El proyecto ‘La Cala’, una reforma realizada por LaiaUbia Studio en un piso de 70 metros cuadrados, surge de la necesidad de transformación de una de las estancias más importantes de la vivienda: la cocina. El espacio, que era oscuro y estrecho y contaba con unas proporciones y distribución irregulares, se convirtió, tras la reforma, en una zona amplia y luminosa.

El mobiliario, diseñado a medida para aumentar la capacidad de almacenamiento, también es una de las claves que unifica todo el proyecto. En todas las estancias se usó el blanco y el tono natural de la madera, convirtiéndose en la base neutra de la decoración, renovando la esencia de la vivienda y aportando, a su vez, brillo y nitidez.

La vivienda se distribuye en entrada, cocina, comedor y sala de estar en un único espacio, tres habitaciones y dos baños completos (uno de ellos en la suite). Además, cuenta con una terraza de 15,50 metros cuadrados.

Techos y pavimentos a diferentes niveles

Los techos de la vivienda son de pladur, aunque están acabados en diferentes niveles para generar luz directa en el espacio, además de esconder las instalaciones y conductos de clima. Cuentan, también, con tiras de LEDs como iluminación indirecta, suministradas por Clickon.

En cuanto a los pavimentos, viste toda la vivienda un parqué laminado de Egger con acabado madera en color roble natural. El baño, sin embargo, tiene un porcelánico modelo Plaster de Marazzi en color ‘Butter’.

Y siguiendo con la idea de potenciar la luz natural y dar la mayor luminosidad a los espacios, todas las paredes están pintadas en blanco a excepción del baño, que combina el mismo porcelánico Line-Colombia Color Ash en diferentes texturas. Además, las paredes de la sala de estar y el comedor están revestidas con el papel modelo ‘Flamant Les Unis’ de Arte International, que también se utiliza, aunque en otro color, para el cabezal de la habitación principal.

Salón y comedor
1/6

Salón y comedor

El espacio que une salón, comedor y cocina es un solo espacio diáfano de unos 45 metros cuadrados. La diferencia de altura de los techos, presente en toda la vivienda, junto con las líneas de luz indirecta gracias a los cambios de altura, marcan y delimitan las distintas zonas.

Se trata de un espacio completamente exterior, que da directamente a la terraza y cuenta con mucha luz natural.

Cocina
2/6

Cocina

Para la cocina, el mobiliario es blanco lacado y hecho a medida, así como la encimera. Los grandes electrodomésticos como la nevera o la columna horno-microondas están situados en la pared lateral, acompañando a los muebles de esta línea con un acabado en roble natural de Egger.

Y justo al otro lado del núcleo blanco de la cocina se encuentra un mueble a medida con el mismo acabado, con lamas de roble natural. Así, la zona blanca de la cocina queda totalmente enmarcada por los muebles de madera. Para separar el espacio de la cocina del comedor y salón, se han diseñado unas lamas que actúan de filtro para la visibilidad de la cocina justo en la entrada.

Recibidor
3/6

Recibidor

La vivienda no cuenta con un recibidor a puerta cerrada como tal, pero sí que separa el espacio de entrada del resto con un mueble para esconder las instalaciones eléctricas y para dejar las llaves y otros objetos personales. Está revestido de un espejo, por lo que acentúa la sensación de amplitud, y tiene encastada una tira de luz indirecta que ayuda a dar diferentes ambientes a la estancia.

Suite principal
4/6

Suite principal

La vivienda cuenta con tres habitaciones exteriores, logrando mucha luz natural. La principal es una suite doble, y uno de los requisitos principales de los clientes era ganar almacenamiento. Así, se diseñó toda una línea de armarios, que incluye la puerta de acceso al baño, para aprovechar hasta el último rincón. Acabadas con espejo para generar sensación de amplitud, la línea de armarios gira con la habitación y forma otra pared entera para almacenar objetos, que llega hasta las mesitas de noche.

Habitación infantil
5/6

Habitación infantil

Las otras dos habitaciones que completan la vivienda son individuales y, al igual que la suite, exteriores. Una de ellas está decorada con motivos infantiles, con un mueble a medida para la cama y el cabezal y decorada con vinilos de pared. Juega, al igual que el resto de la vivienda, con los tonos blancos y la madera, siguiendo un mismo estilo.

Baño de la suite
6/6

Baño de la suite

El baño de la suite combina dos tipos de porcelánico para dar diferentes texturas al espacio. El conjunto de la estancia es un espacio sencillo, neutro y elegante que ratifica el criterio estético de todo el proyecto. Cuenta con grifería de Cristina Bossini en acabado negro mate para pica y ducha, y un sanitario suspendido, modelo ‘Meridian’ de Roca, para potenciar la simplicidad y la estética general.