Este piso en el Eixample se quedó sin suelos hidráulicos y apostó por una base neutra y mucho arte contemporáneo

El proyecto de interiorismo llevado a cabo por Molins Design se decanta por un contraste entre el marco neutro de la vivienda y la decoración

Las piezas de mobiliario y las obras de arte seleccionadas cuidadosamente dan carácter y personalidad a este piso de Barcelona

Este piso en el Eixample se quedó sin suelos hidráulicos y apostó por una base neutra y mucho arte contemporáneo
Este piso en el Eixample se quedó sin suelos hidráulicos y apostó por una base neutra y mucho arte contemporáneo
Foto: Jordi Miralles

Te descubrimos uno de los últimos proyectos realizados por el equipo de Molins Design. Se trata de Tonet Apartment: una vivienda típica del Eixample de Barcelona situada en la frontera con el Barrio Gótico. Se encuentra en el piso principal de una finca antigua edificada a principios del siglo XX, en pleno auge del Modernismo en Cataluña.

Sus propietarios actuales son un matrimonio extranjero con una hija que estudia en Barcelona. Eligieron este emplazamiento por su vinculación cultural con la ciudad y han priorizado el elemento histórico por encima de la funcionalidad. Querían una casa moderna y cómoda y, para llevar a cabo el proyecto de decoración, han confiado en Molins Design.

Cuando el equipo de interioristas entró en la vivienda, se encontró con un piso que había perdido parte de la esencia propia de los inmuebles del Eixample como consecuencia de una reforma realizada con anterioridad. Se había prescindido del suelo hidráulico original  y característico y se había cubierto con microcemento en tono muy claro.

 

Casa con marcos de madera en las puertas
Foto: Jordi Miralles

 

La intervención había apostado por la homogeneización global tanto respecto a los acabados como a la cromática. Con este criterio, se unificaron también las paredes y las molduras de los techos creando una nueva vivienda como un contenedor neutro. Como contrapunto, el equipo de Molins Design decidió poner de relieve un elemento original de la vivienda: la carpintería. Optó por quitar las capas de pintura y recuperar el estado natural de la madera. De esta forma, tanto las puertas y ventanas como los pasos de muro destacan en la actualidad en este entorno homogéneo aportando carácter.

La intención, por tanto, ha sido singularizar la vivienda con el proyecto de decoración. Para ello,  el equipo ha seleccionado cuidadosamente tanto el mobiliario como los elementos decorativos. Los clientes, por su parte, pidieron incorporar obras de arte  para imprimir personalidad al apartamento. Se han elegido piezas muy modernas (para contrastar con el inmueble) que aportan un aire vanguardista y cosmopolita a la vivienda.

 

Salón moderno con molduras y obras de arte
Foto: Jordi Miralles

 

Se ha llevado a cabo asimismo una actualización de las instalaciones. La incorporación de aire acondicionado obligó a crear nuevos volúmenes en pladur y se ha aprovechado para introducir gestos particulares (como los arcos de medio punto) que dan una nota geométrica que evoca el diseño de finales de los años 70.

El piso, de 262 metros cuadros, presenta espacios generosos no solo por su amplitud en planta, sino también en alzado gracias la altura de sus techos. Además de las zonas sociales como recibidor, salón-comedor, galería y estudio, cuenta con tres dormitorios (tipo suite) y cinco baños. El proyecto también ha modificado la distribución para diluir un poco la estricta separación original entre la zona pública y la privada. En la parte intermedia, aprovechando las ventilaciones del patio interior, se encuentra la cocina y el recibidor. La galería, por otra parte, permite la entrada de luz y la ventilación cruzada abriendo las dos fachadas. El resultado es un piso luminoso en el corazón de Barcelona con una imagen contemporánea y personal para disfrutar cómodamente en familia y con amigos.

 

Sobre el autor

Isabel y Manu Núñez

Periodistas

Periodistas especializadas en decoración, tendencias y estilo de vida. Ambas contamos con una amplia trayectoria profesional. En los últimos 25 años, Isabel ha dirigido diversas revistas de interiorismo y ha colaborado en las publicaciones más relevantes del sector. Desde hace 20 años, Manu publica sus reportajes en revistas especializadas en decoración, moda y estilo de vida. También hemos desarrollado campañas de comunicación e imagen y hemos realizado catálogos para firmas relacionadas con la decoración, el ocio y la cultura.

Desde 2011, editamos nuestro propio vídeomagazine Nextic. Además, Manu ha publicado la novela “¿Quién me ha puesto aquí?”, disponible en la actualidad en Amazon.

Paralelamente a nuestro trabajo de periodismo, somos estilistas de interiores. Nos apasiona transformar los espacios y crear ambientes singulares y acogedores. De nuestra madre hemos heredado el gusto por la decoración, los espacios luminosos y los objetos bonitos. De nuestro padre, la capacidad de análisis y el interés por la información y el aprendizaje continuo.

Curiosas e inquietas por naturaleza, nos encanta viajar, descubrir cosas nuevas y estar al día de las últimas tendencias. Nuestro estado natural es el movimiento porque, como dijo Heráclito hace 2.500 años: “No hay nada permanente, excepto el cambio”.

Pero… ¡no lo hacemos todo juntas! Tenemos aficiones personales que disfrutamos individualmente. Una se pierde dando largos paseos y practica yoga y meditación  y la otra pasa horas en la cocina preparando platos sanos y sabrosos. ¿Sabrías decir quién es cada una?