Gae Aulenti es una de las arquitectas y diseñadoras más influyentes del periodo de posguerra. Ya en los años sesenta sus creaciones icónicas jugaron un papel fundamental para otorgar a Italia el dominio internacional en el campo del diseño de producto. La diseñadora italiana consiguió fama en todo el mundo con la transformación de una estación de ferrocarril de París en el Musée d'Orsay. Aunque Aulenti realizó más de 700 proyectos, es relativamente desconocida fuera de su Italia natal. El Vitra Design Museum quiere enmendar este injusto olvido con la exposición “Gae Aulenti: A creative Universe”.

 

Gare d’Orsay: de estación de ferrocarril a museo

Como decíamos, la transformación de la Gare d'Orsay en París, de estación de ferrocarril a museo entre 1980 y 1986, es uno de sus proyectos arquitectónicos más conocidos y que le dieron fama internacional. A este proyecto le siguieron varios encargos: rediseñar el interior del Centre Georges Pompidou de París (1982-85), renovar el Palazzo Grassi de Venecia (1985-1986) y reconstruir el Palau Nacional de Montjuïc de Barcelona (1985-1992), sede del MNAC. Su trabajo en la Gare d'Orsay incluía el diseño de objetos que después adaptó para su uso en el hogar, como marcos para cuadros con sus correspondientes soportes. El mobiliario de Aulenti para el Palazzo Grassi se basó en las escenografías que ella misma había diseñado para la ópera de Gioachino Rossini.

Pero la muestra va mucho más allá y explora la obra polifacética de Aulenti, que no solo abarca proyectos arquitectónicos y objetos de diseño, sino también interiores, escenografías, vestuarios y exposiciones. Vitra Schaudepot mostrará unos 35 objetos diseñados a lo largo de toda su carrera, junto con fotografías, bocetos y dibujos descriptivos, además de una presentación de diapositivas, documentales y entrevistas. Obras que muestran su inmensa versatilidad y su gran sensibilidad con objetos que llaman la atención y son inolvidables.

Sgarsul y Stringa primeros muebles
1/4

Sgarsul y Stringa primeros muebles

La exposición inicia su recorrido con los primeros diseños realizados por Aulenti para la empresa Poltronova. Se incluye su primer mueble, «Sgarsul» (1962), que se caracteriza por un uso absolutamente moderno y personal de las formas, así como la serie de muebles de jardín «Locus Solus» (1964). No podía faltar su sofá «Stringa» (1963) y muchos otros artículos que Aulenti utilizó para amueblar su casa. Asimismo, desarrolló productos para Zanotta, como una versión de «Locus Solus» en tubo de acero (1964) y una silla plegable extremadamente ligera y fácil de almacenar, la «Aprilina» (1964). De este modelo diseñó, entre 1970 y 1971, una versión más resistente que se plegaba lateralmente y llevaba un reposapiés a juego.

Lámparas Giova y Rimorchiatore
2/4

Lámparas Giova y Rimorchiatore

Los productos que creó en esa misma época para FontanaArte destacan por el uso que hacía de distintos materiales y por la perspectiva innovadora de su obra. Por ejemplo, la parte superior de la lámpara de cristal «Giova» (1964) puede servir como jarrón y la escultura «Rimorchiatore» (1967), fabricada con metal lacado, es un híbrido de lámpara, jarrón y cenicero.

Lámparas King Sun y Pipistrello
3/4

Lámparas King Sun y Pipistrello

También utilizó la lámpara «Pipistrello» (1965), uno de sus objetos más icónicos que actualmente sigue fabricando Martinelli Luce. En Buenos Aires montó techos de espejo para lograr un efecto caleidoscópico multiplicado por las lámparas «King Sun» (1967) que, al igual que muchos otros de sus objetos, fueron especialmente diseñadas para este showroom. Las grandes dimensiones de esta lámpara, que podrían sorprender a primera vista, también se reflejan en otros diseños suyos como las lámparas «Ruspa» y «Oracolo» (ambas de 1968).

Showroom Olivetti
4/4

Showroom Olivetti

Además de cristal y metal, Aulenti también trabajó con otros materiales. La mesa «Jumbo» que diseñó en 1965 para Knoll, por ejemplo, era de mármol. Este contundente objeto muestra una gran precisión constructiva y un uso arquitectónico de las formas que ya se advertía en sus primeros diseños. Aulenti ganó un gran prestigio como diseñadora de interiores con su trabajo para los showrooms del fabricante de máquinas de escribir Olivetti en París (1966-1967) y Buenos Aires (1968). En París utilizó plástico laminado y acero inoxidable para destacar el carácter vanguardista de los productos.