Hace tiempo que quedó atrás la época en la que el cuarto de baño era un mero elemento funcional de la casa. En las últimas décadas, el baño se ha ido transformando en un espacio atractivo y sosegado, prácticamente como un santuario donde relajarse y mimarse.

A lo largo del día pasamos muchas veces por el cuarto de baño, en algunas ocasiones, permanecemos mucho tiempo cumpliendo con nuestras rutinas de belleza o simplemente buscando el relax. Por ese motivo, muchos no han dudado en invertir para hacer más atractivo este espacio de la casa.

Design Sponge y Manuel Rodríguez

Fotos: Design Sponge / Manuel Rodríguez

Primero fueron los suelos y revestimientos, luego llegaron los sanitarios y encimeras con diseños y materiales cada vez más novedosos, seguidos de griferías y toalleros con formas y colores nunca vistos, los muebles también se reinventaron y ahora llega el turno de la decoración. ¿Quién ha dicho que el cuarto de baño no tenga personalidad?

Cuando reformamos y diseñamos nuestro cuarto de baño tendemos a centrarnos en la elección de los azulejos, los suelos, sanitarios de calidad, unos buenos toalleros y complementos, la iluminación o muebles con suficiente almacenaje. Pero, ¿qué pasa con la decoración?

Simon Watson y Casa Vogue Portugal

Fotos: Simon Watson / Casa Vogue Portugal

Algunos piensan, equivocadamente, que la decoración está reservada a otros espacios de la casa como el salón o los dormitorios, pero el cuarto de baño es sin duda uno de las zonas donde más tiempo pasamos a lo largo del día y que además asociamos con la desconexión. Y si hablamos de arte, a muchos ni se les pasa por la cabeza incorporar algún elemento artístico, ya sean cuadros, murales o esculturas en esta estancia.

Está demostrado que la presencia de arte en casa favorece la creatividad, la inspiración y la concentración. Además, el arte contribuye a reformar el estilo y la personalidad de un espacio. Los hogares con una buena selección de arte son más sofisticados y elegantes.

Proyecto Kara Mann

Proyecto: Kara Mann

Actualmente es posible encontrar arte adaptado a todos los gustos y presupuestos. Esto, junto a la proliferación de galerías de arte asequible y la venta online, han facilitado el acceso de la mayoría a pinturas, fotografías y todo tipo de representaciones artísticas. Se ha  democratizado el acceso al arte.

El arte sale de los museos y las galerías de arte y entra en nuestros hogares aportando aún más carácter y estilo. Primero lo hizo en los espacios comunes, con más presencia en salones, comedores y dormitorios, y ahora empieza a vestir también las paredes de estancias más funcionales como baños y cocinas.

Ashbourne

Foto: Ashbourne

Después de decidir el tipo y color de los azulejos, el modelo de sanitarios y griferías, de buscar muebles con almacenaje y que encajen en estilo… ¿qué pasa con las paredes?  Si eres de esas personas que invierten en arte ¿por qué no vistes las paredes con cuadros?

Al igual que en otras estancias de la casa, el baño tiene su cometido, pero no por ello debe renunciar a su estilo. Tanto si buscas un ambiente más minimalista o si eres amante del clásico más recargado, el arte puede ayudarte a imprimir carácter a este espacio.

ABK’s

Foto: ABK’s

Un aspecto que debemos tener en cuenta si queremos colgar arte de las paredes de nuestro cuarto de baño es protegerlo de la humedad que se produce por los vapores del agua caliente. Para ello, podemos valernos de marcos estancos protegidos con cristal que actuaran como una cámara de aire para mantener seco y aislado el papel o la tela.

El arte tiene muchos formatos, en este caso nos centraremos solo en los cuadros, ya que es el más generalizado. En este universo encontramos óleos, ilustraciones, litografías, fotografías, frescos, impresiones y un millar de técnicas distintas. Es imposible no encontrar algo que defina nuestro estilo.

Haneens-Haven

Foto: Haneens-Haven

Otra alternativa son los dibujos sobre azulejos, que podemos personalizar junto al artista. Muchos optan por crear grandes murales sobre el propio azulejo y situarlos en una de las paredes más visibles del cuarto de baño, como la de la ducha o bañera. Esta es sin duda la forma de arte que menos sufrirá las consecuencias de la humedad del baño.

Farrowball y Matthew Williams

Fotos: Farrowball / Matthew Williams

Las tendencias en arte para las paredes del baño pasan desde corrientes minimalistas: arte lineal, figuras geométricas, manchas abstractas… al clasicismo más barroco y recargado, con paredes repletas de obras de distinta índole. Aquí podemos jugar creando composiciones de los más variadas.

Carmel Greer

Proyecto: Carmel Greer. Fotografía: Stacy Zarin Goldberg

La fotografía es sin lugar a duda el recurso más utilizado en los últimos años para decorar las paredes de nuestro baño. Aporta originalidad y sofisticación, ya sean en blanco y negro o a todo color. Las más aclamadas son las imágenes de inspiración veraniega o las fotos en blanco y negro.

Proyecto de José Arroyo

Proyecto de José Arroyo

El papel pintado es uno de los últimos elementos en formar parte de esta colección de arte para el baño. La aparición de materiales más resistentes al paso del tiempo y la humedad, ha propiciado su uso en este espacio de la casa. De esta forma, podemos crear murales artísticos con poco presupuesto, dando protagonismo a una de las paredes del baño.

Foto14

Foto: Steven Chee

La ilustración otra de las alternativas de arte que más peso está cogiendo en la última década. Es la forma de arte más accesible y da mucho juego a la hora de combinar con fotografías o arte figurativo. Las posibilidades son infinitas.

Katie Ellison

Foto: Katie Ellison

¿A qué esperas para incorporar arte en las paredes de tu baño?