El cuidado del medio ambiente constituye una de las mayores preocupaciones de nuestra sociedad en la actualidad. Cada día tenemos más claro que si no cuidamos de nuestro entorno, dejaremos un mundo peor y una forma de vida insostenible para las futuras generaciones.

Si a ti también te preocupa el medio ambiente, piensa que, transformando la decoración de tu hogar, local o espacio de trabajo, puedes aportar mucho más de lo que imaginas.

Por este motivo, desde Diseño Interior Bruto, te vamos a dar unos consejos muy sencillos de decoración responsable que puedes aplicar desde este momento. Será bueno para ti y también para el planeta.

Mobiliario sostenible
1/6

Mobiliario sostenible

  • Compra de forma responsable. Piensa en lo que realmente necesitas y evita la compra por impulso. No te guíes solamente por el precio, investiga de dónde procede ese mueble que tanto te gusta, quién lo ha fabricado, cómo ha sido el proceso de fabricación y de dónde proceden sus materiales. Para conocer estos datos fácilmente, muchas empresas de muebles cuentan en su web con una ficha de las características del producto, así como con la explicación sobre los compromisos medioambientales adquiridos y su responsabilidad social corporativa.
  • Trata de elegir muebles que duren en el tiempo y que sean versátiles. De esta manera, se adaptarán a tus cambios con el paso de los años.
  • La mejor solución para aprovechar cada rincón del espacio es hacer los muebles a medida. Así podrás adaptarlos 100% a tus gustos estéticos y funcionales.
  • Una pieza de otra época puede ser la clave que proporcione carácter a una estancia. Reutiliza muebles que ya tengas, restáuralos, transfórmalos o cómpralos de segunda mano. De esta forma favoreces la economía circular, reduces el consumo y mitigas la creación de residuos innecesarios, todo ello sin renunciar al estilo.
Textiles sostenibles
2/6

Textiles sostenibles

  • Evita los tejidos sintéticos pero, si decides utilizarlos, ten en cuenta que los hay procedentes de materiales reciclados. Por ejemplo, ya es muy habitual crear textiles a partir de botellas de plástico recicladas.
  • Apuesta por tejidos y fibras naturales como la lana, el lino, el algodón o el yute. Sus principales beneficios son la transpiración, el aislamiento térmico (en lana y algodón), las propiedades higiénicas y un tacto más natural y agradable. Además, al encontrarse en la naturaleza, se obtienen de procesos más sostenibles y generan menos residuos.
  • Utiliza, siempre que puedas, textiles orgánicos. Tu salud lo agradecerá, ya que minimizan la aparición de alergias al estar libres de químicos.
  • Las alfombras, además de decorar, aportar confort y delimitar espacios, son estupendos aislantes térmicos y ayudan a minimizar los ruidos.
  • Las cortinas nos permiten modular la entrada de luz por las ventanas y, al igual que las alfombras, también son buenos aislantes térmicos, pues disminuyen algún que otro grado de calor en verano y contienen posibles filtraciones de frío en invierno.
Objetos decorativos sostenibles
3/6

Objetos decorativos sostenibles

  • Tenemos estupendos artistas y artesanos en nuestro país. Si apostamos por ellos, estaremos favoreciendo el trabajo local y los negocios de proximidad, y tú siempre tendrás una pieza singular. Una buena selección de piezas únicas hace que cualquier espacio sea más auténtico y original. Puedes crear bodegones y composiciones con ellas en aparadores, estanterías y paredes.
  • Rebusca entre los objetos heredados y aquellos que tengan una carga sentimental para ti. Exhíbelos y mézclalos con otros de nueva adquisición. Conseguirás un efecto más personal.
  • Si te gusta leer, coloca tus libros en estanterías. No hay nada que muestre mejor quién eres que tus lecturas. Mézclalos con otras piezas de decoración para conseguir un efecto brutal.
Materiales sostenibles
4/6

Materiales sostenibles

  • Si te vas a aventurar en una reforma, adquiere materiales de producciones sostenibles, reciclados o reciclables. Como es un tema que suele resultar complejo, infórmate y déjate asesorar por expertos.
  • En cuanto a materiales constructivos, es preferible utilizar los que sean más sostenibles como la madera sin tratar, la piedra o el ladrillo, y evitar otros como el cemento.
  • Apuesta, en la medida de lo posible, por los materiales locales y de proximidad. Así evitaremos emisiones de CO2 causadas por el transporte.
  • Puedes utilizar pinturas ecológicas y barnices al agua. Casi todas las marcas cuentan ya con una línea eco.
  • Si quieres empapelar, recuerda que existen numerosos papeles ecológicos de diseños increíbles y fabulosas calidades.
Vegetación
5/6

Vegetación

  • Cuenta, siempre que puedas, con la presencia de plantas naturales para la decoración de tu espacio. Hay un sinfín de variedades para que puedas elegir las que mejor encajen contigo, por sus cuidados y estética. No solo decoran y proporcionan un aspecto fresco y agradable, sino que, además, depuran el aire.
  • Si vives en una casa con jardín puedes planificarlo, por ejemplo, favoreciendo la sombra en verano y la luz en invierno.
  • Si, además, tienes la suerte de contar con una casa individual, las cubiertas vegetales son un recurso genial para aislar térmica y acústicamente, pero tienen muchas más ventajas: purifican el aire, proporcionan una reserva de agua de lluvia, alargan la vida útil de la cubierta y crean una barrera resistente al fuego.
Distribución sostenible
6/6

Distribución sostenible

  • Si piensas transformar una vivienda, local o espacio de trabajo y dispones de pocos metros cuadrados, te recomendamos proyectar espacios flexibles que sirvan para varias actividades, de manera que puedas utilizarlos según necesites en cada momento. Para conseguirlo, podemos utilizar paneles móviles, puertas correderas, muebles multiusos, etc.

Por último, si quieres ir más allá, lo ideal es que tu hogar o espacio de trabajo sea energéticamente sostenible, es decir, que utilice recursos naturales para abastecerse de energía y reduzca al máximo su consumo.

En definitiva, podemos minimizar nuestra huella ecológica a través del diseño de interiores y la decoración, y podemos hacerlo desde hoy. Cuidar de nuestro planeta es responsabilidad de todos y cada gesto cuenta, por pequeño que sea.

Es hora de dar el paso. ¿Te sumas a la decoración responsable?