En numerosas ocasiones hemos escuchado eso de que "una casa es el reflejo de sus propietarios". Una tarea a la que los interioristas y diseñadores se enfrentan cada día hasta dar con el espíritu mismo de sus clientes y de su futuro hogar. Así lo observamos en proyectos como esta vivienda familiar a tres niveles ubicada en Londres, que ha contado con la intervención de la decoradora Natalia Maslova, de 3L Décor. ¿El resultado? Una residencia llena de color y mucha energía positiva.

A través de una superficie de 150 m2, la vivienda nos acoge con un estilo clásico y moderno que combina las nuevas tendencias con el gusto por lo vintage. Una atmósfera brillante, primaveral y alegre, totalmente en consonancia con el gusto y los intereses de los propietarios de la casa.

“Los propietarios del piso, una familia con dos hijas encantadoras, nos encontraron a través de Instagram. Llamaron literalmente el 8 de marzo e inmediatamente nos encantaron con su energía de vida y su positivad", explica Natalia Maslova. De hecho, para entender el tipo de diseño ejecutado en esta residencia, debemos tener en cuenta el historial de viajes de esta familia. Debido las peculiaridades del negocio, la familia ha vivido en Francia, Japón, Moscú y Letonia. Ahora, por fin, es el turno de Londres con este espectacular apartamento.

Fragmentos

Como no podría ser de otra manera, el estilo de la vivienda rinde homenaje a este espíritu viajero, liberal y carismático de los clientes. "En la primera reunión me di cuenta de que debía de ser un espacio lleno de color, luz, alegría y amor. Teníamos mucho en común y de inmediato surgió la confianza mutua y la simpatía", confirma la decoradora.

La casa también cuenta con el gusto totalmente formado de la dueña de la casa, Daria, quien es aficionada a la fotografía y la costura. Es este hecho el que llevó a decorar la casa completamente con el trabajo de la anfitriona y sus hijas, a quienes la misma propietaria enseña música y deportes ecuestres. ¿Te adentras a conocer su interior?

Parqué en todas las habitaciones
1/3

Parqué en todas las habitaciones

Aunque la casa era nueva y con un acabado mínimo, aún así se reemplazó la alfombra con una tabla de parqué en todas las habitaciones. También se cambiaron los enchufes y los interruptores y se repintaron completamente las paredes. En las habitaciones, donde antes había papel tapiz de seda natural salvaje James Hare ahora lucen colores planos.

Fotografía: Rebecca Reid 

Combinación de diferentes colores y tejidos
2/3

Combinación de diferentes colores y tejidos

"Al hacer proyectos en Londres, realmente me gusta experimentar con combinaciones de colores, diferentes textiles y mezclando diferentes artes y muebles de épocas distintas”, explica la decoradora Natalia Maslova.

Además, al elegir los muebles para el proyecto, Maslova prefiere los iconos del diseño: “Estas cosas han pasado la prueba del tiempo, han demostrado su funcionalidad, envejecen maravillosamente y nunca pasarán de moda", añade.

Fotografía: Rebecca Reid 

Arte propio
3/3

Arte propio

La vivienda recoge el espíritu libre, dinámico y cosmopolita de Londres. Lo más valioso de la decoración es que la dueña quería llenar la casa con su propia obra. Como vemos, el resultado es una casa que irradia arte moderno por todas sus esquinas.

Fotografía: Rebecca Reid