En su tiempo residencia de los condes de Colomera, el emblemático edificio de la cordobesa plaza de las Tendillas alberga a día de hoy el H10 Palacio Colomera. De la dirección creativa se encargó el estudio Tarruella Trenchs, que transformó por completo el interior de esta construcción –de 1928–, preservando, eso sí, su gran valor arquitectónico. Lo hizo resaltando las cornisas de los techos –de generosa altura– y colocando pavimento pétreo, además de utilizar molduras ornamentales y lucir algunos vestigios del pasado, como el antiguo aljibe o el grosor de algunos muros. 

Con todo, el interiorismo del hotel se funde como un guante en el ambiente palaciego que le es nato, apostando por una elegancia atemporal que juega con las tonalidades oscuras y los colores cálidos en una sensación abrumadora de acogimiento, frescura y confort. Un espacio en el que predominan la madera y demás materiales nobles en un guiño generoso a la artesanía local, junto al mobiliario a medida, cuadros con imágenes de la ciudad de Córdoba y lámparas y tejidos ligeros que acaban de vestir el conjunto de armonía y luminosidad, para que los huéspedes se sientan como en casa. 

Y es que en el H10 Palacio Colomera fluye la luz, a través de los grandes ventanales, los arcos y los pilares decorados con mosaicos originales. Es imposible no dirigir la mirada hacia la vidriera emplomada de la primera planta o el gran lucernario. Todo con la serenidad de la frondosa vegetación y ambientes tan apetecibles como el patio cordobés, el núcleo central del edificio y espacio del comedor principal. Un rincón sereno y claro.

El patio central
1/5

El patio central

El patio central se entrevé desde la entrada bañado de luz natural y envuelto por la calma del blanco roto. Cautiva su galería de arcos y pilares, que flanquean los asientos de mimbre y las mesas de madera del restaurante para desayunos.

En la cafeteria
2/5

En la cafeteria

Los grandes ventanales invitan a entrar desde la misma plaza de las Tendillas, donde también se ofrece servicio de mesa. Dentro aguarda un espacio sofisticado con mesas de mármol y cómodas butacas, para charlar sin prisas y degustar sus platos.

Las habitaciones
3/5

Las habitaciones

Ganan en calidez gracias al color y el pavimento de madera, mientras que los techos altos y las molduras envuelven al huésped en una atmósfera palaciega. 

Tan importantes son para ampliar
4/5

Tan importantes son para ampliar

Como para decorar. Por eso, da a los espejos el protagonismo que se merecen. Utilízalos también para destacar los muebles que más te gusten. 

Ejercicio de estilo
5/5

Ejercicio de estilo

El mobiliario se diseñó especialmente para el hotel añadiendo la nota contemporánea mediante líneas rectas y una cautivadora combinación de materiales.