Coliving, un concepto residencial que ya resuena en nuestras fronteras. En Madrid, son muchos los edificios que ya han convertido sus espacios en este tipo de zonas residenciales que van más allá del típico piso de estudiantes. ¿La diferencia? Las grandes comodidades de una residencia pensada para una vida en común. Un claro ejemplo del auge de este modelo es el éxito que ha tenido la apertura del primer coliving de la firma DoveVivo en Madrid. Un edificio que ya cuenta con un 60% de reservas tras la inauguración.

Pero ¿a qué se debe esta demanda tan acuciada? Lo cierto es que muchos expertos del ámbito inmobiliario ya dicen que el coliving es una tendencia que ha llegado para quedarse. De hecho, este tipo de residenciales flexibles, funcionales y capaces de respetar la privacidad personal en un contexto global, se hacen todavía más necesarias en un momento en el que ha cambiado la forma de trabajar, relacionarnos y vivir.

Un efecto al que se han sumado los principales grupos inmobiliarios europeos que, después de la Covid-19, han empezado a trasladar sus inversiones hacia el sector residencial (coliving, residencias de estudiantes, alojamientos sénior y residencial tradicional). En los próximos 10 años, la consultora Cushman & Wakefield estima el potencial del mercado de la vivienda compartida en 550.000 millones en Europa.

DoveVivo ha rehabilitado un edificio histórico, ubicado en la calle San Lorenzo, en el corazón de Madrid, para dar luz a este proyecto de coliving.

¿Qué pasa con España? Podríamos decir que, en lo que se refiere al mercado del coliving, en España estamos todavía en la fase inicial. Según los datos de la consultora CBRE, las actuales plazas están en torno a 500 unidades y el modelo está empezando a expandirse rápidamente ofreciendo grandes oportunidades tanto para los inversores inmobiliarios como para el público objetivo.

Nómadas digitales millenials, jóvenes profesionales, estudiantes o parejas son los principales grupos a los que va dirigido este modelo. Un target que busca espacios modernos y confortables con contratos flexibles y servicios incluidos. 

05 SanLorenzo Studio

La residencia, que toma forma en una elegante casa-palacio realizada por el arquitecto Manuel Brady en 1807, ya acoge colivers españoles e internacionales con total seguridad gracias a protocolos establecidos como el sistema de control de la calidad del aire. El espacio cuenta con 44 habitaciones y estudios con una superficie total de 1600 m2.

El proyecto de rehabilitación ha sabido conservar la personalidad de este edificio protegido en Malasaña, que aparece en novelas de grandes escritores como Benito Pérez Galdós y Emilia Pardo Bazán. Para devolver parte del patrimonio a la comunidad local, DoveVivo ha decidido donar la cocina, el comedor y muchos otros objetos y enseres a ONGs españolas dedicadas a ayudar a personas sin hogar.

«Hemos respetado la esencia de este edificio y potenciado las características que lo hacen único en su género; la luz, la altura de los techos y piezas del mobiliario original, que han sido restaurados por las manos expertas de artesanos locales. Entrar en San Lorenzo 11 significa dejarse conquistar por el encanto de la tradición más castiza, disfrutando al mismo tiempo de espacios nuevos y energéticamente eficientes. En los próximos meses anunciaremos nuevos edificios y proyectos en el centro de Madrid», explica Irene Trujillo, directora de operaciones de DoveVivo España. 

Comedor común
1/5

Comedor común

El coliving cuenta con diferentes espacios para que la vida en común sea lo más agradable posible. Un ejemplo de ello es el comedor, en el que encontramos un diseño sencillo, marcado por los elementos naturales, los cuales dotan de armonía al conjunto.

Habitación
2/5

Habitación

Esta es tan solo una de las 44 habitaciones y estudios con los que cuenta este coliving de la firma DoveVivo. En una superficie total de 1600 m2 y ubicado en el corazón de la capital madrileña, el espacio ya acoge a colivers españoles e internacionales.

Las habitaciones están completamente equipados, dotados del máximo confort y permiten disfrutar de privacidad para actividades como estudio y trabajo.

Sala de trabajo
3/5

Sala de trabajo

Si algo no podía faltar en esta residencia madrileña, es la idea de un espacio dedicado al trabajo. Sobre todo, ahora que nuestras formas de vida han cambiado debido a la Covid-19. Muchas personas buscan zonas de trabajo en las que poder realizar sus tareas de manera colaborativa y en remoto, alejados de la típica oficina.

Cocina
4/5

Cocina

Mediante un diseño moderno y sin perder de vista la sofisticación y el cuidado de los detalles, los inquilinos de este coliving podrán disfrutar de una cocina de planta abierta, super funcional y dinámica. Ideal para vivir en comunidad.

Sala fitness
5/5

Sala fitness

Otro de los espacios imprescindibles para completar los servicios que ofrece la firma DoveVivo, es esta sala fitness para activar el cuerpo y tener un momento de desconexión total. Equipada a la última, aporta un plus de disfrute a toda la residencia.