Si queremos encontrar ese lugar recóndito, agreste y natural, no hace falta irse muy lejos… Ni tan siquiera salir de España. Existen en nuestro país cientos de lugares con encanto que son ideales para hacer una escapada de fin de semana y disfrutar del otoño dejos de la gran ciudad.

Ya sea por su amplia oferta gastronómica, sus puestas de sol en acantilados y calas escondidas, sus viñedos o sus encinas, Mallorca es, como ya sabréis, uno de nuestros lugares favoritos de entre los tantos santuarios para la desconexión que están a nuestro alcance. Precisamente hace tan sólo unos días te mostrábamos los encantos que se esconden en el nuevo y exclusivo hotel rural de lujo Finca Serena, un resort situado en Pla de Mallorca, la comarca más rural de la isla.

Descubre el lado más tranquilo y rural de esta isla mediterránea

Para aquellos que disfruten de una buena caminata, uno de los encantos de los que disfrutar de la isla en esta época del año es la naturaleza y el paisaje otoñal de la Sierra de Tramuntana, al norte de la isla, declarada patrimonio mundial de la UNESCO. Una cordillera larga y estrecha repleta de pinares, encinas y carrascos, pequeños pueblos desperdigados de casas de piedra, cultivos en terrazas y acantilados escondidos, desde los que disfrutar del aire puro y de inolvidables puestas de sol.

Segú reza un dicho popular, “cuando los turistas se marchan, salen los mallorquines”. En temporada baja, cuando las hordas de turistas ya han abandonado la isla, es muy habitual también disfrutar de largos paseos por el campo recolectando setas, un producto que tiene un papel muy protagonista en la gastronomía mallorquina y que es esencial en la elaboración de algunos platos típicos. Para ello, la Sierra de Tramuntana, por sus altas cumbres y su humedad, es precisamente un lugar perfecto para su recolección.

Sea por senderos de montaña o por caminos junto al mar, el clima cálido y la gran variedad de rutas convierten a Mallorca en uno de los mejores destinos para hacer una escapada durante los días de otoño. La carretera costera de la Tramuntana, el pequeño pueblo de Sa Calobra o la misma Palma de Mallorca son todos lugares que merece mucho la pena explorar.

¿Y para hospedarse? Qué mejor que una cálida, rústica y acogedora casa rural. Para ponértelo más fácil, hemos estado investigando un poco y hemos recogido las casas rurales de Mallorca con mejor valoración. ¡Toma nota!

Son Niu Vell
1/10

Son Niu Vell

Esta finca rústica se encuentra a tan sólo 10 minutos a pie del centro de Valldemossa, además de contar con hermosos jardines y terrazas en diferentes niveles y una gran variedad de plantas y árboles frutales que rodean toda la casa. Cada habitación está decorada de forma individual utilizando un estilo mallorquín cálido y rústico, y el hotel dispone además de una zona de lectura y relajación con chimenea. Perfecta para aquellos que quieren alojarse en el corazón de uno de los pueblos más típicos y con más encanto de la isla.

Es Turó Villa Station, Hotel Interior
2/10

Es Turó Villa Station, Hotel Interior

De los mismos propietarios que Es Turó, Villa Station se encuentra a 5 km de Ses Salines, donde se encuentran algunas de las mejores calas de la isla, y a tan solo 10 minutos en coche de la playa de Es Trenc. Con una decoración elegante y rústica, este lujoso alojamiento dispone de amplias habitaciones y apartamentos que también incluyen cocina equipada. Además, Villa Station cuenta también con piscina cubierta y zona wellness, y ofrece una amplia variedad de actividades para disfrutar de Mallorca en esta época del año: rutas de senderismo, equitación, ciclismo… Sin duda una opción perfecta para este otoño.

Son Guardiola
3/10

Son Guardiola

Son Guardiola es una antigua finca rústica totalmente restaurada y equipada, y que se encuentra cerca de las playas de Ses Covetes y Es Trenc. Todas sus habitaciones disponen de una entrada independiente desde el jardín y están equipadas con cocina propia. Además, la finca también cuenta con una gran piscina y un solárium para los meses de más calor, y ofrece reservas a precios muy asequibles.

Son Barceló Mas
4/10

Son Barceló Mas

Rodeado de jardines y olivos, el agroturismo Son Barceló Mas se encuentra a 10 minutos de la localidad de Campos y cuenta con una gran oferta de habitaciones de estilo rústico mallorquín, y sus suites disponen también de sala de estar y cocina propia. Se encuentra a unos 30 minutos en coche de las playas de Es Trenc y Cala Mondragó y ofrece además la posibilidad de organizar cenas tradicionales con platos de la gastronomía local.

Finca Hotel Rural Es Turó
5/10

Finca Hotel Rural Es Turó

Situado a 2.5 km de Ses Salines y a 5 Km de las mejore playas y calas de la isla, este exclusivo hotel rural ofrece unas increíbles vistas al mar y a la isla de Cabrera, y está formado por pequeñas casas de estilo mallorquín con una antigüedad de más de 250 años, decoradas por Catalina Socias de Cassai Home & Fashion. La finca cuenta además con una muy buena oferta gastronómica mediterránea, una piscina descubierta con zona chill out que ofrece una increíble panorámica de la zona y un jacuzzi exterior climatizado.

Sa Carrotja
6/10

Sa Carrotja

Esta finca especializada en agroturismo es de las únicas que limita el acceso sólo a adultos, para aquellos que buscan una escapada más íntima. Se trata de una antigua casa de campo mallorquina reformada que se encuentra unos 5 km de la costa y ofrece unas maravillosas vistas sobre la campiña de la isla. Sus habitaciones presentan interiores luminosos con muebles de época y algunas disponen también de terraza privada. Además de esto, Sa Carrotja cuenta también con unos bellos jardines en los que se han plantado flores y plantas autóctonas, y su restaurante utiliza productos biológicos procedentes del propio jardín.

Can Torna
7/10

Can Torna

Situado en Esporles, muy cerca de la Serra de Tramuntana, el agroturismo Can Torna es ideal para parejas. Sus habitaciones, de un cuidado estilo rústico mallorquín, están totalmente equipadas, y han sido restauradas conservando su diseño original (la Finca data del siglo XVI). Sus muros de piedra, y los métodos de construcción tradicionales, sus techos altos y sus vigas de madera nos transportan a otras épocas. Un lugar idílico para aquellos amantes de la historia, de lo clásico y lo tradicional, que podrán deleitarse con las antigüedades del lugar.

Son Bernadinet
8/10

Son Bernadinet

A medio camino entre Campos y Porreres, a unos 25 minutos del aeropuerto en coche, la casa rural Son Bernadinet está ubicada en medio de unos fragrantes jardines ecológicos y cuenta con habitaciones totalmente equipadas de estilo rústico, vigas de madera vista y pavimentos de baldosas tradicionales. Además, pone a disposición de los huéspedes 3 salones con chimenea y su restaurante utiliza los productos ecológicos procedentes del propio hotel. Además, también dispone de una zona de barbacoa y cuenta con una sala de conferencias, por lo que es ideal para aquellos que buscan un lugar especial para organizar eventos.

S'era Vella
9/10

S'era Vella

Situado a las afueras de Bunyola, a 25 minutos en coche de Palma de Mallorca, este bonito hotel rural ofrece unas fantásticas vistas sobre el valle que lo circunda y cuenta tanto con habitaciones como con apartamentos privados. Allí se organizan también eventos y se ofrecen diversas actividades lúdicas también durante el otoño, como ciclismo, senderismo, yoga y otros servicios de wellness.

Lazy Finca Son Valls
10/10

Lazy Finca Son Valls

Este exclusivo agroturismo es el mejor valorado por los visitantes. Su acceso también está limitado a adultos y ofrece una atmósfera relajada y amistosa, en un lugar alejado de las zonas de turismo más masificado (se encuentra a 5,5 km de Felanitx). Además, la finca destaca por su cuidada oferta gastronómica de productos mediterráneos y por ofrecer en su menú opciones 100% veganas. Además, el agroturismo organiza también clases de yoga semanales y permite reservar el lugar para celebraciones, conferencias, o retiros de diversos tipos.