Parecía que el negro era un color difícil en decoración y, sin embargo, ha conquistado nuestras cocinas transformándolas en espacios con personalidad. Es una realidad: el negro es tendencia en la cocina contemporánea. Está presente en materiales, mobiliario o simplemente en complementos y, en cualquiera de estos casos, aporta rotundidad. La dosis de negro que quieras incorporar depende del look que quieras conseguir.

Si bien el total black tiene un efecto espectacular, no hace falta apostar por el negro absoluto ya el negro permite crear diferentes combinaciones y se adapta a distintos estilos.  Es apto tanto para cocinas urbanas como para rústicas y puede resultar tan acogedor como sofisticado. Hay que tener en cuenta las características del espacio y elegir el tipo de mobiliario y complementos que mejor se adapte a él y a su estética. Te sorprenderás de la versatilidad del negro y las posibilidades que ofrece.

En las casas actuales en las que la tendencia es abrir la cocina al salón (e incluso integrarla en la zona social) el negro resulta una opción muy elegante. También es perfecto para las viviendas con estética industrial y tipo loft en las que la cocina está totalmente abierta ya que conjuga muy bien con materiales característicos de estos espacios como el ladrillo visto, el cemento, el hormigón, etc.

Además, el mobiliario en color negro favorece la zonificación del espacio y potencia los elementos como, por ejemplo, la isla, una pieza que ha adquirido un gran protagonismo en las cocinas actuales ya que resulta tan funcional como decorativa.

Aunque sea un color profundo, no es necesario reservar el negro para grandes estancias; también se puede utilizar en espacios reducidos. Por otra parte, lo ideal sería contar con luz natural pero, si no es así, no hay que renunciar; se puede crear un ambiente luminoso instalando la iluminación adecuada.

 

Se recomienda reforzar la iluminación instalando luces en la parte inferior de los armarios superiores

 

Ten en cuenta que para iluminar correctamente la cocina se requiere tanto iluminación general como puntual. La primera de ellas es para crear una luz ambiental agradable y la segunda para trabajar cómodamente. Se deben instalar luces empotradas en el techo para la iluminación general del espacio evitando las incómodas sombras; las lámparas de suspensión se reservan para iluminar puntualmente zonas como la isla o la mesa del office. También se recomienda reforzar la iluminación instalando luces en la parte inferior de los armarios superiores para ver mejor en las superficies de trabajo. Si los armarios tienen puertas de cristal (o en alacenas abiertas) también se puede incorporar luz en los estantes. En cocinas con predominio del negro sería más aconsejable optar por los tonos fríos que resultarían más luminosos.

Hay que tener en cuenta que el acabado del mobiliario en brillo o mate también aporta matices diferenciados. El mobiliario lacado, satinado o en acabado brillo refleja más la luz por lo que dará sensación de mayor luminosidad. Al mismo tiempo, aporta una imagen más sofisticada siendo, por tanto, idóneo para viviendas urbanas. Este tipo de acabado encaja preferentemente con un estilo contemporáneo y una decoración minimalista.

El negro mate, por otra parte, resulta más cálido y es apropiado en viviendas rústicas y en espacios de look industrial; también es el idóneo para las casas de estilo nórdico y estilo vintage.  El mantenimiento de este acabado es más sencillo aunque hay que tener presente que algunas firmas han desarrollado acabados para minimizar las marcas digitales.

 

El mobiliario lacado, satinado o en acabado brillo refleja más la luz por lo que dará sensación de mayor luminosidad

 

Una de las ventajas del negro es que permite múltiples combinaciones que funcionan de maravilla. Tanto con respecto a los colores con los que se combine como con los materiales con los que se trabaje. De esta forma, el protagonismo del negro se puede matizar para conseguir estéticas muy diferentes.

Veamos algunos ejemplos.

Materiales
1/9

Materiales

Tradicionalmente, el negro se ha utilizado con éxito en las superficies de cocina con distintos materiales (mármol, piedra, etc.). Hoy en día, aporta una nota de actualidad como en esta cocina de Dada (Molteni & C). Es la serie Tivalì diseñada por Dante Bonuccelli. Incorporar piezas en negro (como los taburetes en piel, en este caso) refuerza el efecto.

Apuesta por el negro y el dorado
2/9

Apuesta por el negro y el dorado

La apuesta absoluta por el negro es indudablemente elegante, como demuestra este espacio creado por Poggenpohl. Si, además, se introduce un toque dorado, se potencia la idea de sofisticación.

Insignia del estilo industrial
3/9

Insignia del estilo industrial

El negro funciona muy bien en una cocina tipo industrial ya que refuerza su carácter. Ésta es una propuesta de Schmidt. Combina con acierto el tono mineral de la isla, el negro mate de las columnas, el de la zona de desayuno (Arcos Supermat en color Nano Black) con la zona de estanterías metálicas abiertas (Metal Line en color negro). Como contrapunto, las plantas aromáticas encima de la campana suspendida, aportan la nota fresca y natural.

También para el estilo vintage
4/9

También para el estilo vintage

También el negro encaja perfectamente en espacios de estilo vintage, como vemos en esta cocina de Ikea, cuyo mobiliario presenta acabado mate. En este ambiente, los elementos seleccionados para crear la estética global también juegan una baza importante.

En blanco y negro
5/9

En blanco y negro

El binomio blanco-negro es un clásico que siempre está de actualidad. Esta combinación fusiona la sobriedad del negro y la luminosidad del blanco. Sin duda, el resultado es muy elegante. En la fotografía, el programa +Segmento Y de Poggenpoh: “el clásico moderno” de la firma. La innovadora superficie de nanotecnología evita las marcas de huellas dactilares.

Con un toque de acero
6/9

Con un toque de acero

La combinación del acero con el negro es tan efectista como agradecida ya que el acero aporta luminosidad y ligereza al espacio. En la imagen, el programa Classic de SieMatic que juega con los contrastes para crear un ambiente especial.

Negro y gris
7/9

Negro y gris

El negro se suaviza con la combinación del gris y da como resultado un ambiente sobrio y equilibrado muy relajante, como podemos ver en esta cocina de Dada (Molteni & C). Un espacio muy agradable para cocinar y para reunirse a comer.

La presencia de la madera
8/9

La presencia de la madera

Si queremos un ambiente cálido y acogedor, la madera es un gran aliado. Fíjate en esta cocina de Ikea. La madera clara resulta más informal y (por supuesto) más luminosa; el contraste resulta muy agradable. Si, por el contrario, prefieres un ambiente más envolvente e intimista, opta por una madera oscura que potencia la profundidad del negro.

cocina abierta
9/9

cocina abierta

La cocina en negro responde perfectamente en la tendencia de cocinas abiertas integradas a la sala, como vemos en este proyecto de Santos. El mobiliario es el programa Fine sin tirador: el modelo Mármol Gris para la isla y Fine Negro Seda Lah para las columnas. La encimera está realizada en Sapienstone Grey Pietra Marble. Para la vitrina se ha elegido el modelo Alum-01 Noir Aluminio negro con vidrio ahumado y color interior de cuerpo Mármol Gris.