Llega mediados de agosto y muchas personas regresan a casa de vacaciones. Pero también hay quien ha preferido pasar el verano sin prisas ni vuelos en su propio hogar. Un mes hecho para el descanso y el disfrute que este año ha contado con cambios estructurales derivados de la crisis sanitaria del Covid19. Y esto, sin duda, ha hecho que nos volvamos más caseros, aplazando viajes y otros planes fuera de la ciudad para disfrutar de casa junto a los nuestros

Podría sonar aburrido, pero son muchas las ventajas del Staycation, es decir, de disfrutar del verano desde casa. Así, en caso de permanecer en nuestros domicilios, una parte esencial de las casas son los jardines al aportar frescura y naturaleza en un mismo espacio. Con sus flores y sus plantas, las zonas verdes nos permiten reconectar con el mundo natural sin salir de nuestro propio hogar.

Pero disfrutar del jardín también implica que este permanezca sano, cuidado y que el solo caminar por él nos transmita esa sensación de paz tan propia de las vacaciones. Antes de que crezcan las malas hierbas o se acumulen los objetos, te contamos las claves para transformar tú jardín en un lugar en el que disfrutar al máximo del verano, según explica el estudio de paisajismo de Fernando Pozuelo Landscaping Collection.

Espacios con sombra
1/5

Espacios con sombra

Debido a las altas temperaturas que caracterizan al mes de agosto, es fundamental contar con un buen sistema de sombreado que nos permita disfrutar de un espacio de reposo en esta época estival.

Actualmente existen en el mercado una gran variedad de opciones de las que podemos disponer para protegernos del sol, que pueden ir desde las estructuras más sencillas y ligeras compuestas por velas, hasta sofistidas pérgolas bioclimáticas, o incluso piezas que se pueden considerar verdaderos artículos de decoración. 

Solarium y chill out
2/5

Solarium y chill out

En contraposición con el punto anterior, son muchas personas las que buscan broncearse durante sus vacaciones, por lo que se puede habilitar una zona para tomar el sol que puede contar con duchas de agua fría para refrescarse.

Además, si disponemos de un jardín de pequeña extensión, esta zona puede ser un espacio versátil y convertirse en un espacio chill out en el que relajarse y leer cuando caiga el sol. En jardines de mayor tamaño pueden ser dos espacios diferenciados. 

Especial utilización del agua
3/5

Especial utilización del agua

Seguramente sea el elemento más deseado durante estos cálidos meses, además de ser una figura que rápidamente se relaciona con espacios verdes como puede ser un jardín.

En función del tamaño que este tenga, podemos optar por la inclusión de pequeñas fuentes, de uno o varios caños, que sirvan tanto para refrescarnos como para utilizar el sonido del agua para relajarnos, o por la inclusión de una piscina o un estanque, que será el mejor pasatiempo para la familia.

 

Huerto didáctico
4/5

Huerto didáctico

Una zona de nuestro jardín puede estar destinada a la inclusión de un pequeño huerto en el que podremos cultivar pequeñas especies hortícolas o frutícolas como el tomate, el calabacín, la hierbabuena, el cilantro o el romero, y otras arbóreas como el naranjo o el granado.

Esto, además de resultarnos de gran utilidad en nuestra cocina, puede servirnos para involucrar a los más pequeños y les brindará un gran aprendizaje. 

Cocina integrada
5/5

Cocina integrada

Y si contamos con un huerto, no podía faltar una pequeña cocina. En el mercado existen una gran variedad de cocinas completamente preparadas para integrar en nuestro jardín que cuentan con todo lo necesario para poder disfrutar de un buen plato elaborado con los productos que hemos cultivado en el huerto. Además, se pueden introducir soluciones de almacenaje.