Inspiración clásica andaluza, toques arábigos, mucha vegetación, el acertado binomio cromático entre el verde y el gris y la búsqueda incesante de la luz. Estas son las principales características que describen el fresquísimo interiorismo del nuevo Hotel Catalonia Santa Justa de Sevilla, a cargo del estudio de interiorismo Pia Capdevila y del arquitecto Jacinto Arqués Molinero. Los dos profesionales han sabido respetar al máximo los aspectos originales y más clásicos con los que contaba la obra inicial, pero añadiéndoles un toque muy particular y contemporáneo con un resultado más que notable.

La reforma ha conseguido transformar un hotel de 75 habitaciones, en uno de 125, adquiriendo y conectando el solar trasero que había junto al edificio principal y que, antiguamente, era un corral de vecinos. El resultado son tres plantas dispuestas alrededor de un patio central ajardinado que vehicula el acceso a las habitaciones y que, sin duda, marca la diferencia dentro del sector hotelero gracias a la reinterpretación de un elemento clásico de la zona: la luminosa corrala andaluza.

 

El gran reto: unificar un diseño clásico con elementos nuevos y originales

Uno de los objetivos principales de la ampliación y renovación del hotel era el de conseguir unificar y poner en relieve su pasado histórico junto a elementos más modernos y originales. Un reto que Capdevila superó con éxito gracias a la apropiada creación de un icono visual que ha utilizado como hilo conductor para dar consistencia a todo el proyecto: el diseño de una flor inspirada en las antiguas baldosas andaluzas que queda todavía más resaltada gracias a una estudiada retroiluminación que la pone en relieve sobre la superficie mural. El icono nos acompaña en distintas estancias del hotel, como los dormitorios, los baños, el restaurante, el hall o el spa.

“Buscamos una trama ex profeso y la encontramos diseñando esta flor basándonos en baldosas artesanales andaluzas”, declara la interiorista.

Además de la presencia del icono floral, el proyecto cuenta también con otros elementos que han permitido crear una oportuna consistencia visual, de carácter muy sereno e idóneo para el descanso. La apuesta por la vegetación, por una gama cromática concreta basada en la tenue combinación del verde y el gris y por el predominio de materiales como la madera, la piedra natural o el hierro forjado han servido también para crear este hilo conductor que nos acompaña a lo largo de todos los espacios del hotel y que puedes ver en las siguientes imágenes.

La luminosa corrala andaluza
1/7

La luminosa corrala andaluza

Capdevila y Arqués tuvieron que realizar un estudio exhaustivo de cómo eran las antiguas corralas andaluzas para tratar de implementar la misma estructura en la ampliación del hotel, en respuesta a la petición de Catalonia de conservar la tipología histórica de la antigua construcción.

La consistencia en los materiales
2/7

La consistencia en los materiales

Los suelos rústicos, de piedra natural, las rejas y barandillas de hierro forjado, la terracota en macetas y tejas o las molduras y marcos de estilo antiguo complementan el abanico de elementos que Pia Capdevila ha implementado en el interiorismo del Catalonia Santa Justa.

El destacado papel de la vegetación
3/7

El destacado papel de la vegetación

Además de estar muy presente en el patio del nuevo edificio, las plantas y flores juegan un papel fundamental también en otras estancias interiores.

La armoniosa mezcla de verde y gris
4/7

La armoniosa mezcla de verde y gris

En el mobiliario, en los textiles, en las paredes y en los suelos, podemos ver esta armoniosa mezcla de tonos verdes y grises que ayuda a potenciar una atmósfera de serenidad visual. El dúo cromático se combinado, además, con materiales como la madera y el hierro.

Baños con acabados vidriados y arabescos
5/7

Baños con acabados vidriados y arabescos

En cuanto a los baños de las habitaciones, los hay de dos tipos que se diferencian básicamente por el revestimiento decorativo de la pared del interior de la ducha: aunque los dos tipos tienen en común el protagonismo del color verde, uno es monotono y acabado vidriado, mientras que el segundo combina dos tonos simulando un dibujo que recuerda una forma arabesca.

Connotaciones ancestrales del Al Ándalus
6/7

Connotaciones ancestrales del Al Ándalus

Al igual que el hall o algunos baños de las habitaciones hacen un guiño al pasado arábigo andaluz, en el spa del hotel se pueden ver baldosas artesanales con un dibujo que marca mucho esta línea.

La renovada terraza con piscina
7/7

La renovada terraza con piscina

La terraza de la azotea, donde encontramos la piscina exterior y el acceso al solárium, ha renovado todos sus elementos como el pavimento y todo el mobiliario, y se le ha añadido vegetación y zonas de sombra gracias a la instalación de toldos, además de un jacuzzi al aire libre en uno de los extremos de la terraza.