Elementos nobles protagonistas de la reforma de una vivienda en Barcelona

Descubre el antes y después de un piso ubicado en el barrio de Sant Antoni de Barcelona. Un espacio que ha ganado luz y vitalidad gracias al uso de la madera y el mármol en sus acabados.

Foto: Adrià Goula
Foto: Adrià Goula

Como un embudo de luz que plasma en el interior toda la luminosidad que entra del exterior. Así es la rehabilitación de esta vivienda en el corazón de Barcelona realizada por el estudio FORMA. Con una base de 75 m2, el piso es una planta baja que solo dispone de una fachada con entrada de luz, convirtiéndolo en un espacio oscuro, poco ventilado y muy compartimentado. 

Por ello, la primera decisión fue acabar con estos muros y crear un espacio diáfano en el que la luz lo invadiera todo accediendo de una estancia a otra sin límites. Así todo el proyecto gira en torno al concepto de que el piso disfrute de la iluminación y ventilación de la fachada principal, diseñando la nueva distribución en forma de embudo. 

FotoJetEn la zona más cercana de la fachada se colocó una gran sala de estar en la que se incorporó una cocina completamente abierta al comedor y el salón, todos ellos bañados por la luz natural. Para potenciar este efecto luminoso se escogió un parqué en espiga tonos claros que proyectara la luz y, la cocina, se escogió con un acabado en mármol blanco muy elegante y sofisticado. 

A partir de esta zona, el resto de estancias se van retranqueando permitiendo que la luz se filtre hasta el final del piso

Sobre el autor