¿Qué hacer con un dúplex familiar cuando los hijos se hacen mayores y buscan su independencia? Es justo la pregunta a la que tuvieron que hacer frente los propietarios de esta casa ubicada en Jaén cuando sus hijos empezaron a hacerse mayores. El resultado del proyecto, llevado a cabo por el estudio de interiores andaluz Alberto Arandaha supuesto la reconversión total de la vivienda dúplex en dos viviendas independientes, conectadas entre sí.

Un proceso de rehabilitación que ha sido posible gracias a las garantías y el espacio interior con el que ya contaba la vivienda. Ahora la residencia se ha convertido en una vivienda doble que cuenta con un diseño elegante y funcional donde cohabitan juntos, pero con su propia independencia tanto padres como hijos.

Para dotar de mayor libertad y autonomía a cada uno de los pisos, ambas viviendas presentan espacios muy bien diferenciados que funcionan por sí solos. Eso sí, todos responden a un denominador común: la exclusividad y personalidad lujosa de cada estancia.

Con un especial cuidado de la iluminación y diversos toques de sofisticación y diseño, los espacios guardan coherencia con el estilo de vida propio de la familia.

Nada pasa desapercibido en el interior de este hogar. Ambos espacios disfrutan de una unidad estética y un diseño presente no solo en el mobiliario, sino también en la decoración; además de la infinidad de detalles que ocupan las paredes y los techos, donde las molduras han jugado un papel relevante en combinación con una selección de papeles pintados.

casa interor lujosa

Por otro lado, cabe destacar la importancia de las puertas y los diseños de carpintería realizados artesanalmente y a medida para este proyecto. Un acierto que aporta todavía mayor sofisticación a las estancias.

En definitiva Alberto Aranda ha sabido crear una atmósfera lujosa y elegante en esta singular vivienda dos en uno. Con un especial cuidado de la iluminación y diversos toques de sofisticación y diseño, los espacios guardan coherencia con el estilo de vida propio de esta familia bien avenida.  

Vayamos ahora a descubrir el interior de esta vivienda en la que la convivencia es fácil y cómoda gracias a la diferenciación de espacios. Lo haremos a través de las claves decorativas más destacadas y que ningún experto en decoración puede pasar por alto.

Un toque sofisticado con luz indirecta
1/6

Un toque sofisticado con luz indirecta

La iluminación se ha trabajado con especial delicadeza en este proyecto. En el salón comedor de una de las viviendas, las cortinas de tejidos en blanco y negro tamizan la luz natural de manera suave y aportan privacidad.

El techo foseado consigue un sugerente efecto gracias a la iluminación mediante una tira de led perimetral y a distintas molduras de formas rectilíneas, que enfatizan su profundidad. Una pareja de espejos redondos con marco azul son la nota chispeante de esta zona, donde predomina una gama cromática en tonos suaves.

Un recibidor en blanco y negro con toques salmón
2/6

Un recibidor en blanco y negro con toques salmón

En el recibidor los detalles en rosa salmón rompen dulcemente el cromatismo en blanco y negro. Se ha revestido la pared a media altura con un papel pintado de palmeras, enmarcado con molduras en blanco. Mención especial merece el espejo, realizado artesanalmente con tiras desiguales en los tonos del espacio: blanco, negro y salmón.

Una cocina semiabierta al salón
3/6

Una cocina semiabierta al salón

Una cocina de diseño atemporal y muy versátil. Los cristales a media altura en la puerta corredera facilitan la comunicación visual y a la vez permiten cerrar el espacio al salón o dejarlo semiabierto, según lo requieran los acontecimientos familiares. Las líneas puras dominan el espacio, con una base de mobiliario blanco y detalles cromados en acero.

Un dormitorio en coherencia
4/6

Un dormitorio en coherencia

La armonía estética y elegante del dormitorio se ha esculpido a base de piezas de mobiliario realizadas a medida que, por sí solas, ya visten de elegancia el espacio.

Los detalles dorados ponen el acento de sofisticación. Los textiles aterciopelados y las maderas nobles aportan calidez y calidad al conjunto. El dormitorio está en coherencia con la exclusividad de todo el proyecto.

Un salón femenino e informal
5/6

Un salón femenino e informal

Por el carácter alegre y juvenil de las moradoras de esta vivienda, este salón presenta un estilo desenfadado, con toques muy femeninos. El conjunto está dominado por suaves contrastes. Un sofá tapizado en una suave tonalidad pastel, cobra fuerza gracias a distintos elementos decorativos, como el cuadro de fondo negro en el que aparece una joven con un gran sombrero. La luz proviene de manera discreta del techo.

¿Nos encontramos en el salón?
6/6

¿Nos encontramos en el salón?

Un estratégico punto de reunión para padres e hijos, una zona intermedia de esta singular vivienda doble, un espacio donde conversar y ponerse al día, manteniendo la privacidad e independencia de cada morada. Con el objetivo de ganar la percepción de amplitud espacial se ha optado por una pared de cristal, que resigue los peldaños de la escalera interior.

Es un espacio neutro, tierra de nadie y tierra de todos. Esta neutralidad se ve reforzada con el dominio del blanco absoluto, tanto en mobiliario como en paredes y techos.  Dos cuadros de mujeres africanas son una colorida pista de la personalidad de los propietarios.