La Antártida, envuelta en su rostro blanco, frío, absoluto. Un terreno de exploración interior y exterior. Es allí donde en 2012 se desplaza la artista argentina Adriana Lestido con la intención de comprender lo que la naturaleza podía decirlr sobre la inmensidad a través de la austeridad del paisaje. El resultado es 'Antártida negra', una serie de imágenes en blanco y negro que se podrá visitar hasta el 28 de octubre en Casa de América (Madrid), como parte de la Sección Oficial de PHotoESPAÑA 2020.

Según Adriana Lestido, en todo fin hay un principio. Con ese espíritu partió hacia el fin del mundo, en busca del blanco absoluto. Una expedición que se convierte en la confesión emocional de su búsqueda personal mientras visita escenarios oníricos.

Durante su estancia en el continente antártico se iba a alojar en la hermosa base Esperanza, pero por azares del destino acabó en la base argentina de isla Decepción, y ahí en una casita en la ladera de un volcán. El paisaje era gris y negro, el suelo se cubría de arena caliente y de nieve derretida; el único blanco era el de la bruma casi constante. Todo lo que esperaba Lestido de la Antártida tuvo que reformularse, y ahí comenzó un nuevo viaje: Antártida negra.

De hecho, 'Antártida negra' es una confesión emocional y creativa que provoca y conmueve. Trata de una artista y su búsqueda, mientras visita paisajes oníricos y crea un relato de viaje directo, llano y sin pretensiones. Las fumarolas humeantes, los lobos marinos, los pingüinos, los enormes huesos de ballenas, el espesor de la albufera, las caminatas interminables cuando el tiempo daba tregua y permitía salir, ver la luz –con sus extraños anocheceres y amaneceres–, contemplar las aguas donde se juntan el Atlántico y el Pacífico, fueron parte de su diario de viaje.

 

Un viaje interior y exterior al paisaje de la Antártida



Las fotografías fueron realizadas en febrero y marzo de 2012, en las islas Decepción y Media Luna (bases argentinas Decepción y Cámara), y durante el trayecto en el Buque Beagle por los mares antárticos. Adriana Lestido no busca fotografiar lo que ve, sino lo que percibe pero su ojo no llega a ver.
 

La fotografía es para ella una herramienta que le permite comprender el misterio de las relaciones humanas.

 

A partir de sus imágenes en blanco y negro, las emociones básicas son las que le dan sentido a su trabajo. Para Lestido es imprescindible saber que está haciendo algo transformador, tanto para el que observa como para sí misma, y que el espectador pueda sentir propias las imágenes que le ofrece.

ACCIONA respalda a mujeres valientes como Adriana Lestido en expediciones a la Antártida, para alzar la voz con ellas y captar un mayor compromiso con la descarbonización. La compañía lo ha hecho durante varios años apoyando el programa australiano Homeward Bound, destinado a dar visibilidad al liderazgo de las mujeres en asuntos de interés global como el desarrollo sostenible y la mitigación del cambio climático, dos de los ejes de actuación de la compañía.