Nos acercamos al interior de esta vivienda totalmente reformada en el centro de la localidad catalana de Sant Cugat del Vallés (Barcelona). El arquitecto Jordi Sagales Vilaseca, del estudio de arquitectura e interiorismo NEGROSOBREBLANCO Studio, ha sido el encargado de llevar a cabo la rehabilitación de este ático dúplex en el que la luz impregna todas las estancias.

De hecho, todos los espacios de la casa tienen luz natural y ventilación exterior; dos elementos esenciales en la articulación del diseño interior. En planta baja se encuentra la zona principal del piso, un sólo ambiente con cocina con isla central integrada con el comedor y el salón, y en el centro de este espacio se encuentra la escalera que comunica con la planta primera, la zona más privada del piso.

Al observar la vivienda es fácil sentir la homogeneidad que transmiten las diferentes zonas, un efecto conseguido gracias al uso de materiales y mobiliario pensado exclusivamente para el proyecto. Uno de los requisitos del cliente fue el uso de materiales que aporten claridad, luminosidad y simplicidad. La rehabilitación, en sintonía con las preferencias del propietario, ha conseguido aportar esa visión moderna e industrial en toda la casa.

interior

En el interior del hogar, el microcemento fue el material elegido para desarrollar este concepto, partiendo de la conectividad de espacios e integridad funcional, aplicándose en todos los suelos de la vivienda y en la pared central de planta baja. En los baños se utilizó tanto en suelos como paredes y mobiliario integrado. Un toque que aporta sofisticación a las diferentes estancias.

Combinando con el microcemento, otro elemento importante fue el vidrio protagonista tanto en el espacio central de la escalera, en baños como en el espacio semi exterior.

SI nos fijamos en las tonalidades elegidas, tanto en el mobiliario como en las paredes y otras extensiones, nos encontramos con un estilo que combina principalmente colores blancos con tonos grises, aportando algún toque de color negro y rojo. Por otro lado, en los espacios exteriores se utilizó pavimento de madera natural en suelos y vegetación en los alrededores con toques de madera y acero corten y mobiliario de colores crema y blancos que combinan perfectamente.

Así, la vivienda se abre paso como un ático dúplex perfecto para disfrutar tanto del interior como del exterior gracias al entrecruzamiento de espacios, los cuales permiten pensar la casa como una residencia abierta y dinámica. 

Planta baja
1/5

Planta baja

Como podemos observar, en el piso inferior se encuentra la zona principal de la residencia, un sólo ambiente con cocina con isla central integrada con el comedor y el salón, y en el centro de este espacio se encuentra la escalera que comunica con la planta primera, la zona más privada de la casa. Una zona amplia y diáfana en la que priman las líneas rectas y el uso de materiales como el microcemento.

La escalera divide los espacios
2/5

La escalera divide los espacios

En el centro de la planta baja encontramos la escalera. Rematada en los laterales por cristal, esta zona hace a su vez de división entre el espacio central y una zona con baño y dormitorio de invitados. Los cuadros colocados en la pared aportan, junto a la lámpara, un toque de calidez y color al ambiente.

Salón comedor semi exterior
3/5

Salón comedor semi exterior

En el otro lado del espacio principal se encuentra la salida a la terraza principal del dúplex, a través de un salón comedor abierto totalmente acristalado el cual integra perfectamente el espacio exterior con el interior. Anexo a este, encontramos una zona de lavadero muy amplio totalmente equipado.

Espacio central de estudio
4/5

Espacio central de estudio

A través de la escalera accedemos a la primera planta a través de un espacio central a modo de estudio biblioteca y salón con dos terrazas exteriores, desde el cuál se accede a una habitación vestidor y al dormitorio suite con baño privado.

Espacio exterior en madera
5/5

Espacio exterior en madera

En los espacios exteriores se ha utilizado pavimento de madera natural en suelos y vegetación, con toques de acero corten y mobiliario de colores crema y blancos que combinan perfectamente.