La imagen del mar chocando contra las rocas o el sonido de una gaviota sobrevolando el cielo. Casa Moana es esto y mucho más. Su ubicación, en primera línea, nos permite disfrutar de unas vistas espectaculares desde cualquier punto de esta. En el interior, el uso de materiales nobles, junto a una combinación perfecta de tonos neutros y cálidos, nos acompaña creando un estilo atemporal y acogedor. Una vivienda ubicada en Castro Urdiales -Cantabria- en la que dormirse tranquilamente para despertar cuando el sol comienza a despuntar por encima del horizonte.

De hecho, los grandes ventanales con los que cuenta la residencia han sido ideados exactamente para que la luz inunde las estancias, generando una sensación de amplitud inigualable. Sin embargo, previamente a la reforma integral, la distribución de la vivienda era laberíntica, con habitaciones pequeñas y oscuras que no dejaban ver las vistas que tenía la casa. El reto de las interioristas Vanesa Vergara y Andrea Diego, del estudio de diseño de interiores IN56, fue dotar al espacio de una nueva vida, la cual, por descontado, miraría hacia el mar.

"Desde el primer momento nos dimos cuenta en IN56 que la casa tenía muchas posibilidades y para sacar su máximo partido abrimos espacios, conectamos estancias y colocamos ventanales donde antes no los había", explican desde el estudio, quienes para la parte exterior y fachada contaron con la colaboración del arquitecto Pedro Gurpegui. Juntos consiguieron un resultado armónico y especial.

interior casa moana

Respecto a la atmósfera creada, es inevitable no percibir en las estancias un toque artesanal, personalizado y atemporal, perfectamente en la línea del estudio. Para conseguirlo, tan solo hizo falta priorizar algunas claves como el cuidado de la iluminación, la utilización de materiales nobles, tener siempre presente la funcionalidad tanto en la distribución como en cada mobiliario que diseñamos, y por ultimo, que exista una armonía en toda la vivienda.

Aunque si hay algo que llame la atención por encima de todo, es el estilo nórdico mediterráneo. "Queríamos traer el estilo mediterráneo al norte", confirman desde el estudio. La forma de conseguirlo fue combinar la frescura y tonos claros con elementos que aportaran mucha calidez como la madera y las fibras naturales, además de los tejidos de lino muy presentes en todas las estancias.

El ambiente acogedor responde en realidad al interés de los clientes, una pareja joven, viajera y moderna que buscaba un lugar cómodo, amplio y funcional. Además, otra de las prioridades era la de diseñar una casa con lugares públicos en los que estar con familia y amigos, sin perder de vista otros más privados donde poder relajarse y desconectar.

En su distribución, la casa cuenta con tres dormitorios; un vestidor en la planta 1º y otro en la planta sótano, cinco baños completos, un aseo, un cuarto de lavandería y un gimnasio. También tiene dos cocinas, una la de la planta baja y otra en el sótano, que hace la función de txoko, con una gran mesa y un patio interior.

En definitiva, se trata de una vivienda totalmente reformada, a escasos metros de la costa y en la que podemos disfrutar de los pequeños placeres del día a día gracias a la perfecta combinación de los elementos. Su dimensión armónica y atemporal nos sumerge en una atmósfera de la que nadie quisiera despertar. ¿Te animas a conocer cada una de sus estancias? 

Una pérgola hecha a medida
1/7

Una pérgola hecha a medida

Al entrar a la vivienda nos encontramos con una pérgola hecha a medida, que se abre completamente gracias a sus puertas correderas de vidrio. En el interior encontramos un banco corrido de obra en L, con unas colchonetas hechas a medida por el taller de confección Toral.

Tanto la mesa como las sillas son especiales para exterior, de la marca Pedrali. Modelo Arki, la mesa, y Tribeca, la silla. La barbacoa continúa con un banco, ambos de obra, y la zona de la pérgola, conectando ambas zonas. Las plantas y los maceteros de gres esmaltado son de Viveros Fadura. Las plantas son Rodohendron hibrido y Buxus sempercirens faukjner.

Un salón marcado por los tonos neutros
2/7

Un salón marcado por los tonos neutros

En este, está muy presente el trabajo de ebanistería diseñado por IN56 y fabricado por Amboage. Crearon un empanelado fresado en laca blanca con el interior en madera. El mueble suspendido de roble tiene unas puertas abatibles de fibra a juego del techo. En este encontamos, a modo decorativo, un motivo geométrico en madera lacada y yute.

El sofá tiene más de 4m y es de la marca española Sancal, la tela es de Crevin, de fácil limpieza. Muchos de los cojines son a medida, con telas de Alhambra. La luminaria es de Ineslam. Las mesas de mármol carrara con pata metálica están diseñadas por IN56 y hechas a medida por Amboage. Por su parte, las cortinas con carril curvo son hechas a medida y están hechas por el taller de confección Toral y la tela del cortinón es de lino 100% y son de ZE.

La cocina y el salón separados por unos arcos de madera
3/7

La cocina y el salón separados por unos arcos de madera

La cocina y el salón están separados por unos arcos de madera con vidrio en su interior. Es una forma de conectar ambas zonas y a su vez darles privacidad. Estos están muy presentes en toda la vivienda, como por ejemplo en muchas de las puertas, todas diseñadas a medida por IN56 y realizadas por los ebanistas de Amboage.

Cocina de diseño
4/7

Cocina de diseño

En el centro encontramos una gran isla central que comunica con la zona chill out. Combina la laca mate blanca con un acabado cerámico en toda la isla, incluyendo sus cajones y puertas. La madera del entrepaño aporta la calidez. Todo hecho a medida, diseñado por IN56 y fabricado por Amboage. "Queríamos que la isla a pesar de sus dimensiones fuera ligera, para ello hicimos un diseño de pata que pareciera estar en voladizo y evitar la típica isla a suelo", explican desde el estudio de interiorismo.

La iluminación es de TAO.
Las sillas del comedor son de Dareels, modelo Corda.
La mesa es exenta de la isla, es extensible y hecha a medida por Amboage.
Horno, microondas y vinoteca de Pando.
Campana de Bora.
Grifo de Frecan.
Isla en Laminam.

Baño principal
5/7

Baño principal

Los cuartos de baño tienen una importancia especial en Casa Moana. Es el espacio más privado de la vivienda y se pretendía que fuese tan acogedor y especial como el resto de estancias.

Esta conectado con el dormitorio principal mediante una celosía metálica que combina lamas de sección circular y cuadrada. La zona de lavabos tiene una de cerámica de grandes dimensiones imitación madera que se combina con molduras de madera que imitan el color de la cerámica y que recorren el techo iluminado hasta llegar a la pared de la ducha.

El mueble de madera de lamas está hecho a medida por Amboage.
El inodoro es de Geberit.
Lavabos de Hidrobox.
Grifería de lavabo Steinberg.
Grifería de bañera Steinberg.
Bañera de Hidrobox.
Canaleta ducha Geberit.
Grifería de ducha Steinberg.
Accesorios de Cosmic.

Dormitorio principal
6/7

Dormitorio principal

Una de las zonas más especiales de la casa es el dormitorio principal. El elemento más importante de este espacio es la cama, queríamos que desde ella se pudieran apreciar las vistas al mar. Para ello diseñaron un cabecero curvo hecho a medida colocado en el centro del dormitorio. Es de madera con parte exterior y por la parte interior tapizado. Fabricado por Amboage.

La estructura de la cama es de lamas como el mueble del baño principal. Pensando en su funcionalidad colocaron en el lateral de la base un pequeño cajón totalmente integrado con las lamas.

Iluminación TAO.
Cojines de Lo de Manuela y zara home.
Ropa de cama de lino lavado de Lo de Manuela.
Manta de cachemir de Zara home.

Cocina del txoko
7/7

Cocina del txoko

En la planta sótano se creó un lugar donde celebrar cenas y encuentros. El estilo es más oscuro e industrial que el resto de la vivienda, y es que es un espacio dedicado al ocio y las cenas con amigos. Sin embargo, la madera está muy presente en los paneles, como en el resto de la casa. La cocina es diseño de IN56 y está fabricada por ebanistería Amboage.