Hojas secas, colores cálidos, olor a tierra después de llover o el dulce aroma de castañas y dulces caseros. Existen miles de olores que nos trasladan al otoño, la estación ideal para quedarse en casa relajado después de un largo día y disfrutar de una película o de un libro acompañado de una taza de té y de un aroma que nos reconforte.

También para dar largos paseos por el bosque o parques: hace frío, pero todavía no demasiado para impedir disfrutar del olor a tierra mojada o del sonido y color de las hojas secas que empiezan a caer de los árboles.

Empiezan los meses de quedarse en casa y disfrutar del calor de la hoguera. Si queremos darle una sensación todavía más acogedora y cálida a nuestro hogar, existen gran variedad de fragancias o aromas que pueden aportar ese toque otoñal cálido y hogareño a nuestra casa. Vamos a repasarlas.

Aromas cítricos
1/5

Aromas cítricos

Los aromas de limón, pomelo, naranja o nuez moscada nos trasladan directamente al otoño. Si queremos llenar nuestro hogar de aromas cítricos, una de la mejor forma de hacerlo es mediante el cocinado. Cocinar platos a los que vengan bien los toques cítricos no solo hará que tengan un sabor mucho más intenso, sino que dejarán el aroma en todo nuestro hogar.

Así, las cáscaras de naranja o limón o la nuez moscada son las opciones perfectas para condimentar nuestros platos. Asimismo, podemos aprovechar los alimentos típicos de esta estación: calabaza, setas, castañas… que inundarán nuestra casa de sus agradables aromas.

¿No queremos usarlos en el cocinado? No hay problema: calentar a fuego lento cáscaras de naranja, manzanas, anís estrellado, hojas de laurel o lavanda o extracto de vainilla hará que estos aromas inunden nuestro hogar.

Frutas perfumadas
2/5

Frutas perfumadas

Las frutas de madera perfumadas también son otra de las alternativas ideales para aportar esas fragancias o aromas de otoño, además de actuar como elementos decorativos de nuestro hogar aportando toques de color y dando un nuevo 'look' a nuestra vivienda.

Inciensos
3/5

Inciensos

El incienso tiene gran cantidad de beneficios para nuestro bienestar y salud. Sus aromas no solo pueden relajarnos y actuar como ambientadores naturales para nuestro hogar, eliminando malos olores y aportando frescura y calidez, sino que también son beneficiosos para reducir la ansiedad y mejorar la calidad de nuestro sueño.

Velas aromáticas
4/5

Velas aromáticas

Además de aportar intimidad, luminosidad y crear ambientes especiales, las velas aromáticas también pueden contribuir a nuestra salud. Las velas con esencias cítricas, con un aroma dulce, pueden ayudarnos a bajar nuestra presión sanguínea y relajarnos. Asimismo, otras esencias como la lavanda, muy típica de otoño, puede llegar a calmar dolores como la cefalea.

Los aromas de jazmín, por su parte, ayudan a relajarse y combatir la ansiedad, además de ser muy potentes para eliminar olores desagradables.

Ambientadores y fragancias naturales
5/5

Ambientadores y fragancias naturales

Existen numerosos ambientadores y fragancias naturales que nos trasladan al otoño. Así, el olor a pino, a bosque, a cedro o a vainilla son ideales para aportar sensación de calidez y relajar nuestros sentidos.