Ya hemos comentado en anteriores ocasiones que el tamaño no importa cuando hablamos de armarios pero, la disposición, forma y estilo, sí. Por ejemplo, no es lo mismo tener un armario abierto, con toda tu ropa a la vista y puesta en barrotes en la pared o en forma DIY con una rama bonita de árbol, que un armario cerrado, de tamaño XXL y cuyos pomos, color de las puertas y baldas interiores han sido pensadas al milímetro.

La primera opción -el armario abierto- está de moda y nos encanta porque permite jugar mucho con la imaginación. Desde armarios DIY hechos con madera, baldas de pino en la pared, estantes pequeños y grandes mezclados entre sí con accesorios de mimbre y ratán... hasta colocar la ropa y los accesorios para que aporten ese aire informal y juvenil al dormitorio (y, admitámoslo, el armario abierto permite salir pitando por la mañana...). Por otro lado, el armario cerrado es más estético, tiene más variedades que la primera y puede albergar más ropa, lo que también nos ayudará a ahorrar espacio y a tener un armario en orden.

Más allá de las claves para elegir el armario ideal, te vamos a decir algunas de las ventajas y desventajas del armario abierto frente y del armario cerrado.

En armonía con el resto
1/6

En armonía con el resto

El armario cerrado, ya sea de pared o empotrado, te permite ir más acorde al resto del dormitorio en términos de decoración: puedes escoger el color de las puertas, los pomos, el material, etcétera. Una forma más fácil de crear un dormitorio en armonía y con estilo propio.

Todo a mano y sin acumular
2/6

Todo a mano y sin acumular

Los armarios abiertos tienen la gran ventaja de tener la ropa a la vista, lo que te ayudará a elegir rápidamente qué te puedes y quieres poner ese día. Además, es una forma de convertirte en una auténtica Marie Kondo: no acumularás nada que no te pongas y solo tendrás las prendas que te hagan verdaderamente feliz. En un armario cerrado cabe la posibilidad (y el riesgo) de que tus jerséis viejos y pasados de moda sigan ocupando un gran lugar indebido, ¡ojo!

La ropa se ensucia menos
3/6

La ropa se ensucia menos

Los armarios cerrados protegen más la ropa de las humedades, el polvo y los olores. Además, permiten albergar más cosas que un armario abierto: desde los zapatos, abrigos, bolsos y la ropa de otra temporada que no utilizas en ese momento.

 

Armarios abiertos DIY
4/6

Armarios abiertos DIY

Si eres amante del DIY y te gustan las ideas singulares en lo que a decoración se refiere, hay una infinidad de ideas para hacerte con un armario abierto del estilo que más te guste. Por ejemplo, haz un perchero con una rama bonita de un árbol.

Si tu casa es pequeña...
5/6

Si tu casa es pequeña...

Será más útil un armario pequeño y abierto que no ocupe demasiado espacio. Los armarios cerrados suelen ser más grandes y difíciles de mover.

Mucho orden
6/6

Mucho orden

Un armario abierto exige organización y mucho orden a la vista. De lo contrario, creará un efecto óptico de caos y revuelo que romperá el 'zen' que tu dormitorio necesita para ofrecer un buen descanso.