Regalar podría ser tarea fácil. Más si sabemos dónde vamos y qué queremos, o qué quiere el otro. A veces en el interior lo encontramos todo. Otras, el diseño y la estética de un buen envoltorio nos devuelve la ilusión que ya de niños y niñas implicaba el hecho de abrir un regalo. Con sus pros y sus contras de que, lo que apareciese, no fuese lo esperado. Pero ahí estaba, el papel granate con sus bolas navideñas resplandeciendo. Y la idea de que alguien, en algun momento, había invertido parte de su tiempo en prepararnos ese paquete. Por lo general, lo habría hecho de manera artesanal. En su defecto, alguien lo habría hecho por él o por ella.

Sin embargo, en la era de las nuevas tecnologías, del todo hecho y deshecho, nunca es tarde para poner en práctica ese 'Do it yourself' con el que envolver regalos de manera artesanal. Solo tienes que crear tus propios diseños. Atrevéte, introduce colores tenues, no olvides el dorado; ese color festivo por excelencia protagonista en Navidad. Incluye en cada paquete cintas, papeles, rotuladores, esprays... y consigue envoltorios tan naturales como sotisficados. ¿Lo mejor? Que siempre podrás decir que es un regalo fruto de tu propia creación. ¿Artística? Eso quedará en manos del ojo ajeno. ¿Te atreves a intentarlo? Descubre estas cuatro maneras de envolver regalos manualmente y disfruta de cómo el resto se deleita desenvolviendo aquello que trataste con cuidado y originalidad.

 

 

'Power gold'
1/4

'Power gold'

El poder del dorado no falta en las decoraciones navideñas. Salpica de luz tu regalo más especial con finas láminas de pan de oro. Utiliza parches de diferentes tamaños y asiéntalos sobre el papel con la ayuda de adhesivo y un pincel. Para que el resultado sea más cautivador, procura que el color del envoltorio contraste sutilmente con el dorado (el gris es ideal), y remata con una rama pintada con aerosol, también dorado.

Estrellas de nieve
2/4

Estrellas de nieve

Decora tus paquetes con estrellas de papel de diferentes colores. Para crear estas estrellas necesitas trozos de papel de 42 x 5 cm. Dóblalos en forma de acordeón, con pliegues de 1 cm, y corta uno de los extremos en ángulo. Haz varios cortes por los lados, perfora con una aguja la otra punta y atraviesa el agujero con un hilo. Apriétalo para crear el círculo y engancha con pegamento los lados de unión. Si el envoltorio es liso, más elegante y sofisticado quedará el empaquetado.

Finos destellos
3/4

Finos destellos

El hilo dorado, un elemento fino que dotará de elegancia cualquier paquete. Primero necesitarás papel blanco para envolver el regalo. Más tarde, utiliza el hilo dorado, enróllalo dibujando líneas en sentido horizontal y entrecruzadas para lograr el estampado que más te guste. Con un tallo de hierba pintado en oro lo tendrás todo para sorprender.

Todo un clásico
4/4

Todo un clásico

Fácil y elegante. Descubre cómo crear este paquete con lacre de cera. Además de original, es muy fácil de realizar. Solo hay que fundir la cera de color en una cuchara vieja para verter el líquido en el papel e imprimir en él el dibujo que quieras. Puedes elegir entre una gran variedad de sellos con grabados de lo más original. En este caso hemos seleccionado este ciervo, crea el tuyo propio o consigue otros más originales.