En la cocina, necesitamos espacio. Para movernos, para cocinar, para comer o para pasar un buen rato con nuestros seres queridos. Superados ya los tiempos en los que esta estancia se reservaba tan solo a sus usos prácticos, ahora se ha convertido en uno de los centros de nuestra casa, en el que también pasamos horas socializando.

Así que, tenga las dimensiones que tenga nuestra cocina, este espacio multiuso nos demanda más sensación de amplitud y de orden, que nos ayudarán sin duda a sentirnos mucho más cómodos.

Tal y como nos explica la directora comercial de Escenium, Tamara Delgado, “cada cocina es diferente, por lo que las necesidades a la hora de guardar también lo son. De ahí la importancia de personalizar al máximo el diseño de estos ambientes, en función siempre del espacio y de las preferencias y objetivos de sus usuarios. Conocer bien al cliente y sus prioridades, y no limitarse a muebles de medidas estándar, permite crear diseños distintos e innovadores que convierten la cocina en una estancia única e irrepetible. Un análisis que también resulta determinante a la hora de lograr que todo ocupe un lugar determinado. El resultado será muy diferente en cada caso, pero siempre con un objetivo común: disfrutar de una cocina cómoda, funcional y con mucha capacidad.”

Vamos a ver unos cuantos consejos de profesionales para aprender cómo sacar el máximo partido al espacio de nuestra cocina:

Estantes regulables
1/11

Estantes regulables

Otra buena manera de rentabilizar al máximo el espacio y conseguir que todo ocupe un lugar concreto pasa por optar por estantes regulables en altura –como estos, de Alvic–. Una medida que además permite personalizar los interiores y dar respuesta a las necesidades variables de los usuarios.

Módulos altos
2/11

Módulos altos

Instalar unos armarios superiores de gran tamaño –que a poder ser lleguen hasta el techo–, será otra excelente manera de disponer de más almacenaje en la cocina, tal y como se observa en este espacio, de El Corte Inglés. Vajillas, tazas, vasos, pequeños electrodomésticos, alimentos frescos y en conserva... Todo tendrá cabida.

Armarios rinconeros
3/11

Armarios rinconeros

Disponibles tanto para armarios superiores como inferiores, estos módulos lo tienen todo: mucho espacio para guardar, perfecto control visual de todo lo almacenado y fácil acceso a su contenido. Este modelo de OB Cocinas es un buen ejemplo de todo ello.

Estructuras abiertas
4/11

Estructuras abiertas

Perfectas en cocinas de reducidas dimensiones, estas estructuras –como las que se observan en este ambiente, de Antalia– multiplican la capacidad de almacenaje, rentabilizan al máximo los metros y permiten tenerlo todo a mano.

Grifería con agua filtrada
5/11

Grifería con agua filtrada

Los mezcladores con más de una función, como los que proporcionan agua normal y agua caliente al instante o los que también suministran agua filtrada –bajo estas líneas, modelo con la tecnología Grohe Blue Pure, de Grohe–, son ideales para disponer de más espacio libre.

Bora Pure cordero
6/11

Bora Pure cordero

Los electrodomésticos con doble función–como la placa de inducción Pure, de Bora, con extractor de superficie incorporado– dejan libre mucho espacio para guardar, ya que solo es necesario instalar un aparato, y no dos.

Óptimos antepechos
7/11

Óptimos antepechos

La zona del antepecho, por lo general en desuso, puede aprovecharse para instalar armarios con frente de persiana, así como pequeñas baldas, barras metálicas o compartimentos internos–como esta pared funcional, de Bulthaup–.

Almacenaje oculto
8/11

Almacenaje oculto

Integrar un armario en la zona del antepecho es otra buena manera de incrementar la capacidad de almacenaje. Sobre todo si, como este diseño de Escenium, dispone de un panel de vidrio deslizante que oculta su interior sin restar centímetros.

Completos offices
9/11

Completos offices

El comedor de diario puede servir asimismo para instalar diferentes elementos para guardar, ya sean bancos con capacidad interna o islas o penínsulas con armarios por ambos lados, como en esta estancia, de Pino Cocinas & Baños.

Zócalos en perfecto uso
10/11

Zócalos en perfecto uso

Los ambientes reducidos precisan de soluciones ingeniosas para multiplicar el almacenamiento. Una de ellas pasa por aprovechar los zócalos de los armarios inferiores –como se ha hecho en esta cocina, de Leicht– para guardar variados elementos.

Baldas en las paredes
11/11

Baldas en las paredes

Otro excelente recurso a la hora de multiplicar el espacio para guardar consiste en instalar baldas en los muros. Muy ligeras, apenas restan metros y dan cabida a todo tipo de piezas. Sobre estas líneas, varios modelos de Schmidt Cocinas