Enero arranca con un temporal de nieve y frío extremo que deja en España un incremento de la demanda eléctrica. En los hogares, cuánto más frío, más necesidad de aumentar nuestra temperatura corporal con estufas, calefacción o duchas calientes. Por otro lado, las nevadas y heladas derivadas de Filomena han hecho que se dispare el precio de la luz. Un enero en el que la cuesta este año se hace real. Pero ¿de qué manera nos afecta este aumento en el precio de la luz? ¿Existe alguna manera de ahorrar en calefacción y reducir el recibo?

Red Eléctrica calcula que la demanda de luz ha crecido un 15% durante los días de la tormenta Filomena. En cuanto a la potencia, según Acierto.com, el incremento de la demanda eléctrica alcanzó los 42.226 MWh el viernes pasado. Unos datos que nos revelan el por qué ha subido la luz ante dos factores: la necesidad de calentar los hogares ante el frío y el mayor uso de gasoil y carbón para la producción, en detrimento de energías renovables procedentes del sol y el viento.

Todo esto, sin duda, encarece el precio de ese elemento que es la luz y que, además de provocar pobreza energética en los que no pueden acceder a él en condiciones, nos sitúa ante la necesidad de preguntarnos de qué otras maneras puede afectar en nuestra factura.

Es importante que tengamos en cuenta que no todas las personas se verán afectadas por esta subida. Entonces, ¿quién sí y quién no? Este incremento solo afecta al recibo de la luz de los consumidores acogidos a la tarifa regulada. Así que, pon atención al tipo de tarifa que tienes porque, es el mercado mayorista diario el que se está encareciendo y sirve para configurar la factura de los usuarios de la tarifa regulada, también conocida como Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

Este incremento solo afecta al recibo de la luz de los consumidores acogidos a la tarifa regulada, conocida como Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC).

Según datos eléctricos, el aumento podría traducirse en una subida de entre el 20% y el 30% en la factura de la luz para este primer tramo de enero, pero que también podría remitir en función de las condiciones climatológicas. De hecho, las subidas en la luz es algo que viene desde lejos, ya que en los últimos 15 años ha aumentado su precio un 92%.

Pero hay más, a este gasto hay que sumarle también el que supone el consumo de agua. Porque, por lo general, en días fríos como los que estamos viviendo podemos llegar a gastar entre 20 y 40 litros más (el precio de dejarla correr unos minutos más durante la ducha). Además del coste medioambiental que esto supone para el planeta.

El frío disparará el consumo energético al menos un 30% esta semana y podría suponer hasta 200 euros adicionales para el bolsillo de los consumidores.

Como hemos observado, la factura de la luz se ha encarecido hasta un 92% en los últimos 15 años. De hecho, de mantenerse la tendencia de este inicio de año, podría incrementarse un 21% más, según fuentes consultadas por Acierto.com.

Para las personas y los hogares que sí se vean afectados por el incremento de la luz, os dejamos aquí unas medidas muy sencillas para ahorrar en calefacción y reducir el recibo en esta cuesta de enero.

El aislamiento de las ventanas es fundamental
1/6

El aislamiento de las ventanas es fundamental

Para empezar, el aislamiento es fundamental en tu hogar, ya que las pérdidas suponen el 30% de la factura eléctrica. Pero ¿por qué sucede esto?

Estas pérdidas de calor ocurren cuando no contamos con unas ventanas adecuadas (las más herméticas son las de PVC). Lo ideal son las dobles ventanas, instalar elementos como cortinas y similares, bajar las persianas cuando caiga el sol y otros pequeños trucos para mantener cálida la casa.

Mantener una temperatura estable dentro de la casa
2/6

Mantener una temperatura estable dentro de la casa

Otro aspecto importante es mantener una temperatura estable dentro de casa (alrededor de los 19 y los 21 grados centígrados).

De hecho, las variaciones pueden suponer el 8% del consumo. En este punto, los termostatos inteligentes, que se apagan una vez alcanzada una temperatura, resultan de gran ayuda. Durante la noche podemos bajarla a 17 grados.

Comparar entre las diferentes tarifas de energía
3/6

Comparar entre las diferentes tarifas de energía

Recuerda que existen muchas maneras de consumir energía. Antes de asustarte con el precio de la factura, compara entre las diferentes tarifas de energía para ver cuál se ajusta mejor a tus necesidades. Se estima que hacerlo permite ahorrar hasta un 50% en algunos servicios.

Ventilar en las horas centrales del día,
4/6

Ventilar en las horas centrales del día,

Otra de las claves que te permitirá ahorrar en la factura es ventilar en las horas centrales del día, cuando las temperaturas suelen ser más altas. Eso sí, hazlo durante un periodo de tiempo breve y sin abrir demasiado. 

Utilza bombillas de bajo consumo y electrodomésticos eficientes
5/6

Utilza bombillas de bajo consumo y electrodomésticos eficientes

Otro aspecto clave es aprovechar la luz natural, evitar los consumos fantasma o decantarse por bombillas de bajo consumo, electrodomésticos eficientes (los que cuentan con calificación A consumen un 80% menos que los de clase D y la diferencia de precio se amortiza en 5 años). Haz un buen uso de ellos y evita dejarlos en standby.

Apostar por la edificación sostenible
6/6

Apostar por la edificación sostenible

Apostar por la edificación sostenible es todavía una de las asignaturas pendientes de nuestro país. Pero, elegir una casa sostenible puede suponer un 40% de ahorro de energía, con el consiguiente ahorro económico que esto implica.