Ubicado a tan solo unos pasos del Paseo de la Castellana y de Plaza Castilla encontramos este piso que se caracteriza por su luminosidad y dinamismo gracias a la intervención de Espejo & Goyanes. El estudio llevó a cabo una reforma integral de la vivienda, limpiando la planta entera hasta la estructura para trabajarla como un lienzo en blanco. Se realizó una redistribución de todo el espacio para adaptarse a las necesidades del cliente y su familia. Tras la obra, se proyectó el interiorismo, mobiliario a medida y algunas piezas adquiridas en anticuarios.

La petición de los propietarios era que Cristina Espejo y Marta Goyanes hicieran realidad sus sueños. Dicho y hecho. El resultado, una vivienda familiar de la que sentirse orgullosos y donde poder reunir a amigos y familiares sin renunciar a la comodidad y a la funcionalidad del día a día con sus hijos todo ello enmarcado en un interiorismo atemporal, elegante y, a la vez, divertido y fresco.

“Queríamos una casa muy luminosa, que fusionara estética y funcionalidad, además de acentuar elementos decorativos atemporales”, comentan desde el estudio. Para lograr este efecto se ha recurrido a materiales nobles en el mobiliario principal y han abierto los espacios dando presencia a la luz natural permitiendo crear un espacio armonioso. Un diseño interior que culmina con la combinación de antigüedades, obras de arte y muebles hechos a medida.

14Joaquin Bau157954

“Tuvimos la suerte de que los clientes tuviesen mucha sensibilidad artística, por lo que pudimos divertirnos a la hora de escoger ciertas piezas de arte y buscarles el sitio perfecto para cada una de ellas”

Y es que, la creatividad es uno de los pilares fundamentales para Cristina y Marta en todos sus proyectos, los cuales tratan como un lienzo en blanco en el que van incorporando colores y formas hasta lograr que este se adapte por completo a cada cliente. Les preocupaba el buen envejecimiento del interiorismo por lo que se decantaron por un estilo atemporal con una selección de materiales naturales como piedras, maderas nobles, metales o telas naturales que se vayan adaptando al tiempo y que aportan carácter a las principales estancias.

Hall
1/5

Hall

El recibidor juega un papel importante, el suelo de madera en tono grisáceo de lama ancha contrasta con el papel pintado en tono menta con el que se han forrado todas las paredes y armarios, haciendo que queden ocultos, pero dando servicio a la familia, ya que sus interiores estaban completamente diseñados y compartimentados.

En el centro, mesa de piedra en color negro diseñada por el estudio y gran lámpara del techo Wireflow de Vibia. Las puertas correderas ofrecen la posibilidad de abrir los espacios por completo o cerrar estancias, jugando con la privacidad de la casa según las necesidades.

Salón
2/5

Salón

Con el rodapié de toda la casa, en diseño bicolor, se quiere dar un guiño joven a la vivienda, que pese a tener muy buenas calidades, debía ser fresca y atemporal. Se logra así una armonía cromática de la estancia mezclando el sofá curvo de gran tamaño de Bañon y la mesa de mármol adquirida en un anticuario en tono rosado y pata latonada. El biombo de Mestizo aporta altura y contrasta con la fibra natural de las butacas de Rue Vintage.

Cocina
3/5

Cocina

Para fomentar la luz natural se ha diseñado para esta un cerramiento de hierro y cristal en la zona de office en la que se realizaron una bancada a medida con la zona de desayunero, un recurso que facilita el día a día a toda la familia.

Dormitorio principal
4/5

Dormitorio principal

Ya en la zona privada, se busca conseguir una atmósfera íntima y acogedora por lo que se ha entelado el cabecero, enmarcado por una librería y mesillas hechas a medida.

 

Dormitorios infantiles
5/5

Dormitorios infantiles

En ambos se ha querido contar con la participación de los niños, los verdaderos protagonistas de un espacio que es por y para ellos. Así, se mezclan papeles pintados, telas y pinturas que dieran un aspecto infantil pero relajado que fuera creciendo con ellos.