De la gurú del orden japonés a la española. Un recorrido por el orden, la anticipación y, todavía más importante, nuestro bienestar. Estos son los valores que deben acompañarnos a la hora de hacer una mudanza, según la organizadora profesional Vanesa Travieso, formada en Estados Unidos con la gurú Marie Kondo. Porque mudarnos no debería ser sinónimo de estrés y malas caras. Al contrario, para la experta, es un momento que necesita estar muy bien planificado para poder disfrutarlo, y esto implica también abandonar ciertos objetos.

Así que sí, adiós a lo que ya no necesites. Bienvenido el cambio, la transformación... El minimal es también la filosofía de Vanesa Travieso, quien, no duda en que "menos es más", y además nos anima a que revisemos aquellos artículos que ya no son útiles. Sobre todo, teniendo en cuenta que, cada persona tiene en casa una media de unos 3.000 objetos.

"Debemos desapegarnos de las cosas que no usamos", explica durante un encuentro virtual organizado por Citroën en el que ha dado las claves definitivas para una mudanza sencilla y ordenada, además de anunciar las ventajas del nuevo Citroën ë-Jumpy - 100% ëlectric, que facilita una mudanza rápida respetando el medioambiente.

Pero vayamos al centro de la cuestión. ¿Cómo conseguimos una mudanza sencilla, sin complicaciones, con orden y sin estrés? Parecen demasiados requerimientos. Las cajas se acumulan en la entrada, el tiempo se agota y nos vemos envueltos entre artículos y mobiliario que ya no queremos ni ver. Sin embargo, la diferencia entre una mudanza tranquila y alegre y, una que genera estrés es, además de la anticipación, la actitud que tenemos.

 

"La gente se piensa que hacer cajas es rápido, pero las mudanzas deben prepararse con un mes y medio de antelación para poder hacerlo con orden y evitando el estrés".

 

Según Travieso, se trata de tomarnos el cambio de casa como una oportunidad, un cambio en el que decidir cómo queremos que sean las cosas a partir de ahora y que, al colocar una lámpara o una mesa en tu nuevo hogar la sientas tuya, disfrutes mirándola.

Sobre todo, en un momento en el que la sensación de confort y recogimiento que deben inspirarnos nuestros hogares es más importante que nunca. La Covid-19 nos ha enseñado a cuidarnos y a que nuestra casa se convierta en un espacio habitable y placentero. Algo que no podemos perder de vista. La mudanza también está para disfrutar, así que toma aire, impulso y comienza a poner orden con tranquilidad.

Antes de ponerte manos a la obra con la mudanza debes tener en cuenta la idea de que el orden es bienestar y felicidad. En ocasiones pasamos momentos duros y ese malestar interior se proyecta en el exterior, es decir, en nuestra casa. Si tu casa y tu entorno no están ordenados, si ves ruido visual y no ves cosas que te hagan felices, entonces entraras en ese bucle de: "me muero de la pereza, por dónde empiezo, etc...". Sin embargo, si pones orden y paz en tu entorno, esto puede ayudarte a sentirte en equilibrio.

Te dejamos ahora con las cinco claves para que que tu mudanza sea perfecta, con orden y sin estrés. Una serie de consejos que, según Vanesa Travieso, nos enseñan a vivir los cambios de casa de una manera diferente y a disfrutarlos. Lo dice ella, que ya acumula 17 mudanzas y una larga trayectoria como organizadora profesional. Ahora nos comparte su método que, como todo, requiere constancia y preparación.

Planifica la mudanza
1/5

Planifica la mudanza

Una mudanza puede ser fácil y relajada si la planificamos bien. Es importante saber dónde vas, cómo es la casa, con qué tipo de estancias cuenta y, por su puesto, dónde colocarás cada uno de tus muebles y artículos. ¡Planificar es de sabios!

Anticípate y hazlo con tiempo
2/5

Anticípate y hazlo con tiempo

Otra de las reglas para disfrutar de una mudanza es la anticipación. Hacer una mudanza no se trata de empezar con las cajas el fin de semana antes del cambio. Para la experta en orden, Vanesa Travieso, lo ideal es hacerlo con un mes y medio de antelación para que el cambio de casa sea lo más tranquilo posible, alejado del estrés.

Utiliza cajas para el almacenaje
3/5

Utiliza cajas para el almacenaje

Cuando hayas conseguido cajas, ve guardando ahí lo que ya sabes que no vas a utilizar. Hazlo por estancias y así mantienes cierto orden. La pregunta es: ¿Qué hacemos con esas cajas? No pasa nada, pueden estar en casa. La idea es aceptar que estás de mudanza y que será un proceso largo.

Puedes buscar una pared en la que dejar todas las cajas apiladas o ponerlas en cada una de las habitaciones correspondientes. Tú decides, pero desde luego, esto te ayudará a poder ir recogiendo objetos y otros artículos tranquilamente.

Vanesa Travieso nos recomienda el formato "cajas perchero"; es decir, descolgar las perchas y meterlas tal como están en cajas. Luego, al llegar a la nueva casa, las colgamos directamente dónde ya hemos planificado. Esto pueden esperar a los últimos días si se trata de prendas de ropa que utilizas con frecuencia.

 

Etiqueta las cajas
4/5

Etiqueta las cajas

Es importante que etiquetes las cajas y las organices por categorías. Por ejemplo; los artículos de la cocina, los de baño, objetos de decoración... También puedes imprimir por cada habitación una hoja en la que anotes lo que hay dentro de cada caja según la estancia. Esto te ayudará a saber las cajas que tienes y su contenido, además de conocer dónde irán esas cajas en la nueva casa.

Descarta lo que ya no necesites
5/5

Descarta lo que ya no necesites

Por último, descarta todo aquello que ya no necesites. Por lo general tendemos a acumular objetos, recuerdos... Pero, hacer una mudanza es una de las mejores oportunidades para liberarnos de cosas que tenemos, que no sabíamos que teníamos o para donarlas. ¡No podemos llevarnos todo lo viejo!