Además de la madera y del microcemento, la cerámica forma parte del Top 3 de materiales más utilizados como pavimento o revestimiento y hoy en día la seguimos viendo en multitud de proyectos de interiorismo de primera línea. Bella y funcional, se trata de un material que el ser humano hace siglos y milenios que lleva trabajando: primero, con sus versiones más antiguas y primitivas basadas en el uso del barro y la arcilla y sus múltiples posibilidades, hasta llegar a día de hoy, en que la innovación tecnológica ha sido capaz de utilizar la cerámica como solución para multitudes de espacios y zonas diversas aportando un gran confort y una gran variedad de posibilidades de diseño.

Muchos siglos después de sus rudimentarios usos iniciales, hoy en día la vemos en los suelos y revestimientos de interiores y de exteriores, en fachadas, en espacios con un alto grado de humedad como piscinas, gimnasios o spas, e incluso en suelos radiantes como solución segura y de calidad que no renuncia a la elegancia o a la distinción.

Así que si estás pensando en hacer una reforma de tu vivienda o bien estás dando vueltas a un nuevo espacio y crees que la cerámica puede ser tu mejor aliada, te ayudamos a repasar todas sus ventajas y potencialidades que vale la pena tener en cuenta para elegirla como pavimento o revestimiento en casa, en la oficina, en tu negocio o en cualquier otro espacio.

Muy segura y resistente
1/5

Muy segura y resistente

Es un producto inerte, que no se deforma ni lamina, además de resistir las temperaturas extremas, las heladas, el calor intenso, las humedades o el fuego. De hecho, la cerámica es uno de los pocos materiales que no se queman, incluso estando en contacto directo con las llamas, garantizando una gran capacidad de aislamiento térmico.  

Además, también es resistente frente a los químicos más agresivos y es muy duradera en el tiempo ya que tampoco se ralla o se estropea. Por tanto, estamos frente a un material con una vida útil muy larga, que no resbala y que puede ser muy adecuado si vivimos, por ejemplo, con mascotas y nos da miedo que estropeen fácilmente el suelo.

Saludable y respetuosa con el medio ambiente
2/5

Saludable y respetuosa con el medio ambiente

La cerámica no emite sustancias tóxicas bajo ninguna circunstancia ni tampoco humos dañinos en caso de incendio, además de ser hipoalergénica e inodora.

Por su larga vida útil, sus materias primas básicas como la tierra o arcilla, el agua y el fuego, y su capacidad para ser 100% reciclable y reutilizable también la podemos considerar un material respetuoso con el medio ambiente. Especialmente si utilizamos una cerámica producida bajo criterios de eficiencia energética y minimización de residuos.

Fácil de limpiar
3/5

Fácil de limpiar

Camelot, de CasaInfinita

A diferencia de los suelos de moqueta o de determinados parqués mucho más delicados, los suelos de cerámica no necesitan un mantenimiento especial, ya que son muy resistentes y salubres y podemos limpiarlos con facilidad con los productos tradicionales de limpieza o con soluciones ecológicas hechos por nosotros mismos.

Acogedora
4/5

Acogedora

Aunque probablemente esta no sería una de las virtudes que te vengan a la cabeza cuando piensas en un suelo de cerámica o en paramentos verticales, ¿qué nos dices de su potencialidad para combinarse con los sistemas de calefacción radiante en cualquier topo de estancia? Su resistencia a los cambios de temperatura y a la humedad, así como su buena conductividad del calor, garantizan el confort térmico en el hogar.

Versátil y personalizable
5/5

Versátil y personalizable

Madeira, de Keraben

Encontrarás una infinidad de revestimientos cerámicos, con una gran variedad de colores, texturas y decorados que te permitirán un alto grado de personalización. Recuerda que la cerámica es un material versátil que, al no rallarse y ser altamente resistente, resulta muy adecuado para espacios concurridos como locales comerciales u oficinas.

Además, de entre las muchísimas variedades de cerámicas que encontrarás en el mercado, no olvides que también puedes quedarte con las que imitan el efecto estético de la madera o la piedra.