Tras la remodelación de un dúplex de casi 150 m2 en Barcelona, nos encontramos con una residencia abierta, dinámica y alegre. Es justo la primera impresión que nos ofrece esta residencia familiar y de estilo urbano que ha sido intervenida por la interiorista Eva Mesa, co-propietaria del estudio de interiorismo Tinda’s Project, y que tantos buenos proyectos atesora ya. Un ejemplo más de la labor de este equipo es esta última reforma integral que se basa en la necesidad de adecuar un dúplex a una familia con tres hijos. La amplitud y luminosidad son los rasgos de una casa en la que cada detalle aporta un nuevo toque de vida y color.

El objetivo de la rehabilitación no era otro que el de crear una vivienda más grande, según los intereses de sus propietarios. De hecho, después de visitar diferentes opciones, finalmente se decidieron por esta, la cual fue intervenida con un proceso de reforma total hasta conseguir más espacio y ambientes más abiertos.

De la casa originaria, muy compartimentada y para nada ajustable a las necesidades familiares, prácticamente no queda nada. El dúplex resultante, de casi 150 metros cuadrados, ofrece lo que los propietarios querían: una atmósfera fresca y cuidada.

Es en la planta principal donde más se evidencia esta petición porque “decidimos conectar visualmente la parte de delante con la de atrás, sobre todo para tener mucha más luminosidad en aquellos ambientes básicos: salón, cocina y comedor”, explica Eva Mesa.

En cuanto a la planta principal, es importante reseñar el acertado planteamiento de abrirla de extremo a extremo para facilitar el paso de la luz natural, tal como demuestra el hecho de que la cocina, pese a estar en el centro de la planta, presuma de una gran claridad.

Interior luminoso

Estilo fresco y funcional para una familia con niños

El estilo seleccionado en el interior de esta vivienda destaca por su color y su funcionalidad. Dos rasgos que se desplazan claramente por todas las zonas. De hecho, salta a la vista la elección de un diseño decorativo fresco, sin excesos y de acabados sencillos, muy propio de una familia con niños pequeños que busca, ante todo, sentirse cómoda en su día a día.

El verde aguamarina aporta un toque de frescura, serenidad y alegría a todas las estancias

Además, muchas de las pertenencias a efectos de mobiliario de la anterior casa se reubicaron en ésta. La propietaria trabajó codo con codo con Tinda’s Project transmitiendo cada uno de sus deseos e incluso implementando de forma personal algunos detalles decorativos como, por ejemplo, las coloridas pinturas murales de los dormitorios infantiles.

Pero si hablamos de color, hay uno en concreto que no podemos ignorar al estar presente en las diferentes habitaciones. Se trata del verde aguamarina, una elección personal de la dueña que ha sido aplicada con tonalidades distintas según el espacio. Este tono actúa como hilo conductor estético y potencia esas connotaciones de frescura, serenidad y alegría propias de la vivienda.

 

Planta principal
1/6

Planta principal

Nada más entrar en la casa, ya se visualiza una atmósfera abierta y luminosa, donde la distribución de los diferentes elementos marca de forma perfectamente definida el límite de cada estancia. Tal es así que, aunque se ha prescindido de encorsetar entre paredes el recibidor como tal, claramente éste tiene su propio espacio, junto a un armario con puerta corredera vista, ideal para dejar las chaquetas al llegar.

Salón
2/6

Salón

En la sala de estar, situada junto a unas enormes cristaleras que facilitan la entrada de luz, destaca el gran sofá en forma de L complementado con varias mesitas auxiliares y un puff como asiento extra que, a su vez, parece cerrar visualmente el cuadrado creado para este primer ambiente. El segundo se sitúa muy cerca, protagonizado por un clásico sofá chester que destaca apoyado en una pared pintada de color verde aguamarina como punto focal.

Entre ambos ambientes se ha colocado, junto a uno de los pilares maestros, el equipo de televisión en una solución de obra diseñada ex profeso por Tinda’s Project. La idea es que haga de elemento separador respecto a la cocina.

Cocina
3/6

Cocina

Esta estancia se distribuye en un frontal que acoge los principales electrodomésticos integrados y, además, cuenta con una isla central que incluye la zona de aguas, de cocción con campana extractora integrada en el techo y una amplia superficie de trabajo. En el otro extremo de la isla se ha creado una barra de desayunos y comidas informales equipada con varios taburetes altos. Cabe destacar que el pavimento de la cocina se diferencia del resto de la casa -un parqué sintético- porque se ha elegido en un mosaico hidráulico moderno.

Esta mezcla de acabados se complementa con otros dos detalles como la textura industrial del ladrillo visto pintado de blanco de la pared de la zona de paso de enfrente y, de nuevo, el color aguamarina para destacar el hueco que queda entre los muebles de la cocina.

Comedor
4/6

Comedor

El tercer ambiente abierto que conforma esta planta principal del dúplex es el comedor y se ubica en el otro extremo, con entrada de luz natural gracias a un pequeño balcón. El equipamiento es sencillo y funcional y consta de una gran mesa para ocho comensales y un mueble bajo aparador con varios estantes en la parte superior y que se apoya en una pared que, una vez más, ha buscado destacarse con el color que tanto le gusta a la propietaria.

Se diseñó a medida la mesa del comedor que cuenta con una zona de asientos en forma de banco, muy práctica con niños, y que se apoya en el murete de la escalera que da acceso al piso inferior.

Suite
5/6

Suite

Junto al comedor se encuentra la suite con el baño integrado. De líneas sencillas, para la pared del cabecero se optó por el tono aguamarina muy suave para potenciar las connotaciones relajantes que desprende, tan necesarias para el descanso. Junto a una de las mesitas de noche, y aprovechando un hueco, se diseñaron unas baldas a medida para libros.

El acceso al baño -dotado de ducha y doble lavabo- es abierto y solo la zona del inodoro tiene puerta. La parte de los armarios, situada a los pies de la cama, tiene su continuidad dentro del baño, con los mismos acabados de madera lacada y espejo.

Dormitorios infantiles
6/6

Dormitorios infantiles

Toda esta planta está destinada exclusivamente para los tres hijos de la familia. Un pasillo en forma de L articula la distribución de los tres dormitorios infantiles ubicados junto a la parte de la fachada para que todos tengan su respectiva entrada de luz natural. El mobiliario, predominantemente blanco, aunque diferente en cada habitación, consta básicamente de cama, armario, escritorio y estanterías. La nota de color la ponen los textiles de la cama, los cojines y los divertidos detalles decorativos de las paredes, realizados a mano por la propietaria.

Además, en esta planta hay dos baños, situados uno junto al otro; uno con lavabo simple e inodoro y el otro con doble lavabo y ducha, de forma que en la práctica diaria se complementan. Como corresponde a sus usuarios, se ha buscado una estética sencilla con elementos en blanco y algunos toques puntuales decorativos como el color aguamarina claro de la pared y un original cuadro infantil.