Una casa también es una historia. La historia que habita entre sus paredes o la serie de circunstancias que la convierten en lo que finalmente será: un hogar lleno de calidez y confort. Es justo lo que ocurre en 'Casa Keçe', el proyecto de reforma de una antigua granja que ahora luce convertida en una vivienda de campo parisina. Tras las paredes de esta casa, situada a 30 kilómetros de París, se esconde la historia de Alix, diseñadora de la marca de moda Heimstone y Onur Kece, además de fundadora socia de The Refreshment Club, la consultoría de marca creativa que ha hecho posible el sueño de convertir lo rural en un espacio común, hecho para el descanso en familia.

Esta vivienda, ideada por Alix y su pareja, es de ese tipo de proyectos que empiezan de la nada absoluta y se convierten en una casa que impresiona a cada rincón. El sueño de vivir en una vieja granja con sus hijas y sobre una parcela de 3.600 metros cuadrados es ya una realidad tangible para Alix, que encontró en este pequeño pueblo en el Parque Regional de Vexin el lugar perfecto para disfrutar de los pequeños placeres que otorga la vida rural.

Construida en 1982, la parcela cuenta con tres estructuras clave que han sido reformadas con un toque austero y modernista. Los materiales nobles y naturales como la madera, utilizados en la decoración de la casa, nos transmiten desde el primer momento la esencia misma de lo rústico. Un estilo que se integra en toda la vivienda residencial que cuenta con; tres dormitorios, un pajar contiguo, un taller de artista independiente y un estudio para el mantenimiento de jardines.

Pero como decíamos, la reforma impresiona porque partía de un espacio muy diferente al que ahora nos encontramos. De hecho, el proyecto tiene su propia cuenta de Instagram, 'Casa Keçe', donde Alix y su pareja fueron documentando el proceso de reforma que consistió en reinventar la estructura deshabitada para conseguir una casa familiar de seis habitaciones con un área central de entretenimiento.

La transformación de esta casa, que comenzó en 2018 con sus primeras reformas, mantuvo el muro exterior del edificio, centrándose así en los espacios interiores, donde los muebles y los acabados interiores con azulejos y cortinas convierten la parcela en una auténtica casa de campo que nos envuelve con su toque modernista.

Te dejamos ahora con una galería de imágenes en las que podrás observar el resultado final de la reforma; desde el antiguo granero, hasta el baño y el dormitorio principal. Un sueño que ya es realidad a las afueras de la ciudad de París.

 

De granero a dormitorio principal
1/5

De granero a dormitorio principal

Uno de los principales retos de esta vivienda era convertir el antiguo granero en un dormitorio confortable y cálido. El resultado es este espacio de 70 metros cuadrados, marcado por un diseño simple y natural, que cuenta con un baño de planta abierta en el entrepiso.

El punto central del granero es un lecho de hormigón flotante que pesa tres toneladas. Como podemos ver, el dormitorio se despliega en el patio con un banco de hormigón de ocho metros y chimeneas secas detrás de un muro de hormigón flotante de cinco metros. Unos elementos diseñados para que el conjunto parezca una obra de arte con esas imperfecciones que dotan de carácter al espacio.

Fotografía: The Refreshment Club

Un espacio cálido y natural
2/5

Un espacio cálido y natural

El dormitorio destaca por su calidez a través del uso de fibras y materiales nobles como la madera. Un ejemplo de esto son las escaleras flotantes que conducen al baño. Por otro lado, las paredes se han revestido con lamas de MDF de cuatro metros de largo que ocultan todos los armarios, la habitación de los niños y el baño.

Fotografía: The Refreshment Club

Baño con vistas a la chimenea
3/5

Baño con vistas a la chimenea

Otra característica clave y, ¡que no podemos perder de vista!, es que el espacio cuenta con una pequeña sauna para dos personas ajustada con una fachada de vidrio con vistas hacia la chimenea. Las baldosas de hormigón de color terracota hechas a mano son una expresión del amor de Alix por el otoño.

Fotografía: The Refreshment Club

El salón-comedor cuenta con un techo abovedado
4/5

El salón-comedor cuenta con un techo abovedado

El salón comedor es sin duda el corazón de la casa, además del espacio hecho para socializar y compartir momentos con familia y amigos. Es por esto que, aunque antes estaba dividido en tres áreas, tras la reforma se decidió unificar todo el espacio. Esa sensación de amplitud se complementa con un techo abovedado de 2,3 metros con una altura de 5 metros en su pico.

La parte central de esta sala es la mesa de comedor, una sala de estar de hormigón rosa de cinco metros de largo que cuenta con una chimenea. Como se observa en la imagen, la mesa flota sobre dos pilares redondos de hormigón y se diseñó con 500 kg de acero y 1,5 toneladas de hormigón. La misma mesa se adaptó a la altura y está dividida en dos partes: la superior es la sala de estar y la parte inferior tiene capacidad para 12 personas sentadas.

Fotografía: The Refreshment Club

Una cocina 100% natural
5/5

Una cocina 100% natural

La cocina continua con esa línea natural y orgánica que despierta toda la casa. Detrás de la estación de cocina con isla de banco de 3,45 metros, que tiene una barbacoa interior de madera / carbón de 70 cm, encontramos una placa de inducción wok y placa de inducción de cuatro quemadores. Y, para los más curiosos, una puerta secreta lleva hasta la torre, la cual alberga la entrada principal de la casa y tres habitaciones dobles con baño.

Fotografía: The Refreshment Club