Coblonal Interiorismo ha sido el estudio elegido para llevar a cabo el diseño interior, la distribución de los espacios y el interiorismo de una lujosa vivienda unifamiliar nueva ubicada en Castelldefels, Barcelona.

El equipo del estudio ha colaborado desde el primer momento con los arquitectos responsables del volumen de obra nueva para decidir la mejor ubicación, distribución y medidas de los diferentes espacios y materiales, así como todas las instalaciones, mobiliario, textiles y otros elementos.

Y de esta colaboración ha surgido una impresionante y acogedora vivienda, que destaca por la luz natural y su sofisticación, pensada para disfrutar de la familia y los amigos en una zona privilegiada.

La vivienda está distribuida en dos plantas y un sótano, además de contar con un amplio jardín con piscina, módulo de barbacoa y zona de comedor exterior. En el interior, el aprovechamiento de la luz natural ha sido uno de los pilares del proyecto, lo que ha permitido utilizar una gama de colores oscuros como el negro o el marrón chocolate, protagonista del proyecto y que combina con los tonos beige y crudo. La serenidad y armonía se respiran en todos los rincones, marcados por detalles en dorado en todas y cada una de las estancias.

Salón con detalles en dorado
1/7

Salón con detalles en dorado

El salón se encuentra ubicado en la planta baja, donde la luz entra de una manera generosa y calmada a través de las cortinas. Presiden la estancia un gran sofá Baxter en forma de L, tapizado en piel, y una inmensa alfombra rectangular en crudo y amarillo dorado.

La pared, en blanco, rompe su monotonía con una hornacina longitudinal en color negro colocada a media altura con una chimenea de etanol automatizada que ayuda a dividir y ensanchar todavía más el espacio, visualmente.

El salón también cuenta con un rincón de lectura, formado por una icónica butaca Eames en fresno y cuerno negro con una delicada lámpara Mantis, diseño de Bernard Schottlander en 1951.

Asimismo, en la estancia se alza un pilar audiovisual diseñado a medida por el estudio, que se encarga de albergar todos los elementos y su cableado, minimizando el impacto visual.

El espacio culmina con un rincón de cóctel frente a los ventanales por los que se sale a la piscina, formado por una mesa redonda de Poltrona Frau, sillas de Gubi y una lámpara suspendida de Casamilano.

Suite de invitados
2/7

Suite de invitados

Tras la zona del salón se encuentra una suite para invitados con baño propio, aportando intimidad, pero separando la estancia de la zona de habitaciones de la familia, situadas en la planta superior. Las lámparas suspendidas de Tom Dixon emulan gotas doradas que levitan ingrávidamente, y el cabecero de la cama, realizado a medida, hace tanto de mesita de noche como de lugar de almacenamiento.

Comedor
3/7

Comedor

Un pilar con cenefas arábigas abre paso al comedor y a una amplia cocina que se aísla mediante puertas correderas de cristal.

En ambas estancias el mármol cobra especial importancia: en el comedor, la mesa redonda de mármol blanco diseñada por Coblonal preside el espacio, acompañada por sillas tapizadas en terciopelo azul con patas doradas, de la firma Pedrali. La lámpara colgante, de Mooi, recuerda a un cerezo y aporta un aspecto floral al ambiente sofisticado y elegante.

Cocina
4/7

Cocina

En la cocina, el mármol, esta vez en marrón emperador, reviste con elegancia el aplacado de la pared exterior y una gran isla que sirve tanto de barra como de espacio de trabajo, donde se encuentran los fogones. Discretamente integrada sobre la isla se encuentra una campana extractora empotrada en el techo.

Escalera de espiral
5/7

Escalera de espiral

Conecta las diferentes plantas una escalera de color marrón chocolate con peldaños flotantes dispuestos en espiral, que envuelven una lámpara compuesta por cables tensados y diferentes esferas de cristal que iluminan el recorrido. El pasamanos, metálico, es prueba de la calidad de los artesanos que han formado parte del proyecto.

Suite principal
6/7

Suite principal

En la planta superior se encuentran las distintas habitaciones de la familia que habita la vivienda. La suite principal está vestida de madera oscura, jugando con la increíble luminosidad que entra por las ventanas. Además, esta estancia goza de una pequeña terraza que asoma a la zona de la piscina. Tanto paredes como suele tienen un tono chocolate, mientras que los textiles son en beige y naranja y la gran alfombra es blanca con detalles negros. Sobre esta y a los pies de la cama se encuentran una butaca y una pequeña mesita, perfectos para disfrutar de momentos relajantes. Dos puertas correderas oscuras esconden un gran vestidor que acompaña la estancia.

En el baño principal se repite la misma paleta de colores usada en todo el proyecto: negro, marrón, beige y detalles en dorado, como en los grifos y lámparas.

Exterior de ensueño
7/7

Exterior de ensueño

El exterior está diseñado y pensado para aprovechar el magnífico clima mediterráneo de Barcelona.

Para lograr el ambiente idóneo para disfrutar del exterior se ha realizado un profundo estudio de los materiales empleados, el diseño de los volúmenes y las diferentes escenas de iluminación, así como la vegetación y el mobiliario.

La piscina, la joya del jardín, cuenta con una entrada progresiva en uno de sus lados, mientras que en la parte profunda dispone de un banco elevado pensado para sentarse con el agua cubriendo el torso. Las baldosas, de grandes dimensiones y tono blanquecino, crean una tonalidad turquesa en el agua que recuerda a las playas paradisíacas de arena blanca. Los mismos tonos se reproducen en las cuatro tumbonas reclinables, que cubren el espacio existente entre la piscina y la fachada de la vivienda.