mudanzas de familias, siempre les digo que es importante que les vayan explicando a los niños qué va a pasar. Es bueno que los niños se involucren y que, incluso, preparen alguna caja para sobrellevar bien el proceso. También aconsejo que los niños vean la casa vacía para que puedan cerrar la etapa. Para hacérselo más fácil a los niños, en la nueva casa suelo montar su habitación y la cocina lo primero; así, ellos ya tienen su espacio y se van adaptando”, explica Ana Samper.

A continuación, te damos consejos detallados para la realización de la mudanza:

Clasificación
1/7

Clasificación

Para empaquetar los enseres de la vivienda, Ana Samper aconseja guardarlo todo de forma ordenada, por categorías y habitaciones. Este orden te ayudará a tener organizados los artículos  y, por tanto, a recolocarlos más fácilmente.


Fotografías: cortesía de Ana Samper

Etiquetado
2/7

Etiquetado

En el proceso de clasificación y embalaje es sumamente importante el etiquetado de las cajas. “Cada caja se debe etiquetar convenientemente con los siguientes datos: origen, destino y descripción resumida de lo que contiene”, apunta Ana. De hecho, para agilizar este trámite, ella ha creado unas etiquetas adhesivas para rellenar en el momento.

Además, las cajas se deben numerar. “Yo aconsejo una numeración por estancia, no en global ya que facilita el control de las cajas para cada espacio y su colocación. Además, realizo un inventario para saber perfectamente dónde está cada cosa”, explica Ana.

Fotografías: cortesía de Ana Samper

Embalaje adecuado
3/7

Embalaje adecuado

Para trasladar los objetos correctamente, debes guardarlos de forma óptima. Elige los contenedores adecuados para cada cosa. Para la ropa, por ejemplo, existen unas “cajas- armario” que te las facilita la empresa de la mudanza. Las prendas las trasladas directamente de tu armario a la caja, lo que resulta muy rápido y cómodo; como  se transportan bien colgadas,  llegan perfectamente.

Fotografías: cortesía de Ana Samper

Empaquetar los objetos cuidadosamente
4/7

Empaquetar los objetos cuidadosamente

Todo se debe empaquetar correctamente para que llegue en buen estado, pero hay que poner especial atención en los artículos frágiles. La vajilla y la cristalería, por ejemplo son uno de ellos; las piezas se tienen que envolver en plástico de burbujas para que no se rompan. Los cuchillos, por otra parte, también se tienen que proteger bien por seguridad.

Fotografías: cortesía de Ana Samper

Cuidar los objetos delicados
5/7

Cuidar los objetos delicados

En el global de la mudanza seguro que hay objetos pequeños y/o delicados que hay que cuidar especialmente. “Algunos objetos delicados los envuelvo en papel de seda y los meto en bolsas para que vayan más protegidos”, comenta Ana.

Hay que tener en cuenta que cada vivienda es diferente y, por lo tanto, la mudanza también lo será. “Una de las mudanzas recientes que he organizado era el piso de una maquilladora por lo que tenía muchos objetos pequeños y delicados (desde pinceles hasta frascos de cristal)  que tuve que embalar todo con sumo cuidado”, cuenta como anécdota Ana.

Fotografías: cortesía de Ana Samper

Enseres personales
6/7

Enseres personales

“Antes de la mudanza, nosotros le damos unas indicaciones al cliente. Entre ellas, está preparar una maleta para una semana aproximadamente. También tienen que pensar qué enseres son importantes y necesitan tener a mano”, comenta Ana Samper.

Toma nota: prepara todos los artículos personales que debes tener a mano (llaves, gafas, medicamentos, etc.), así como los documentos para tenerlos controlados en todo momento.  

Y, por otra parte, recordad que todos los miembros de la familia deben hacer su maleta para que los días siguientes a la llegada a la nueva casa puedan funcionar normalmente.

Fotografías: cortesía de Ana Samper

Todo preparado
7/7

Todo preparado

Para que la mudanza se realice sin sorpresas, olvídate de improvisar. Debes tener todo empaquetado la víspera y el día de la mudanza centrarte en coordinar y supervisar el traslado. Así lo explica Ana Samper: “El mismo día de la mudanza no hay que empaquetar nada. Tiene que estar todo listo el día anterior. Nosotros un día o dos antes (dependiendo del tamaño de la casa y del volumen de cosas que haya que empaquetar) vamos a la vivienda para dejarlo todo preparado”.

También para el día de la mudanza Ana nos da un consejo importante: tener prevista la comida y la bebida. No dejes este tema al azar ya que seguramente, será un día largo y cansado.

Si sigues las  indicaciones de Ana Samper, seguro que tu mudanza será un éxito. Pero, si ves que te va a desbordar, no dudes en contratar los servicios de un organizador profesional.

Fotografías: cortesía de Ana Samper